Aerosoles nasales y gotas nasales de solución salina

Aerosoles nasales y gotas nasales de solución salina

Los aerosoles y las gotas nasales de agua salada (solución salina) sin receta se usan para mantener los tejidos nasales húmedos, aliviar la irritación nasal y ayudar a drenar la mucosidad espesa o seca.

Los aerosoles y gotas nasales de solución salina pueden comprarse sin receta o pueden prepararse fácilmente en casa. Para preparar su propia solución salina:

  • Mezcle 1 cucharadita (2.5 mL) de sal sin yodo y 1 cucharadita (2.5 mL) de bicarbonato de sodio en 2 tazas (240 mL) de agua destilada (demasiada sal reseca las membranas nasales). Si usa agua del grifo, hiérvala primero para esterilizarla, y luego déjela enfriar hasta que esté tibia.
  • Coloque la solución en un frasco limpio con un gotero o un frasco exprimible (disponible en las farmacias). También puede usar una perilla de goma. Úsela según la necesidad. Prepare una solución fresca cada 3 días.

Para usar los aerosoles nasales:

  • Párese ante el lavabo con la cabeza inclinada hacia adelante y ligeramente hacia un lado. Coloque la punta de la jeringa o botella exprimible dentro de la fosa nasal que esté más lejos del lavabo. (La fosa nasal que esté más cerca del lavabo drenará el líquido). Eche suavemente un chorro de solución dentro de la fosa nasal hacia la parte posterior de la cabeza mientras tiene la boca abierta. La solución debería salir por la otra fosa nasal. Repítalo del otro lado y suénese la nariz con cuidado.
  • Lave la jeringa o el frasco después de cada uso.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.