The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cambiar a una dieta saludable

Artículo | Marzo de 2018

Adquiere hábitos alimenticios saludables

¿Estás listo para comenzar una dieta más saludable? Mejorar los hábitos alimenticios puede ayudarte a funcionar, sentirte y verte mejor. No hay soluciones rápidas, necesitarás motivación, voluntad y trabajo. Pero recuerda que tú controlas lo que comes. Comienza despacio, los cambios pequeños se van sumando y son más fáciles de mantener a largo plazo.

¿Estás listo? Descubramos qué comer y qué limitar

En la variedad está el gusto

Comer sano implica variedad. Intenta consumir una gran variedad de alimentos todos los días, como frutas, vegetales, pan de grano entero y cereales, pescado, carnes magras, productos lácteos bajos en grasas, nueces, semillas, frijoles y guisantes. Hazlo simple: come un poco de proteína, dos frutas y una ensalada todos los días. Que la ensalada tenga muchos colores: prueba con zanahoria, apio, lechuga, pimiento morrón, cebolla, repollo y remolacha. Y no agregues muchos aderezos, una cucharada debería ser suficiente si mezclas bien.

¿Qué hay de las grasas y la sal?

Reduce el consumo de grasas, grasas saturadas y colesterol. Esto incluye la grasa de las carnes, huevos, mantequilla, crema y grasas alimentarias. También reduce el consumo de sal: trata de cocinar con menos sal, evita las meriendas saladas y usa condimentos o hierbas bajos en sal para darle sabor a los alimentos.

Satisface tu apetito por lo dulce

¿Te gusta lo dulce? Puedes controlar los antojos de azúcar con alternativas saludables. Intenta consumir azúcares naturales, como pasas, manzanas, plátanos, peras o melones. Está bien disfrutar de un postre de vez en cuando, pero trata de reemplazar dulces y galletas por meriendas más saludables.

¿Lo más importante?

Esto es lo esencial para una alimentación saludable:

  • Varía tus elecciones de alimentos
  • Limita el consumo de grasas y sal
  • Reduce el consumo de azúcares.

Cuando vayas a comer, elige alimentos que le den energía a tu cuerpo. Reemplazar las calorías vacías con alimentos nutritivos te ayudará a sentirte, verte y funcionar mejor. ¡Puedes hacerlo!

Friends talking and eating lunch at gym

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.