Planificación de la continuidad comercial de Cigna

A Cigna la impulsa una importante misión de ayudar a mejorar la salud, el bienestar y la conveniencia de aquellos a quienes servimos en las numerosas comunidades a las cuales llegamos. Para cumplir con nuestra misión, debemos estar preparados para brindar nuestros servicios y ofrecer nuestros productos prácticamente sin fallas.

El equipo de Planificación de la Continuidad Comercial (BCP, por sus siglas en inglés) de Cigna tiene la responsabilidad de desarrollar, mantener e implementar soluciones y estrategias de recuperación en caso de desastre y de continuidad comercial, lo que incluye evaluaciones de riesgo, análisis del impacto en la empresa, selección de estrategias y documentación de los procedimientos de recuperación en caso de desastre y continuidad comercial. El Programa de continuidad comercial de la compañía establece planes y procedimientos para la continuidad de las funciones comerciales y el uso de tecnología de apoyo para recuperar procesos comerciales críticos en caso de huracanes y otras disrupciones inesperadas, incluso las pandemias. Los planes se actualizan y se documentan anualmente. Las estrategias de recuperación para toda la empresa de Cigna también se prueban anualmente.

Además, las aplicaciones críticas de Cigna residen en centros de datos que están protegidos por generadores de emergencia y los datos prioritarios se replican continuamente en nuestro centro de datos secundario. Los planes de recuperación de los centros de datos de Cigna se prueban periódicamente con evaluaciones de usuarios finales de los sistemas restaurados como parte del protocolo de prueba.

Durante la pandemia de COVID-19, Cigna utilizó plenamente sus capacidades de continuidad comercial para movilizar a más de 42,000 empleados a puestos de trabajo en el hogar rápidamente y a escala global. Esto aseguró que solo los empleados cuyas tareas dependen del lugar de trabajo permanecieran en los establecimientos. A lo largo del 2020, BCP continuó monitoreando el impacto del COVID-19 en nuestro personal y los posibles eventos que podrían alterar las operaciones. Cigna tuvo éxito con el trabajo desde sus casas de la mayoría de los empleados, aun cuando algunas regiones de los Estados Unidos también sufrieron el impacto de eventos climáticos. Sabiendo que los eventos climáticos podrían presentar dificultades para nuestros empleados durante el COVID-19, con la mayor parte de nuestro personal trabajando desde sus casas, nos aseguramos de tener planes de contingencia apropiados tanto para los empleados cuyas tareas dependen del lugar de trabajo como para los empleados cuyas tareas no tienen esa dependencia. Por ejemplo, creamos, probamos e implementamos protocolos que incluyeron poblar de manera segura las oficinas en caso de emergencias como tormentas invernales, huracanes e interrupciones eléctricas regionales prolongadas.