Anestesia general

Generalidades

La anestesia general usa medicamentos que hacen que usted esté inconsciente. Afecta a todo el cuerpo.

Cuando se usa, usted no sabrá lo que sucede. No sentirá dolor durante el procedimiento. También hace que se olvide de cosas justo antes, durante e inmediatamente después del procedimiento.

También afecta muchas de las funciones normales del cuerpo, como las que controlan la respiración. Por lo tanto, estará bajo supervisión atenta. Sus funciones corporales recibirán asistencia para mantenerlo a salvo.

Cómo se administra

La anestesia se puede administrar a través de una aguja en una vena (por vía intravenosa, o IV) o se puede inhalar. A veces se administra de ambas formas. Durante el procedimiento, un especialista en anestesia lo observará atentamente. Le ajustará los medicamentos según sea necesario para mantenerlo seguro y cómodo.

Riesgos

No es común tener efectos secundarios significativos. Pero todos los tipos de anestesia tienen algún riesgo. Su riesgo depende de su estado de salud general. También depende de cómo responda usted a los medicamentos que se usen.

Los riesgos graves pero poco frecuentes incluyen problemas respiratorios, problemas cardíacos y ataque cerebral. La hipertermia maligna es una reacción extremadamente rara pero muy grave que puede producirse con algunos medicamentos anestésicos. Puede ser mortal. La probabilidad de tener esta reacción puede ser hereditaria.

Algunas afecciones de salud aumentan el riesgo de tener problemas. Su especialista en anestesia le preguntará sobre cualquier problema de salud que tenga. Hablará con usted sobre cosas que pueden elevar su riesgo. Estas incluyen apnea del sueño; obesidad y enfermedades cardíacas, pulmonares o hepáticas.

Cómo prepararse

Recibirá una lista de instrucciones que le ayudarán a prepararse. Su especialista en anestesia le informará sobre qué esperar cuando llegue al hospital, durante el procedimiento y después del mismo. Hablará con usted acerca de los riesgos y los beneficios de la anestesia. Si tiene preguntas, no dude en hacerlas.

Algunas cosas pueden elevar su riesgo de problemas con la anestesia. Estas incluyen fumar, apnea del sueño y tener sobrepeso. No fume por el tiempo que sea posible (pero al menos 1 mes) antes de su procedimiento. Si su médico lo sugiere, también trate de bajar de peso de antemano. Si tiene una máquina de CPAP para la apnea del sueño, asegúrese de usarla.

Muchas personas se ponen nerviosas antes de someterse a la anestesia. Pregúntele a su médico acerca de maneras de relajarse con antelación. Los ejercicios de relajación pueden ser una opción.

Si va a regresar a su casa el mismo día, arregle con alguien para que lo lleve a su casa.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.