Evaluación del ADHD: expectativas

Artículo | Marzo de 2018

Evaluación del ADHD: expectativas

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) es uno de los trastornos de la niñez más comunes. Alrededor del 10% de todos los niños en edad escolar podrían estar afectados.1

Los niños con ADHD tienen problemas para controlar su comportamiento. Pueden tener dificultades en la escuela y en situaciones sociales, y a menudo no logran alcanzar todo su potencial académico. Los niños con ADHD se distraen fácilmente. Pueden tener dificultades para prestar atención y seguir instrucciones. También es posible que sean demasiado activos o que tengan poco autocontrol.

¿Cómo se diagnostica?

Una evaluación de ADHD requiere información de varias personas. El principal proveedor de cuidado de la salud de tu hijo recopilará esta información. La usarán para formar una "imagen" de tu hijo. Esto les permite diagnosticar y crear un plan de tratamiento.

¿Quién debería evaluar a mi niño?

Un proveedor de cuidado de la salud con experiencia debe realizar la evaluación del ADHD. La mejor opción es un psiquiatra, pediatra, proveedor de cuidado primario, psicólogo o terapeuta. Tu elección debería depender de factores como:

  • Los síntomas de tu niño
  • La complejidad de los síntomas
  • La necesidad de medicamentos

La siguiente tabla muestra las diferencias entre cada tipo de profesional.

Tipo de profesional

¿Puede evaluar y diagnosticar?

¿Puede recetar?

Psiquiatra

Pediatra

Proveedor de cuidado primario

Psicólogo

A veces

Terapeuta

No

Si tu niño tiene 5 años o menos, los medicamentos pueden no ser la opción correcta.2 Es mejor que un pediatra del desarrollo o un psiquiatra pediátrico evalúe a un niño pequeño. Es posible que deseen probar intervenciones de comportamiento antes que otros tratamientos.

¿Qué es una evaluación diagnóstica?

Una evaluación completa de ADHD incluye lo siguiente:

Recopilar información. La información sobre tu hijo se recopilará de personas clave. Esto incluye maestros, consejeros escolares, proveedores de servicios de guardería, proveedores de cuidado de la salud, familia y amigos. Esta información se comparará con los criterios del ADHD. También se usará para descartar otras condiciones, como por ejemplo:

  • Depresión infantil y trastorno por estrés postraumático
  • Trastorno negativista desafiante (ODD, por sus siglas en inglés)
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas de audición y visión
  • Comportamientos apropiados para la edad del niño
  • Entornos pobres de aprendizaje, lo que puede incluir:
    • Nivel incompatible de tareas escolares e inteligencia
    • Estilo de aprendizaje incompatible con el enfoque de enseñanza en el salón
    • Demasiados estudiantes en el mismo salón
    • Demasiados estudiantes en el salón que requieren atención
  • Enfermedades médicas, tales como ataques de epilepsia leves o infecciones del oído medio

Estudios diagnósticos. Si se necesita más información, pueden usarse otras evaluaciones o estudios. Estos pueden incluir:

  • Estudios neuropsicológicos o psicológicos
  • Estudios de habilidades académicas, inteligencia y aprendizaje
  • Estudios de audición y visión

Los proveedores de cuidado de la salud usan toda esta información. Esto los ayuda a decidir el diagnóstico. Luego, se desarrolla un plan de tratamiento para tu hijo. La familia puede participar en el tratamiento del comportamiento, lo cual podría ser un enfoque efectivo. Los formularios de evaluación pueden usarse para medir los síntomas base y así observar el progreso mientras el tratamiento continúa.

Grandfather and Granddaughter Laughing on Couch

1 Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD)

2 Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC); Behavior Therapy First for Young Children with ADHD

Fuente adicional: National Institute of Health (2016) Attention Deficit Hyperactivity Disorder.

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.