Artículo | Mayo de 2021

Preguntas y respuestas: Desigualdades de género en salud mental

Dos expertos de Cigna, el Dr. Stuart Lustig y Susan Stith, analizan la salud mental de las mujeres y cómo todos podemos beneficiarnos al desarrollar nuestras habilidades de resiliencia

Hay muchos factores estructurales que afectan a las desigualdades de género en salud mental: educación, alfabetismo, pobreza y roles de género. Todos han aumentado por la pandemia. De la propia investigación de Cigna, sabemos que las mujeres, específicamente las madres, están luchando por su salud mental y física.

Para aumentar la conciencia con respecto a la salud mental y el impacto del COVID-19 en la igualdad de género, en este Mes de la Conciencia sobre Salud Mental, Susan Stith, vicepresidenta de diversidad, igualdad, inclusión, asuntos sociales y Cigna Foundation, y el Dr. Stuart Lustig, director médico sénior de salud del comportamiento, hablaron en la conferencia virtual sobre autocuidado, salud y bienestar de Diversity Woman (en inglés). Estos son los aspectos destacados de la conversación.

¿Por qué desarrollar resiliencia es una destreza tan fundamental hoy?

“Nos encontramos en un momento histórico”, dijo Stith. "Desde la triple, sí, dije triple amenaza de la pandemia de COVID-19, el racismo sistémico y la tensión social generalizada, hasta la incertidumbre económica y política, es un momento diferente a cualquier otro. Tenemos que crear momentos de resiliencia personal, para que podamos sobrellevar mejor los altibajos cotidianos y conservar el sentido de propósito y pertenencia en nuestras vidas".

"Nos enfrentamos a una crisis de salud mental exagerada por la pandemia, y el enfoque reciente de Cigna en la resiliencia nos ayuda a entender mejor qué está en juego, y cómo ayudarnos mejor a nosotros mismos y a los demás", dijo el Dr. Lustig. “La resiliencia, nuestra habilidad para resistir y recuperarnos rápidamente ante las dificultades, está en riesgo para tres de cada cinco estadounidenses. Nuestra investigación ha determinado que esto se traduce en un deterioro de la salud física y mental, mayor nivel de estrés y ansiedad, reducción del sentimiento de autoestima y muchos otros desafíos que se suman a las cargas del trabajo o el hogar. Esto tiene un peso desproporcionado en la salud mental de las mujeres".

Equilibrar la vida laboral y familiar ha sido un desafío para muchos durante la pandemia. ¿Qué impacto tiene esto en la salud mental?

"Las mujeres son más vulnerables al COVID-19 y a sus efectos económicos. Han perdido más el trabajo que los hombres, probablemente porque trabajan en sectores de la economía que se han visto más afectados", explicó el Dr. Lusting. "Pensamos en algunas de las industrias obvias que se han visto afectadas: hospitalidad y alimentaria, por ejemplo. También es importante darse cuenta de que históricamente las mujeres han estado haciendo más trabajo no remunerado en el mundo, ya sea cuidando niños, del hogar o, en este momento, ayudando a los niños a completar sus tareas escolares. Eso se ha acentuado drásticamente debido al COVID-19”.

“El Índice de Resiliencia de Cigna (en inglés) determinó que, en comparación con los padres de todo el país, es menos probable que las madres tengan una alta resiliencia, se sientan apoyadas por amigos, sientan que pertenecen a su comunidad o se sientan positivas sobre la calidad de sus relaciones personales. Además, nuestra investigación determinó que las madres que trabajan están luchando particularmente con estos factores de estrés: las madres que trabajan a tiempo completo tienen significativamente menos probabilidades de tener una alta resiliencia".

¿Cómo se relaciona el mantenerse conectado con otros con el autocuidado y la resiliencia? 

"Cuando pensamos en la resiliencia personal, es importante ayudarnos a nosotros mismos y a los demás a analizar qué recursos necesitamos. Un hallazgo impactante que surge de nuestra investigación es la necesidad de fomentar la comunidad", dijo el Dr. Lustig. "Quienes encuentran vínculos significativos con los demás, se rodean de un sistema de apoyo en el hogar o en el trabajo y buscan entornos donde puedan sentirse 100% auténticos y fieles a sí mismos, reportan niveles más altos de resiliencia".

gender-disparities-in-mental-health-1-16x9-lg

¿Cuáles son algunas estrategias para desarrollar y mejorar la resiliencia y la salud mental?

"La buena noticia es que la resiliencia no es un atributo estático. Funciona como un músculo que puede fortalecerse y desarrollarse con el tiempo. Hay maneras sencillas de desarrollar las herramientas para mejorar las relaciones personales, apoyarse mutuamente y enfrentar obstáculos de manera pragmática, productiva y positiva. Las personas pueden visitar Cignaresilience.com para identificar su nivel de resiliencia y aprender estrategias sencillas para incorporar a la rutina”, dijo el Dr. Lustig.

En términos más generales, ¿qué está haciendo Cigna para abordar la crisis de salud mental?

Cigna tiene el compromiso de ayudar a desarrollar la resiliencia en las comunidades en las que servimos mediante el avance continuo de nuestros servicios para apoyar las necesidades de salud mental", dijo el Dr. Lustig. "Brindar la atención adecuada en el momento adecuado es la base de nuestro trabajo".

Para nuestros clientes, triplicamos la red de cuidado de la salud del comportamiento durante el COVID-19 a más de 59,000 proveedores de cuidado de la salud virtual, convirtiéndola en la red más grande del país. Contamos con Centers of Excellence especializados en trastornos por uso de sustancias y salud mental, y una línea de crisis 24/7, los 365 días del año, que cuenta con profesionales de salud del comportamiento, para respaldar a los clientes.

Además, estamos fuertemente comprometidos con valorar y celebrar la diversidad e inclusión, y ofrecer recursos para ayudar a las personas y las comunidades en estos tiempos sin precedentes. Visita Cigna.com/BetterTogether para conocer estrategias para mantener el bienestar y lograr una mejor comprensión de las diferencias.

grow-diagram-1-16x9