The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cómo manejar la depresión posparto

Artículo | Marzo de 2018

¿Es tristeza o depresión posparto?

Entender cómo cada uno de ellos puede afectar a las madres primerizas

Es normal que experimentes distintas emociones cuando ha nacido tu bebé. Algunas madres se sienten alegres desde el primer día. Otras pasan de la ansiedad a la felicidad. Es posible que te sientas agobiada e insegura. Hablemos sobre la tristeza posparto que sufren algunas madres. Pueden durar unos pocos días o hasta 2 semanas.1 Posteriormente, analizaremos los síntomas de la depresión posparto, que es más grave y dura más tiempo.

Depresión posparto

La depresión posparto es una experiencia habitual entre las madres que acaban de dar a luz. La alteración hormonal, el cansancio y las nuevas responsabilidades pueden confundirte. Probablemente experimentes algunos de estos sentimientos:

  • Imposibilidad de relacionarte con el bebé: te puede costar relacionarte con el bebé y sentirte cómoda como nueva mamá. Hay muchas otras personas involucradas (enfermeras, médicos, familiares). Parece como si el bebé le pertenece al hospital y no a ti.
  • Sentimientos de pérdida: apenas das a luz, puedes sentir que una etapa de tu vida ha finalizado. Es probable que sientas que ya no eres la misma y que has perdido tu libertad e independencia.
  • Fantasía versus realidad: tu bebé podría ser muy distinto al que imaginaste cuando estabas embarazada. La fantasía terminó y eso puede ser doloroso.
  • Adaptación a la maternidad: probablemente, ser madre no es lo que habías imaginado. Es posible que te sientas una persona diferente, con nuevas responsabilidades.
  • Emociones confusas: puede ocurrir que te encuentres rompiendo en llanto en un momento que creías que iba a ser alegre.
  • Cambios hormonales: tu cuerpo está desbordado de hormonas. Posiblemente también estés cansada y sientas dolor físico.
  • Problemas hospitalarios o con el parto: Si tu parto no salió como lo esperabas, es posible que estés triste. Además, los problemas relacionados con tu hospitalización pueden ser traumáticos.

Depresión posparto

Si tus sentimientos de tristeza o ansiedad persisten, es probable que estés sufriendo una depresión posparto.

Los síntomas incluyen lo siguiente:

  • Pereza, cansancio, agotamiento
  • Tristeza
  • Desesperanza
  • Trastornos del sueño o del apetito
  • Confusión o falta de concentración
  • Pérdida de memoria
  • Excesiva preocupación por el bebé
  • Llanto incontrolable o irritabilidad
  • Falta de interés en el bebé
  • Miedo a hacerte daño a ti o al bebé
  • Altas y bajas emocionales
  • Falta de interés en el sexo
  • Falta de interés en tu apariencia

Buscar ayuda

La realidad de tu nueva función en la vida puede ser agotadora. Es importante que te tomes el tiempo y el espacio necesario para adaptarte. Al menos una de cada diez madres sufren depresión posparto.2

Los síntomas de la depresión posparto pueden aparecer poco después del nacimiento o hasta un año después. Si padeces uno de los síntomas, consulta a tu médico. Las mujeres con depresión posparto pueden buscar ayuda en grupos de apoyo, programas de atención domiciliaria o medicamentos. No es necesario ni recomendable luchar sola contra esos sentimientos. Está bien pedir ayuda.

coping-with-the-baby-blues-1-16x9-lg

1Mayo Clinic, Depresión posparto

2Illinois Department of Public Health, Datos sobre la depresión posparto

National Institute of Mental Health, Postpartum Depression Facts

 

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.