Cómo encontrar un equilibrio

Artículo | Marzo de 2018

Cómo encontrar un equilibrio

La vida puede ser un acto de malabarismo, el trabajo, la familia, las necesidades personales compiten para ganar tu tiempo y atención. Encontrar el equilibrio es de gran ayuda. Puedes vivir una vida dinámica y completa y cumplir con tus responsabilidades. Sigue leyendo para aprender cómo encontrar el equilibrio en tu vida.

En casa

  • Pasa tiempo con los niños. Esto aumenta su autoestima y consolida tu relación con ellos. Dedícales tiempo de calidad, tanto como puedas.
  • Haz que las comidas sean momentos especiales. Coman juntos en familia varias veces a la semana. Motiva a que todos compartan noticias. Sirve comidas saludables que todos disfruten.
  • Prepara reuniones familiares. Durante esas reuniones aprovechen para hablar sobre los objetivos, los problemas, los eventos acontecidos y las tareas a realizar.
  • Prepara un calendario familiar. Agenda todas las citas, las reuniones, las actividades y las ocasiones especiales. Coloca el calendario donde todos puedan verlo.
  • Diviértete en familia. Planifica actividades divertidas en familia. Hagan ejercicios juntos, como caminatas o correr bicicleta. Únete a carreras para recaudar fondos o a paseos divertidos. Hagan excursiones de un día a lugares relajantes.

En el trabajo

  • Planifica, prioriza, organiza. Planifica a corto y a largo plazo. Escribe una lista de todo lo que tienes que hacer cada día. Prioriza las tareas y ordénalas según su importancia. Establece fechas para cada tarea para poder completar el proyecto a tiempo.
  • Descansa. Los descansos te ayudan a concentrarte. Levántate y estírate, bebe un vaso de agua y camina un poco.
  • Aprovecha el horario de tu almuerzo. Escribe una carta, haz un mandado o una llamada personal. O energízate leyendo un libro o caminando.
  • Mejora tus destrezas de comunicación. Aprende a expresarte con claridad y trata de entender a los demás. Una buena comunicación significa menos problemas en el trabajo y en casa. Habla con tu supervisor si tienes problemas en el trabajo.

En el tiempo de descanso

  • Cultiva tus intereses. ¿Hay algo que siempre quisiste hacer pero no tienes el tiempo? Conviértelo en tu prioridad. Haz tiempo para la jardinería, el golf o las manualidades. Inscríbete en clases de arte. Únete a un club de bolos. O aprende a tocar un instrumento.
  • Incorpora el ejercicio en tu rutina. Únete a un centro de salud o explora otras opciones para hacer ejercicios regularmente. Organiza tu rutina de ejercicios con un calendario. Planifica hacer ejercicios con un amigo. Es más divertido y te ayuda a cumplir con el objetivo de ejercitar.
  • Tómate minivacaciones. Planifica un viaje al campo o a un lugar de recreación por un día. Los viajes cortos ofrecen diversión y relajación a tu vida a un bajo costo.
  • Participa. Busca cómo participar con tu comunidad. Sé el entrenador del equipo de fútbol de tu niño. Dicta un curso de manualidades en el grupo de scouts. O trabaja como voluntario en un proyecto especial en tu trabajo o en la iglesia.
  • Usa tu Programa de asistencia al empleado. Si compras un plan a través de tu empleador, el Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) de tu organización es un gran recurso.* Puede ayudarte a encontrar una guardería y referirte a servicios, recursos e información sobre cómo encontrar un equilibrio entre el trabajo y la familia.
Playful mother lifting daughter overhead on sofa

* Si adquieres un plan en el mercado, quizás no te ofrezcan el Programa de asistencia al empleado de Cigna.

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.