The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Recibe el apoyo necesario luego de un evento traumático

Artículo | Octubre de 2018

Recibe el apoyo necesario luego de un evento traumático

Cuando sucede un acontecimiento traumático, un acto de violencia sin sentido o un desastre natural de gravedad, esto nos puede dejar sentimientos de vulnerabilidad y desesperanza. Puede desencadenar emociones, como angustia, furia, miedo y otros sentimientos profundos. Podemos experimentar estas emociones fuertes en nuestras vidas a diario. Recibir apoyo puede ayudarte a sobrellevarlos.

Los sentimientos y las reacciones pueden variar. Las personas que sufren el impacto directo pueden tener dificultades con emociones muy intensas. Pero aun aquellos no tan cercanos al asunto pueden tener reacciones fuertes inesperadas.

Una sensación inicial de conmoción e incredulidad puede dar lugar a una mezcla de emociones, como miedo, profunda tristeza o enojo. Muchas personas descubren que no pueden dejar de pensar en el acontecimiento o que tienen dificultades para concentrarse. Pueden llorar sin aviso. También es común tener una respuesta física, como dolor estomacal o una sensación de agotamiento.

Las reacciones fuertes pasan relativamente rápido en la mayoría de las personas. Es posible que duren más tiempo o que vayan y vengan para otras. Recuerda, estas son reacciones normales. No son indicios de problemas de salud mental o física. Son la forma en que nuestros cuerpos y mentes lidian con un evento difícil.

El sufrimiento puede persistir. Aunque no hayas sufrido el impacto directamente, puede tomar tiempo adaptarse. No hay una forma correcta o incorrecta de sentirse, o de lograr sentirse mejor. Algunas personas necesitan el consuelo de regresar a una rutina. Otras prefieren tomarse un descanso de sus tareas normales. Permítete tener el tiempo que necesitas.

Mientras lo experimentas, permítete sentirte triste, llorar y lamentarte si lo necesitas. Recuerda que tus sentimientos son normales. Además, permítete sentirte bien o feliz. Pasa tiempo con personas que te apoyen. Hablar sobre lo sucedido y sobre tus sentimientos puede ayudar. Duerme lo suficiente y come una dieta balanceada para cuidarte a ti mismo. La actividad física puede ser una de las mejores formas de aliviar parte del estrés emocional.

El Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) de Cigna tiene recursos sobre los efectos de acontecimientos traumáticos y sitios web que pueden ayudarte. Los enlaces a estos recursos se incluyen a continuación. Un EAP también puede ofrecer ayuda profesional y conectarte con recursos de apoyo en tu comunidad. Es importante que busques ayuda si tu reacción continúa por mucho tiempo o sientes que es demasiado.

Para empleados y gerentes

El EAP de Cigna existe para apoyarte a ti y a tus familiares. Estamos disponibles por teléfono 24/7.

Tu representante de Recursos Humanos puede darte el número gratuito del EAP de tu compañía.

Cigna proporciona este material solo para fines informativos/educativos. No es un asesoramiento médico/clínico.