Autolesión no suicida en los niños

Generalidades

¿Qué es la autolesión no suicida?

Autolesión no suicida significa que una persona se lastima a propósito. Por ejemplo, puede cortarse, arañarse o morderse la piel hasta hacerla sangrar. La autolesión es algo serio. Por eso es importante buscar la ayuda de un profesional de la salud. Las personas que se autolesionan no lo hacen para morir. Pero algunas también podrían estar pensando en el suicidio.

¿Cómo se diagnostica?

Para llevar a cabo una evaluación, el médico podría preguntar con qué frecuencia ocurren las lesiones y si sangran, se amoratan o causan dolor. Y el médico puede preguntarle cómo se siente su hijo al autolesionarse. El médico también podría hacerle preguntas para averiguar si su hijo tiene otras afecciones de salud, como depresión.

¿Qué pone a su hijo en riesgo?

Puede estar atento a cosas que aumentan las probabilidades de autolesión. Los niños pueden estar en riesgo si:

  • Se han autolesionado con anterioridad.
  • Se sienten desesperanzados.
  • Tienen ciertas afecciones de salud, como un trastorno de la personalidad, depresión, trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) o un trastorno alimentario.
  • No tienen maneras saludables de controlar las emociones como la ira o la tristeza.
  • Se sienten insensibilizados o vacíos. Podrían recurrir a la autolesión para sentir algo.
  • Están estresados o ansiosos por problemas en la escuela o en casa.
  • Tienen baja autoestima.
  • Tienen antecedentes de trauma.
  • Tienen antecedentes de maltrato.
  • Tienen un amigo que se autolesiona.
  • Forman parte del colectivo LGBTQ+. Problemas como el acoso escolar y la discriminación pueden contribuir a un mayor riesgo.

¿Cuáles son las señales?

Su hijo podría estar autolesionándose si:

  • Tiene lesiones que son inusuales. Por ejemplo, su hijo puede tener múltiples cortes o rasguños profundos en los brazos, las piernas o el abdomen.
  • Tiene manchas de sangre extrañas en su ropa.
  • Lleva vendas en los brazos. Su hijo podría hacer esto para ocultar lesiones.
  • Usa mangas largas cuando hace calor, especialmente si esto es un cambio en la manera en que su hijo suele vestirse.
  • Evita las actividades que requieren menos ropa (natación, clase de gimnasia), especialmente si son cosas que a su hijo generalmente le encanta hacer.
  • Lleva muchas pulseras, muñequeras u otras joyas en grandes zonas de los brazos. Su hijo podría usarlas para ocultar lesiones.

Si cree que su hijo se autolesiona, consulte a un médico o a un profesional de salud mental.

¿Cómo se trata?

La autolesión se trata con asesoramiento. La terapia dialéctica conductual (DBT, por sus siglas en inglés) y la terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés) son tipos comunes de asesoramiento para la autolesión. A veces se utilizan medicamentos junto con el asesoramiento. Pregúntele a su médico sobre los diferentes tipos de tratamiento. Luego, pueden decidir juntos qué podría funcionar mejor.

¿Cómo puede cuidar a su hijo?

Si su hijo se autolesiona, estas son algunas maneras en las que usted puede ayudar.

  • Busque un consejero o terapeuta para su hijo.

    Busque un consejero con el que su hijo se sienta seguro y en quien confíe. Puede pedirle una derivación al médico de su hijo.

  • Haga un plan para mantener seguro a su hijo.

    Un profesional de la salud, como el médico o el consejero de su hijo, puede ayudarle.

  • Controle la manera en que reacciona ante su hijo.

    Si siente muchas emociones, está bien que se tome algo de tiempo para usted. Lo mejor es abordar la conversación con su hijo cuando esté tranquilo.

  • Evite intentar "arreglar" a su hijo.

    Puede que sus habilidades de crianza habituales no sean las herramientas adecuadas para ayudar a su hijo. Y usted no puede hacer que su hijo deje de autolesionarse. El tiempo y el asesoramiento pueden ayudar a su hijo a mejorar.

  • Establezca un sistema de apoyo.

    Tal vez desee encontrar un consejero para usted. Y busque un grupo de apoyo para la autolesión. Pida ayuda a familiares, amigos y miembros de la comunidad de confianza.

  • Tome clases de crianza.

    Estas pueden ayudarle a aprender a modelar habilidades de afrontamiento saludables. Por ejemplo, puede aprender a hablar sobre las emociones. Y habilidades como la respiración profunda y el yoga pueden ayudarle a aprender a controlar sus emociones.

Si se trata de una emergencia o si su hijo está en crisis, busque ayuda de inmediato. Llame al 911 o a la Línea nacional para la prevención del suicidio al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255). O envíe un mensaje de texto que diga HOME al 741741 para acceder a la Línea de mensajes de texto en casos de crisis.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.