The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cuidando a un adulto mayor

Artículo | Marzo de 2018

Cuidando a un adulto mayor

Ser un cuidador

Cuidar a un adulto mayor en tu familia es una gran responsabilidad. Ayuda saber que no estás solo. Millones de americanos brindan ayuda de alguna manera a los adultos mayores. ¿Cómo puedes ayudar a alguien y al mismo tiempo a ti? Te damos algunos consejos.

Evita el aislamiento

El aislamiento es uno de los problemas más grandes de los cuidadores. Es realmente difícil si el adulto mayor de tu familia está muy enfermo. Intenta salir y descansar un rato. ¿Puede algún otro familiar ayudarte a cuidarlo? ¿O puedes pagar a un profesional de cuidado de la salud para que te ayude? Necesitas tiempo para recargarte. Tendrás más energía para sobrellevar la situación después de ir de compras o al cine.

Mantente seguro

Es muy fácil quedarse en el papel de cuidador. Entonces podrías preguntarte por qué nadie más se ofrece a ayudar. Aprende a pedir ayuda. No digas "me gustaría que alguien más lleve a mamá al médico". Sé directo y di "mamá necesita que alguien la lleve al médico el jueves a la 1:00. Te agradecería que la llevaras".

Únete a otros

Los grupos de apoyo para el cuidador pueden ser una gran fuente de respaldo y consejos. Pregúntale a tu médico, hospital local o departamento de salud pública sobre estos grupos. Recibirás el respaldo de otras personas que entienden por lo que estás pasando. Podrás compartir experiencias y resolver problemas.

Pregunta sobre programas de asistencia diaria

Algunas comunidades cuentan con programas de asistencia diaria para adultos mayores. Muchos programas ofrecen transportes también. A tu familiar le podría gustar salir un poco de casa y socializar. Y tú puedes tomar un descanso durante el día.

Evita el agotamiento

Puede que sientas que tienes que hacerlo todo. Pero cuidar a un adulto mayor puede debilitarte. Podrías no darte cuenta de lo cansado que estás. El estrés generado de esa situación es realmente muy incómodo para todos. Trata de hablar con otras personas fuera de casa en forma regular. Y no dudes en pedir consejo si te sientes agotado. Algunas veces un pequeño cambio en tu rutina puede hacer la diferencia.

Behavioral Health Providers

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.