La depresión según envejecemos

Artículo | Marzo de 2018

La depresión según envejecemos

Cómo reconocerla y superarla

La depresión no es parte normal del envejecimiento, pero es un problema frecuente. La depresión en las personas mayores con frecuencia se pasa por alto o no se detecta. Se culpa a los desafíos físicos, sociales y económicos de la vejez. Pero si la depresión no se trata, puede deteriorar la calidad de vida e incluso llevar al suicidio.

Causas de la depresión

La depresión tiene muchas causas; algunas de las más comunes en los adultos mayores son las siguientes:

  • Cambios en la vida
  • Pérdida de un ser querido
  • Factores genéticos
  • Efecto secundario de la hipertensión arterial y los medicamentos para la artritis
  • Efecto secundario de combinar ciertos medicamentos
  • Problemas de tiroides
  • Derrame cerebral
  • Artritis

Señales de advertencia de la depresión

Estate alerta a estas señales de advertencia:

  • Irritabilidad
  • Llanto excesivo
  • Molestias y dolores que no responden al tratamiento
  • Problemas para dormir
  • Problemas alimenticios (pérdida del apetito, aumento o pérdida de peso)
  • Dificultades para pensar, recordar o tomar decisiones
  • Sentimientos de desesperación o pesimismo
  • Pensamientos sobre la muerte
  • Intentos de suicidio
  • Tristeza que perdura, ansiedad o sentirse "vacío"
  • Pérdida del interés o placer en actividades comunes, incluso el sexo

Las personas mayores y el suicidio

El índice de suicidios en los adultos mayores es superior al de cualquier otro grupo de edad.1 El suicidio no suele deberse a un solo evento. Las personas suicidas a menudo muestran señales de advertencia. Podrían haber experimentado una pérdida reciente o que esté próxima a suceder. Podrían preocuparse sobre la muerte o tomar riesgos. Algunas pueden regalar pertenencias de valor o comprar un arma.

Si tú o alguien que conoces está pensando en el suicidio, obtén ayuda de inmediato. Y nunca desafíes a alguien a que lleve a cabo una amenaza suicida.

Cómo recibir ayuda

La depresión no desaparecerá por sí sola, pero es un trastorno que puede tratarse. Los tratamientos pueden incluir medicamentos, asesoramiento, cambios alimenticios y ejercicio. Consulta a tu médico para conocer más acerca del tratamiento y obtener un referido para consejería. Con frecuencia, los centros de salud mental comunitarios proporcionan tratamiento a un costo accesible.

Formas en que puedes ayudarte

Toma los pasos para ayudarte a sentirte mejor:

  • Habla sobre tus sentimientos con familiares y amigos que te apoyen
  • Participa en una actividad que disfrutes
  • Evita aislarte
  • Mantén tu rutina diaria
  • Haz ejercicio regularmente
  • Come una dieta balanceada
  • Evita beber alcohol
Three senior women exercising together

1 Centers for Disease Control and Prevention, Fatal Injury Reports, National, Regional and State 1981 - 2016

American Journal of Preventive Medicine, Older Suicide Decedents: Intent Disclosure, Mental and Physical Health, and Suicide Means

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.