Calor después de una lesión

Generalidades del tema

Los especialistas discrepan en cuanto al uso del calor después de una lesión. Algunos expertos:

  • No recomiendan usar calor porque puede aumentar la hinchazón, especialmente las primeras horas justo después de la lesión. Si usted decide usar calor y nota que la hinchazón aumenta, deje de usar calor y vuelva a los tratamientos de frío.
  • Piensan que el calor acelera la sanación. El calor aplicado después de una lesión puede ayudar a restablecer y mantener la flexibilidad.
    • Usted puede usar una bolsa de agua caliente, una almohadilla térmica a temperatura baja o una toalla húmeda caliente.
    • No aplique calor a una lesión antes de que hayan pasado 48 horas de haberse producido la lesión.
    • Para evitar quemarse la piel, no use nada que se sienta demasiado caliente.
  • Piensan que es mejor alternar tratamientos de calor y frío.

Si usted tiene diabetes o tiene zonas de entumecimiento crónico, no use calor a menos que el médico le diga que lo haga. La falta de sensibilidad en la zona podría causar una quemadura.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.