Artículo | Octubre de 2020

Cigna inaugura la atención virtual para embarazadas en Connecticut

El servicio basado en una aplicación móvil, está disponible mediante la colaboración con Wildflower Health y Women’s Health CT

La atención virtual ha existido durante más de una década, pero muchos pacientes se resistían a utilizarla hasta que la pandemia de COVID-19 hizo que visitar el consultorio del médico fuera riesgoso. Ahora que los pacientes han visto lo conveniente y asequible que puede ser la atención virtual, es probable que continúen utilizándola. Además del cuidado médico, la atención virtual también está disponible para la salud del comportamiento e incluso para el cuidado dental. 

Cigna ahora está colaborando con Wildflower Health™ (Wildflower) y Women’s Health CT (WHCT) para ofrecer atención virtual y monitoreo remoto a las mujeres embarazadas en Connecticut. El servicio, basado en una aplicación móvil, está disponible para mujeres con embarazos de alto riesgo que están inscritas en el programa Healthy Pregnancies Healthy Babies® de Cigna. Un embarazo de alto riesgo podría incluir diversos factores, como presión arterial alta o diabetes durante el embarazo, depresión, anomalías en la placenta o en el feto, parto prematuro previo o gestación múltiple (mellizos, trillizos). 

Como parte del servicio, las madres recibirán un medidor de presión arterial con Bluetooth, un doppler fetal (para escuchar los latidos del corazón del bebé) y otros equipos, además de la aplicación móvil, lo que permitirá que los médicos evalúen a la madre y al niño de forma remota y determinen si es necesaria alguna intervención. 

“La idea es ayudar a simplificar y hacer más conveniente el cuidado de maternidad para nuestras clientes”, dijo el Dr. Jeffrey Langsam, ejecutivo médico de Cigna en Connecticut. “Y, con monitoreos más frecuentes, esperamos reducir las complicaciones”. 

Leah Sparks, fundadora y directora ejecutiva de Wildflower, colaborador tecnológico de Cigna en esta iniciativa, considera que la atención virtual de las mujeres embarazadas es un paso importante que promueve el cuidado basado en el valor a través de la colaboración. “Este programa utiliza la tecnología y los datos de manera inteligente para aportar información a la toma de decisiones, identificar los riesgos y establecer una sólida conexión entre las pacientes con el apoyo adecuado en el momento adecuado”, dijo Sparks.

Utilizar la tecnología de esta manera mejora la calidad y la continuidad del cuidado, según el Dr. Matthew Saidel, director médico de Women’s Health Connecticut y Women’s Health USA. “Ahora podemos conectarnos con las madres durante todo el embarazo, y ellas también cuentan con un recurso para obtener información cuidadosamente seleccionada por su proveedor, y no por casualidad en Internet”, dijo el Dr. Saidel.

El Dr. Langsam de Cigna señaló que la atención virtual y el monitoreo remoto también pueden conducir a costos médicos más bajos. “Si podemos mantener saludables a la madre y al bebé, y reducir las visitas a la sala de emergencias, las hospitalizaciones y las admisiones a la unidad de cuidados intensivos neonatales, eso puede ayudar a reducir el costo del cuidado para la familia. Madres más saludables, bebés más saludables, menores costos de atención, mayor conveniencia: un conjunto de resultados positivos”.

virtual-maternity-care-in-ct-1-16x9-lg