Anestesias raquídea y epidural

Generalidades

El médico introduce una aguja cerca de la médula espinal en la espalda de una persona sentada, con detalles del sitio de la inyección raquídea y de la colocación del catéter epidural.

Las anestesias raquídea y epidural son maneras de bloquear el dolor de una región entera del cuerpo.

Un médico o personal de enfermería con capacitación especial le darán el medicamento anestésico. Se administra cerca de la médula espinal y los nervios a su alrededor.

Podrían administrarle este medicamento para un procedimiento en la parte inferior del cuerpo. Un ejemplo es una cirugía en la parte inferior del abdomen, las caderas o las piernas. También puede usarse para ayudar a controlar el dolor después de un procedimiento. La anestesia epidural a menudo se usa durante el parto.

Cómo se administran

Es posible que tenga que sentarse e inclinar el tronco hacia adelante para redondear la parte baja de la espalda. O bien, se recostará de costado con las rodillas encogidas hacia el pecho.

Primero, le darán una inyección para entumecer la piel de la espalda. Luego, el médico o personal de enfermería le introducirá una aguja en la zona entumecida.

Para la anestesia raquídea, le inyectarán el medicamento anestésico cerca de la médula espinal. Para la anestesia epidural, podrían darle una sola inyección. Pero, por lo general, se introduce un tubo delgado (catéter) a través de la aguja en el espacio adyacente a la médula espinal. Luego se extrae la aguja y el tubo queda colocado en la espalda para administrar el medicamento anestésico. A veces, se combinan las anestesias raquídea y epidural.

Tal vez le den otros medicamentos para el dolor o para ayudarle a relajarse. Podría recibirlos a través de un tubo en la vena, que se llama vía intravenosa (IV). Podrían darle somnolencia.

Riesgos

Los problemas graves no son comunes. Pueden ocurrir algunos efectos secundarios, como dolor de cabeza, náuseas o sensibilidad en el sitio de la inyección. El corazón o la respiración pueden verse afectados por el medicamento. En casos poco frecuentes, el daño nervioso puede causar entumecimiento, debilidad o dolor a largo plazo.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.