The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

Saber cómo recuperarse de una carrera es tan importante como el entrenamiento previo. No tomarse el tiempo necesario para descansar no solo te impide mejorar como corredor sino que además puede causar un efecto negativo para tu salud. Por eso, mientras te preparas para la carrera no te olvides de diseñar un plan de recuperación post carrera.

Recupérate mientras corres

Los primeros pasos para una buena recuperación en realidad empiezan mientras corres. Al evitar daños innecesarios, te preparas para tu próxima sesión de entrenamiento. Piensa en tu rutina de ejercicios como una curva en campana y pasa lentamente de una caminata al ritmo de carrera que deseas, luego repite.

Una vez que termines tu entrenamiento, recarga energías. Durante las dos horas posteriores a tu carrera, tu cuerpo tratará de recuperar lo gastado. Si esperas a llegar a tu casa y bañarte, no habrás absorbido los nutrientes necesarios. Lleva una bebida de recuperación contigo en el auto o tu bolso.

Mantente hidratado

Después de esas dos primeras horas, los procesos metabólicos de tu cuerpo disminuirán pero tu proceso de recuperación sigue. La hidratación es uno de los factores más importantes durante ese tiempo. La deshidratación es el mayor problema para tu sistema. Si tus músculos no están lo suficientemente lubricados, se endurecen y pegan entre ellos. Ahí comienza el dolor.

Mantente caliente y sécate rápido

Si dejas que tus músculos se enfríen de inmediato después de una rutina dura, estarás ignorando la sanación de tu actividad metabólica. Mantén tus músculos calientes y relajados hasta que puedas estirar todos tus grupos musculares.

Toma tiempo para estirarte y relajarte

Si tus músculos están apretados, no se están recuperando. Por eso, toma tiempo para relajarte después de cada carrera. Aprovecha los masajes gratuitos que suelen dar en las carreras. Cuando llegues a tu casa, estira un poco para reducir el dolor y malestar por haber usado tanto tus piernas. Todas esas actividades ayudan a la circulación de tu cuerpo y facilitan el ciclo natural que devuelve los nutrientes a las partes de tu cuerpo que más hayas usado.

Evita los antiinflamatorios

Existe preocupación en la comunidad médica de que el uso excesivo de antiinflamatorios pueda, con el tiempo, interrumpir el proceso natural de sanación del cuerpo. Además, pueden causar una falsa sensación de alivio, lo que puede llevar a que retes tu cuerpo antes de estar listo y recuperado. Ayuda a tu cuerpo a eliminar inflamación innecesaria bebiendo agua y elevando las piernas. También hay alimentos que promueven un efecto antiinflamatorio en el cuerpo como los granos integrales, los frijoles, las hojas verdes y las grasas saludables en los aguacates y las nueces y en peces silvestres.

Ahora tienes un plan, no solo para correr bien, sino para recuperarte rápido y seguir entrenando.

Close up of sneaker walking

Lucas, J, Post-Run Recovery Tips, Running Times, agosto de 2010, http://www.runnersworld.com/injury-treatment/post-run-recovery-tips

Gustafson, K, 7 Post-Race Recovery Tips, active.com, 2014, http://www.active.com/running/articles/7-post-race-recovery-tips

La información ofrecida es solo para fines educativos. No constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu médico para obtener asesoramiento y orientación sobre salud apropiados, incluso antes de comenzar una nueva dieta o programa de ejercicios.