Estudio de caso: Una receta de colaboración dentro de la compañía para mejorar la productividad y la seguridad

En el 2019, nuestros equipos de salud y seguridad y de productos vieron una oportunidad de colaborar para aumentar la seguridad y la productividad en nuestras farmacias de logística. Los equipos se reunieron, aprovechando sus respectivos conocimientos y recursos, para crear un "cortador de frascos", o una máquina de respuesta robótica (conocida internamente como las Estaciones de trabajo robótico Gen II y Gen III) que ahora se utilizan en nuestras cuatro farmacias de logística, en St. Louis, MO y Florence, NJ. Nuestras otras dos farmacias de logística están en proceso de implementar la estación de trabajo robótico. El novedoso equipo no solo prácticamente elimina los riesgos de los movimientos repetitivos, sino que también aumenta la productividad y reduce los costos.

La idea de crear una máquina de logística robótica que abra y también vacíe los frascos de pastillas que se manipulan en nuestras farmacias de logística surgió durante una Conferencia de Compromiso sobre Seguridad de la compañía. El grupo de salud y seguridad, que recibe datos sobre lesiones de los empleados semanalmente, observó una tendencia: la apertura de frascos de pastillas era sin duda el origen más importante de enfermedades ergonómicas fuera de las enfermedades ergonómicas relacionadas con la oficina en general. Esto se debía casi en su totalidad al riesgo generado por la naturaleza repetitiva de los movimientos requeridos para abrir y cerrar un frasco de pastillas y a la cantidad de frascos de pastillas que los empleados abrían y vaciaban diariamente. La frecuencia de este proceso se debe al hecho de que las tabletas habitualmente llegan a nuestras farmacias de logística en frascos de 90 o menos y estos deben ser vaciados para abastecer las órdenes de trabajo que habitualmente solicitan entre mil y dos mil tabletas de medicamentos. Para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, nuestros empleados abrían entre 35,000 y 50,000 frascos diarios en cada una de nuestras cuatro farmacias de logística. Nuestros equipos de salud y seguridad y de productos se dieron cuenta de que era insostenible que nuestros empleados continuaran abriendo y vaciando frascos en ese volumen, y también vieron una oportunidad de avanzar en otros problemas y encontrarles una solución, como la productividad y el costo. Los equipos también se dieron cuenta al comienzo de sus análisis que la automatización iba a ser una parte importante de una eventual solución.

La máquina cortadora de frascos que concibió nuestro equipo de productos ha reducido el riesgo de enfermedades ergonómicas asociadas con la apertura y el vaciado de frascos de pastillas que son consecuencia de los movimientos repetitivos en un 100% en los lugares donde se utiliza. Lo hace automatizando las siguientes cuatro tareas asociadas con movimientos repetitivos en la apertura y el vaciado de frascos de píldoras:

  1. Retirar la tapa
  2. Retirar el sello
  3. Retirar el algodón/materiales de embalaje
  4. Sacudir el frasco

Nos hemos comprometido a continuar facilitando colaboraciones interfuncionales como esta, que tienen el potencial de dar como resultado productos como el cortador de frascos. Este producto, ante todo, aumenta la seguridad de nuestros empleados, permitiéndoles hacer su importante trabajo.

Lab machine sorting samples