Cómo afrontar un desastre

Artículo | Agosto de 2016

Cómo salir adelante después de un desastre

Estrés y cuidado personal

Experimentar un desastre es una situación realmente estresante. Cada persona reacciona de forma diferente. Las respuestas a un evento estresante dependen de factores como:

  • Qué tan cerca física o psicológicamente estuviste del evento
  • Tu grado de responsabilidad durante el evento
  • Tu situación actual de vida
  • Tu experiencia pasada con crisis personales
  • La cantidad de apoyo que recibes de amigos, familiares y compañeros de trabajo

Un evento estresante puede afectar la manera en que piensas, actúas y sientes. Tiene impacto en el aspecto físico y emocional. Podrías experimentar alguna de las siguientes reacciones:

Físicas

Pensamientos

Emocional

Náuseas o molestias estomacales

Pensamientos e imágenes del evento

Ansiedad, miedo y preocupación

Cambios en el apetito

Pensamientos que provocan miedo

Tristeza o desánimo

Dolor de cabeza o dolores musculares

Problemas de concentración

Sentimientos de desesperación o pesimismo

Problemas para dormir

Sueños perturbadores

Enojo o irritabilidad

Fatiga

Desorientación o mareos

Entumecimiento

Puedes sentirte incómodo con tu reacción. O puedes preocuparte por no manejar la situación de una mejor manera. Recuerda que son reacciones normales a un evento inusual.

Estas reacciones son generalmente temporarias y desaparecen a las pocas semanas. Podrían pasar más rápido o fácilmente si te cuidas bien. Cuidado personal quiere decir que elijas actuar en formas saludables y no solo reaccionar. A continuación, algunas formas de cuidarse:

Estrategias de cuidado personal: emocional

  • Concéntrate en cosas que puedes controlar y olvida el resto.
  • Acércate a tus seres queridos y pasa tiempo con ellos y con otras personas que te apoyen y se preocupen por ti.
  • Habla sobre lo ocurrido y comparte tus sentimientos. Reconoce que puedes estar enfrentando muchas formas de pérdida. Podrías estar llorando por la pérdida de expectativas para el futuro o de tu seguridad. Escribe sobre tus pensamientos y sentimientos. Algunas personas encuentran ayuda en actividades creativas como la música o pintura.
  • Recuerda que el duelo no sigue un orden. Quizás te sientas fuerte y capaz un día, y al otro día afectado. Ten paciencia a medida que progresas.
  • A veces esa ira puede cubrir emociones ocultas más profundas. Lo que aparenta ser ira puede ser miedo, dolor o impotencia.
  • Ten cuidado de no descargar tu dolor y enojo con otras personas. Esto hará que sea más difícil para ellos ayudarte y pueden desarrollar sentimientos negativos hacia ti.
  • Tu vida espiritual puede ser un recurso adicional.

Estrategias de cuidado personal: pensamiento

  • Consigue datos sobre lo ocurrido en una fuente confiable y objetiva. No confíes en rumores o suposiciones.
  • Elige actividades en las que puedas involucrar tu mente y tu cuerpo. Concéntrate en el presente y establece metas a corto plazo.
  • Recuerda los desafíos que superaste en el pasado. Piensa en tus fortalezas y capacidades que te ayudaron a sobrevivir y avanzar.
  • Baja tu nivel de expectativas sobre lo que puedes cumplir. Mantén tus expectativas dentro de la realidad.
  • Dale a tu mente un descanso. Trata de no pensar en lo ocurrido y en lo que podría pasar. Concéntrate en los aspectos positivos de tu vida y las cosas que te hacen sentir agradecido.

Estrategias de cuidado personal: físico

  • Duerme lo suficiente. Acuéstate y despiértate en horarios regulares.
  • Come comidas bien balanceadas en horarios regulares.
  • Mantente alejado de sustancias que alteran el estado de ánimo, como el alcohol o las drogas.
  • Haz ejercicios todos los días para controlar el estrés.
  • Dedica todos los días un tiempo a hacer algo relajante, como respiración profunda, meditación, relajación progresiva o alguna actividad que te resulte placentera.

Grandmother Hugs

Para más información, recursos y apoyo, comunícate con el Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés).

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que encontrarás en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.