Artículo | Junio de 2020

Una firme convicción

Ninguna persona debería recibir un tratamiento injusto nunca por ser quién es, sus creencias o su apariencia.

Como un equipo de liderazgo (pero sobre todo, como seres humanos), no queríamos dejar de solidarizarnos con los dolorosos eventos recientes, que han afligido a personas y comunidades de todos los Estados Unidos. Estamos conmocionados con la indescriptible tragedia de la muerte de George Floyd en Minneapolis y consternados por las incomprensibles acciones que le siguieron.

Lamentablemente, estos eventos tienen precedentes tanto históricos como recientes. Como sociedad, muchas veces ofrecemos expresiones de compasión y condolencias a quienes se ven afectados más directamente, y nos esforzamos por identificar maneras de evitar que estas tragedias sin sentido se repitan.

En este momento, el diálogo nacional en los Estados Unidos se centra en Minneapolis, pero estos eventos nos impactan a todos porque sacuden las nociones fundamentales y primordiales que valoramos profundamente: que ninguna persona de nuestro país debe recibir un trato injusto simplemente por su origen, sus creencias o su apariencia. Cuando se vulneran estos principios básicos, a todos nos invade una sensación de pérdida y tristeza por nosotros mismos, nuestros hijos y nuestro país.

Nos encantaría tener más respuestas para ofrecer, pero, lamentablemente, no las tenemos. Lo que tenemos es la firme convicción (como líderes, padres, vecinos y seres humanos) de que debemos dar el ejemplo correcto. Una firme convicción en la diversidad, la inclusión, la solidaridad y la empatía que tanto valoramos como comunidad de Cigna. Como líderes de esta comunidad, creemos que los actos de intolerancia no solo son inaceptables, sino que también son la antítesis de todos los valores que defendemos en nuestra calidad de organización global responsable y líder en servicios de salud, comprometidos con mejorar la salud, el bienestar y la conveniencia de aquellos a quienes servimos.

Como un equipo de liderazgo, estamos juntos, reafirmando el compromiso de Cigna con nuestros valores centrales y todo lo que estos implican. Nuestro compromiso también consiste en asegurar que nuestra propia comunidad de Cigna continúe avanzando en una cultura inclusiva que sea fuertemente diversa, que promueva la igualdad y que valore y celebre nuestras diferencias únicas.

Como un equipo de Cigna, tenemos la oportunidad de seguir dando el ejemplo correcto: en cómo servimos a nuestras comunidades y en las interacciones mutuas. Ser comprensivos y empáticos. Reconocer el dolor con el que están viviendo muchas personas. Tomar la iniciativa para preguntarle a un colega: “¿cómo estás?”. Simplemente, escuchar e intentar comprender.

Y recuerda que si tú o alguien que conoces necesita ayuda emocional, no están solos. Nos tenemos los unos a los otros y Cigna tiene muchos recursos para ofrecerte apoyo.

Estamos agradecidos por el trabajo que realizas y por los valores que representas todos los días.

we-stand-together-1-16x9-lg.jpg