Un corazón resiliente es un corazón saludable

Artículo | Febrero de 2021

Mes del corazón en los EE. UU.: Un corazón resiliente es un corazón saludable

Las personas que logran recuperarse verifican su riesgo de enfermedad cardíaca frecuentemente

Resiliencia desde el corazón

Las personas con niveles más altos de resiliencia personal, nuestra capacidad de recuperarnos rápidamente de las dificultades, también son más proactivas con la salud de su corazón. Según una encuesta reciente de Cigna-Ipsos, las personas que son más resilientes también tienen más probabilidades de hacerse un examen físico anual y verificar sus niveles de presión arterial y colesterol; lo que les ayuda a tener mayor control sobre el riesgo de enfermedad cardíaca.1

  • El 67% de las personas más resilientes informan haber visto a un doctor para un examen médico en los últimos doce meses, en comparación con un 54% de las personas menos resilientes.
  • El 20% de las personas del grupo menos resiliente informan haber tenido su último chequeo médico hace tres años o más o que no saben cuándo se hicieron el último examen, en comparación con el 8% del grupo más resiliente. 
  • El 79% de las personas del grupo más resiliente informan que evaluaron su presión arterial con un profesional del cuidado de la salud en el transcurso del último año, en comparación con el 61% de las personas del grupo menos resiliente.  
  • El 62% de las personas más resilientes informan que se han hecho análisis de sangre para un control del nivel de colesterol en el transcurso del último año, en comparación con el 44% de las personas menos resilientes.             

Reducir el riesgo en tiempos difíciles

Mientras el país continúa haciendo frente a la actual crisis del COVID-19, desarrollar la resiliencia interna se vuelve especialmente importante durante el Mes del corazón en los EE. UU. Sin la capacidad de sobrellevar las dificultades, es más probable que las personas experimenten estrés, ansiedad y depresión, lo que puede provocar un aumento en la frecuencia cardíaca y la presión arterial, una reducción del flujo de sangre al corazón y un incremento del cortisol. Cualquiera de estos efectos puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.2 

¿Deseas conocer tus niveles de resiliencia?

Un nuevo cuestionario está disponible en CignaResilience.com para ayudar a las personas a medir qué tan resilientes son actualmente, y ofrece consejos para ayudar a desarrollar resiliencia en el futuro. 

Cómo pueden ayudar los empleadores

Para ayudar a mejorar la salud del corazón, así como el bienestar general, hay varias maneras en que los empleadores pueden ayudar a fortalecer la resiliencia de la fuerza laboral ofreciendo una variedad de recursos de apoyo que sean significativos para su población de empleados diversa. Para más información, visita CignaResilience.com. 

american-heart-month-1-16x9-lg

[1] Resultados de una encuesta de Ipsos realizada del 8 al 11 de enero del 2021, en nombre de Cigna. Para la encuesta, se entrevistó una muestra de 2,010 adultos mayores de 18 años del área continental de los EE. UU., Alaska y Hawaii, en inglés. La encuesta tiene un intervalo de credibilidad de más o menos 2.5 puntos porcentuales para todos los que respondieron. La resiliencia fue determinada por la Medición de resiliencia en adultos (ARM-R) del Resilience Research Centre (menor resiliencia: puntuación 7-24, más resiliencia: puntuación 25-35).

[2] The Centers of Disease Control and Prevention. Heart Disease and Mental Health Disorders; 6 de mayo del 2020. https://www.cdc.gov/heartdisease/mentalhealth.htm.