The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cazuela de fideos de espinaca con pesto y queso Asiago

Video | Junio de 2017

Cazuela de fideos de espinaca con pesto y queso Asiago

Ingredientes

  • 12 onzas de pasta de espinaca
  • 5 onzas de espinaca baby fresca, cortada en trozos, 5 tazas aproximadamente**
  • 2 chalotes grandes, pelados y cortados
  • 4 dientes de ajo picados
  • 2 onzas de queso Asiago, rallado
  • 4 onzas de pechuga de pollo cruda, cortada en trozos pequeños (opcional)
  • 1/2 taza de yogur bajo en grasa
  • 1/2 taza de crema
  • 1/2 taza de pesto de albahaca, casero o envasado
  • 1/4 o 1/2 cucharada de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 huevos grandes
  • Aceite de oliva

Preparación

Precalienta el horno a 350 grados y engrasa ligeramente una bandeja cuadrada para horno de 8x8 o 9x9 pulgadas con aceite de oliva o aerosol de cocinar. Pon a hervir una olla grande con agua salada a fuego alto y agrega la pasta de espinaca. Cocina según las instrucciones del paquete, cuélalo y déjalo a un lado.

Mientras se cocina la pasta, mezcla la espinaca cortada, los chalotes y el ajo en un recipiente grande. Mezcla todo con el queso Asiago y las pechugas de pollo, si lo estás utilizando.

En un recipiente aparte, bate el yogur junto con la crema y el pesto. Pruébalo y agrega sal a gusto, según el nivel de sal que tenga el pesto. Añade una cantidad generosa de pimienta negra. Agrega y bate los huevos.

Mezcla la pasta con la espinaca y los chalotes, luego viértele la salsa y mezcla para que se cubra. Espárcelo en la bandeja para horno preparada. (En este momento, la olla puede cubrirse y refrigerarse toda la noche).

Hornea por 30 minutos o hasta que la parte superior esté dorada y haga algunas burbujas.

Déjalo enfriar por 5 a 10 minutos y sírvelo con una ensalada, repollo o vegetales asados.

** ¿Sabías que la espinaca es un superalimento? Es una fuente excelente de vitaminas, como la A, B2, B6, C, E y K, además del folato, magnesio, zinc y fibra alimentaria.