Cómo diagnosticar y tratar la boca seca

Cómo diagnosticar y tratar la boca seca

Descubre por qué no puedes ignorar esa sensación pegajosa y de sequedad.

Todos tenemos la boca seca de vez en cuando. Por lo general, se debe a una sed intensa. Cuando esto sucede, beber un vaso de agua es una solución sencilla para recuperar la humedad de la boca. Pero para las personas con xerostomia, también conocida como boca seca, las causas y los efectos sobre su salud son mucho más complejos.

Por qué deberías tratar la boca seca

La boca seca ocurre cuando se deja de producir saliva. La saliva es una parte fundamental de una boca saludable porque limpia los alimentos y otros residuos y también se ocupa del ácido que producen las bacterias orales después de comer o beber. Esto ayuda a prevenir la infección al controlar las bacterias y los hongos de la boca1 y también ayuda a proteger contra la caries dental. La saliva además mejora el sentido del gusto y hace que te resulte más fácil masticar y tragar los alimentos. Si no se trata, la boca seca puede aumentar el riesgo de enfermedad de las encías, caries e infecciones en la boca y también impedir una nutrición adecuada2.

Síntomas de boca seca

Si tienes bocas seca, podrías tener uno o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Sensación pegajosa o de sequedad en la boca
  • Saliva espesa y filamentosa
  • Mal aliento
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar
  • Dolor o irritación de garganta
  • Voz ronca
  • Lengua seca o con fisuras
  • Alteraciones en el gusto
  • Problemas para usar dentaduras postizas o placas nocturnas

¿Cuáles son las causas de la boca seca?

La boca seca no es una enfermedad. Puede ser un efecto secundario de una condición médica o medicamento, como se describe a continuación.

  • Ciertos medicamentos recetados y de venta libre que se utilizan para tratar una amplia variedad de problemas de salud, como depresión, ansiedad y otros trastornos psicológicos, alergias y resfriados, asma, epilepsia, hipertensión, diarrea, náuseas e incontinencia urinaria.
  • Numerosas enfermedades: síndrome de Sjögren, VIH/SIDA, Alzheimer, diabetes, anemia, fibrosis quística, artritis reumatoide, derrames cerebrales y paperas.
  • Tratamientos médicos, como la extirpación quirúrgica de las glándulas salivales, quimioterapia y daños en las glándulas salivales por radiación en la cabeza y el cuello.
  • Comportamientos del estilo de vida, como fumar, masticar tabaco y respirar con la boca abierta.

¿Qué debes hacer?

Tratar la boca seca depende de su causa. Hay distintas formas de contribuir a recuperar la humedad de una boca seca.

  • Aumentar la cantidad de agua que bebes.
  • Comer dulces o goma de mascar sin azúcar para estimular el flujo de saliva.
  • Reemplazar la humedad con saliva artificial y enjuagues bucales.
  • Respirar por la nariz, no por la boca.

Habla con tu dentista o médico

Si piensas que puedes tener boca seca, un proveedor de cuidado de la salud puede ayudarte a determinar su causa y recomendar el tratamiento adecuado. También pueden ver si tienes algún problema oral como resultado.

Dentist and patient smiling

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.

Fuentes

1 Dental Health and Dry Mouth, WebMD, 2019, https://www.webmd.com/oral-health/

2 American Dental Association, https://www.mouthhealthy.org/en/az-topics/d/diet-and-dental-health, último acceso mayo del 2021