Estudio de caso: Apoyo para la salud en las comunidades hispanas/latinas

Cigna Foundation colaboró y brindó apoyo para el programa ¡Viva Mi Salud! del Hispanic Services Council’s (HSO) con base en Tampa, FL, en 2019. La iniciativa aborda las desigualdades étnicas y raciales y se alinea con los ODS 3, “Salud y bienestar”, y 10 “Reducción de las desigualdades”, de la ONU.

¡Viva Mi Salud! se desarrolló para crear oportunidades para que los hispanos/latinos participen activamente en su salud y la de sus comunidades. A través de promotoras (trabajadoras de salud comunitarias), ¡Viva Mi Salud! promueve un estilo de vida saludable mediante educación sobre nutrición, clases de cocina y acceso a servicios sociales. En particular, las promotoras desempeñan un papel clave para conectar a los miembros vulnerables y marginados de la comunidad con información y recursos de salud para que puedan lograr una salud física y emocional óptima. Aunque ¡Viva Mi Salud! no está dirigido específicamente a las mujeres, ellas son una gran parte de la población que recibe servicios del programa.

El trabajo de ¡Viva Mi Salud! es importante porque está dirigido a hispanos/latinos, una población históricamente desatendida y marginada, que experimenta importantes desigualdades en salud. Aunque existen muchas causas detrás de las desigualdades en salud en esta población, algunas de las más comunes son la pobreza, el acceso inadecuado al cuidado de la salud, las desigualdades educativas, las barreras lingüísticas, los factores individuales y ambientales, y los sesgos de los profesionales médicos. Cigna se ha comprometido a eliminar estas desigualdades apoyando programas como ¡Viva Mi Salud!, e investigaciones y la promoción del tema.

Métricas del impacto en el 2019:

  • Se ha brindado servicio a 2,298 individuos en el área metropolitana de Tampa, FL con el programa ¡Viva Mi Salud!
  • 199 adultos y 16 niños participaron en clases de Cooking Matters, y casi un 70% completaron el programa.
  • Se brindó asistencia a más de 2,000 personas para que solicitaran beneficios alimentarios o del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés).
  • El apoyo a los miembros de la comunidad para solicitar la asistencia de SNAP ayudó a generar más de $260,000 en beneficios para la comunidad cada mes, o más de $3 millones a lo largo del año.
case-study-one