The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

Cuando se produce un evento traumático, las personas se ven afectadas de distintas maneras. Es posible que quieras ofrecerles tu apoyo a aquellos que estén pasando por esto, pero que no sepas bien qué deberías decir y qué no. Aquí te damos algunas sugerencias a modo de orientación.

  • Reconoce el evento y la manera en que la persona reacciona. Puedes decirle que lo sucedido te angustia y que sientes mucho que esté sufriendo.
  • Si la persona quiere hablar al respecto, escúchala. Es posible que repita algunos detalles muchas veces, eso es parte de tratar con lo que ha sucedido.
  • Deja que la otra persona decida cuánto quiere expresarse y de qué quiere hablar. No la presiones. Evita hacer preguntas indiscretas.
  • Los períodos de silencio pueden ser positivos: a veces solo la presencia es lo más reconfortante.
  • Algunas de las reacciones ante un desastre son las siguientes: desconcentración, distanciamiento, episodios de llanto e ira irracional. Sé paciente con la persona y no lo tomes como algo personal. Reduce tus expectativas de esta persona por un tiempo.
  • Deja que llore y se ría. No hay una manera "correcta" de actuar.
  • Recuerda que no puedes deshacerte del dolor de la otra persona, pero sí puedes compartirlo y hacer que se sienta menos sola. Muéstrale que de verdad te preocupas e interesas por ella.
  • No te quedes con un simple "si hay algo que pueda hacer por ti…". Ofrécele una ayuda que le sirva, como hacer algún mandado, cocinarle algo u ocuparte de parte de su trabajo (con la autorización de su supervisor).
  • No dejes de ofrecerle tu compañía, incluso si la rechaza en un principio.
  • Aliéntala sutilmente a estar activa. Por ejemplo, invítala a salir a caminar o ir de compras.
  • Ten cuidado de no asumir que sus creencias son iguales o similares a las tuyas.
  • Ofrécele apoyo a largo plazo. Lleva más tiempo recuperarse de un evento traumático de lo que se piensa. Es posible que la persona todavía tenga dificultades con lo sucedido y necesite apoyo mucho después del evento. El aniversario del evento puede resultar particularmente difícil.
  • Reconoce tus propias reacciones y cuídate a ti mismo.
  • De ser necesario, motívala a que consulte a un profesional. Infórmale acerca de cualquier Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés), si corresponde, y proporciónale el número de teléfono.

Evita lo siguiente:

  • Alejarte de la persona porque no te sientes cómodo.
  • Pretender que no ha pasado nada.
  • Decir frases típicas como "sé cómo te sientes", "todo va a salir bien" y "las cosas pasan por algo".
  • Tratar de "solucionar" el problema​. No se puede.
  • Decir "deberías hacer tal cosa". Necesita compasión más que consejos.

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información, puedes llamar a los teléfonos que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.