The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cómo controlar el miedo a los médicos

Artículo | Julio de 2018

Cómo controlar el miedo a los médicos

Para algunas personas, ir al médico puede ser una causa de gran estrés. Los problemas de salud graves o los procedimientos complejos no son los únicos que pueden causar estrés. Aun las consultas de prevención, vacunas de rutina y atención básica pueden hacer que algunas personas tengan miedo de ir al médico.

¿Qué es la fobia a los médicos?

Una fobia es un miedo intenso a algo específico, muchas veces sin motivo real. Algunas personas tienen tanto miedo de ir al médico que se dice que le tienen fobia. El término clínico para esto es “iatrofobia".

En algunas personas, esta fobia puede manifestarse como ansiedad en general. En otras, puede ser pánico.

¿Por qué algunas personas tienen miedo de ir al médico?

Pueden haber muchas razones para que una persona le tenga miedo a los médicos. Pueden tener miedo a ciertos procedimientos médicos, al dolor de algunos procedimientos, a un diagnóstico anticipado, o haber desarrollado un temor por una mala experiencia con un doctor en particular o durante una consulta médica anterior.

Algunas personas se paralizan ante las agujas y temen que les saquen sangre o las vacunen durante sus visitas al médico.

El miedo a los médicos también puede no tener una base lógica, lo cual es común en muchos tipo de fobias.

¿Cómo sé si le tengo fobia a los médicos?

Es común estar nervioso o un poco ansioso antes de ir al médico, le pasa a muchas personas. Sin embargo, una fobia es mucho más que eso. Aquí hay algunos signos y síntomas para saber si tienes una fobia:

  • Cancelas las citas con el médico o las reprogramas para evitar lidiar con el miedo; ni siquiera recibes cuidados preventivos ni vacunas importantes que podrías necesitar para mantenerte sano.
  • En vez de ver a un médico, te automedicas cuando estás enfermo.
  • Antes de la cita médica, no puedes pensar en otra cosa, te cuesta dormir, quizás no comas o llores al pensar en la cita que se aproxima.
  • ¿Le temes a los dentistas, hospitales, o incluso a las enfermedades? Algunos o todos estos miedos suelen combinarse con el miedo a los médicos.

Si te pasa algo de lo mencionado anteriormente, deberías hablar con un terapeuta sobre tu miedo. El terapeuta te podrá indicar si tus nervios y tu ansiedad respecto de las citas con el médico son en realidad una fobia.

Estas son algunas maneras de superar el miedo a los médicos:

  • Si te da miedo ir al médico, comienza por preguntarte si estás preocupado por algún procedimiento o diagnóstico; si te intimidan las salas de hospitales o el consultorio del médico, y si te sentirías más cómodo con otro médico.
  • Encuentra apoyo. Un terapeuta quizás te ayude a entender si tu miedo a los médicos es racional. Puede ayudarte a encontrar la verdadera fuente de tu ansiedad y enseñarte cómo manejar tu miedo de la mejor manera.
  • Trae un amigo para apoyo en tus citas médicas. Quizás un amigo cercano o un familiar que te dé apoyo moral puede ayudarte a superar el miedo a la cita médica.
  • Consigue otro médico o intenta con otro proveedor de cuidado primario. Quizás te lleves mejor con otro médico, o incluso con un enfermero o asistente. Considera buscar un proveedor cuya personalidad o puntos de vista prefieras.
  • Antes de la cita, pregúntale al médico o al profesional de la salud cuántas pruebas o procedimientos realizarán para que sepas qué esperar.

Para controlar cualquier miedo, debes comprender la causa. Si no estás seguro de por qué les tienes fobia, considera hablar con un terapeuta para que te dé una visión objetiva. Los consejos anteriores pueden ser una solución práctica.

Woman in sweater staring out window

Esta información es información de salud general y no constituye asesoramiento o servicios médicos. Consulta siempre con tu médico para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado de la salud apropiados.