The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

Artículo | Marzo de 2018

Depresión en los niños

Conoce las señales de advertencia y ayuda a tu niño a superarlas

La depresión puede parecer un problema de adultos. Pero los niños y adolescentes también pueden luchar con la depresión. La buena noticia es que puede tratarse con éxito. Aprende a detectar los síntomas, encontrar las causas y recibir ayuda para tu niño.

Conoce las señales de advertencia

Muchas de las señales de la depresión también pueden ser comportamientos normales en los niños y adolescentes, pero si tu niño tiene cualquiera de estos síntomas por más de algunas semanas, habla con su médico. Las señales de la depresión pueden incluir:

  • Sentimientos de tristeza, ansiedad o desesperación
  • Falta de interés o placer por las actividades habituales o pasatiempos
  • Aumento o disminución repentinos del apetito
  • Insomnio o somnolencia poco habitual
  • Conversaciones sobre el suicidio o la muerte
  • Baja energía
  • Agitación
  • Irritabilidad
  • Sentimientos de desvalorización
  • Cambios en el rendimiento escolar (calificaciones bajas, faltar a clase o abandonar actividades)
  • Regalar pertenencias de valor

Identifica la causa

La depresión tiene muchas causas, descubre qué provoca la depresión de tu niño para ayudarlo a recibir el tratamiento adecuado. Causas de depresión:

  • Biología: Los investigadores consideran que algunos tipos de depresión son biológicos. Es provocada por un trastorno bioquímico en el cerebro. Este trastorno afecta el comportamiento, los pensamientos y los sentimientos. Este tipo de depresión puede ser genético.1
  • Medicamentos: Algunos medicamentos de venta libre y con receta pueden causar depresión. Consulta al médico o farmacéutico de tu niño. Es posible que necesites cambiar los medicamentos.
  • Duelo: La depresión puede surgir por la pérdida de un ser querido o un cambio importante en la vida. Un divorcio, segundo matrimonio, mudanza o cambio de escuela pueden sacudir la vida de un niño. Su reacción puede expresarse física o emocionalmente. Dale tiempo para el duelo y motiva a tu niño a hablar sobre sus sentimientos. Asegúrate de que sepa que está bien expresar sus emociones, y evita decirle que "deje de sentirse mal".
  • Cambios estacionales: La depresión puede presentarse durante el invierno, cuando hay menos luz solar y pasamos más tiempo en el interior. Cuando haya sol, pasa tiempo al aire libre con tu niño.

¿Cómo puedo ayudar?

Es común que los niños se sientan solos y no queridos equivocadamente. Si crees que tu niño tiene depresión, toma nota. Prestar más atención puede ayudarlo a sentirse menos solo. Sentirse querido y valorado también puede ayudarlo a ver sus sentimientos en la perspectiva correcta.

Muchos niños, al igual que los adultos, necesitan ayuda adicional para lidiar con la depresión. Si tu niño muestra señales de depresión durante más de unas pocas semanas, consulta a su médico. La terapia podría ayudar.

Depresión en los adolescentes

La tasa de suicidio en adolescentes y adultos jóvenes casi se ha triplicado desde la década de los cuarenta.2 Si un adolescente amenaza con suicidarse, tómalo en serio. Es poco frecuente que los adolescentes estén alegres la mayor parte del tiempo. Los cambios de humor y episodios de somnolencia son una parte normal del crecimiento, pero mantente alerta a señales de alerta de la depresión. Si no se trata, la depresión puede durar meses o más. Y puede llevar al suicidio. La depresión en los adolescentes puede tratarse con éxito con terapia. A veces, requiere una combinación de medicamentos y terapia.

Mother comforting frustrated daughter

1 Harvard Health Publishing, What Causes Depression?

2 Centers for Disease Control and Prevention, Suicide Among Youth

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.