Cómo controlar el polvo, los ácaros y otros alérgenos en su hogar

Cómo controlar el polvo, los ácaros y otros alérgenos en su hogar

Generalidades

El polvo y los ácaros del polvo son un alérgeno común de interiores. Los alérgenos son cosas que pueden desencadenar una reacción alérgica. Los alérgenos pueden causar un salpullido, congestión nasal u otros síntomas, como sibilancias y tos.

Los ácaros del polvo solo pueden verse con un microscopio. Las personas son alérgicas a las heces de los ácaros del polvo, no a los ácaros en sí. La alergia a los ácaros del polvo es un problema que dura todo el año.

  • Reduzca el polvo y los ácaros del polvo en el aire.
    • No use ventiladores de ventana ni de ático, los cuales hacen ingresar aire con polen, esporas de moho y otros alérgenos en su casa.
    • Use aire acondicionado para no tener que abrir las ventanas. Esto ayudará a reducir la cantidad de polen y esporas de moho que ingresan al hogar.
    • Use un purificador de aire con un filtro especial para partículas de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés). Esto puede ayudar a eliminar algunos alérgenos (como el polen o la caspa de las mascotas) y el humo de tabaco del aire de su casa.
  • Reduzca el polvo y los ácaros del polvo en los muebles, alfombras, cortinas y ropa de cama.
    • Evite las alfombras, los muebles tapizados y las cortinas gruesas que acumulan polvo. Evite muebles cubiertos con telas.
    • Use fundas de almohadas y protectores de colchones antipolvo hechos de tela de trama cerrada que no deje pasar el polvo ni los ácaros del polvo.
    • Use muebles de madera, plástico, cuero o vinilo (incluyendo fundas de colchón de vinilo) que se puedan limpiar con un paño.
    • Retire los tapetes y las alfombras de pared a pared. Hable con su familia sobre esto y de cómo afectará la vida familiar. Si no puede o no desea retirar el alfombrado de toda la casa, piense en retirarlo solamente del dormitorio.
    • Use alfombras más pequeñas (alfombrillas, tapetes) que usted pueda lavar.
    • Reemplace cortinados gruesos y persianas con cortinas de enrollar o cortinas lavables.
    • Retire los artículos que acumulen polvo de las habitaciones, tales como los juguetes de peluche, tapices, libros, adornos y flores artificiales.
    • Evite las frazadas de lana y las cobijas de plumón de ganso.
  • Pase el trapo, sacuda y pase la aspiradora para reducir el polvo y los ácaros del polvo.
    • Trapee con agua los pisos lisos duros (de mosaicos o de madera, por ejemplo) una vez al día.
    • Sacuda el polvo y pase la aspiradora una o dos veces a la semana para eliminar la acumulación de alérgenos. Use un paño seco para sacudir las superficies duras como las encimeras, las mesas y otros muebles.
    • Pase la aspiradora a las alfombras y muebles tapizados para eliminar todo el polvo que pueda.
    • Use una aspiradora con filtro HEPA o una bolsa doble especial, la cual recolecta las partículas de ácaros del polvo y polen. Los filtros estándar de papel pueden permitir que los alérgenos que fueron levantados por la aspiradora se dispersen de nuevo por la habitación.
    • Sacudir el polvo y pasar la aspiradora levantan polvo, lo cual empeora el aire hasta que se asiente el polvo. Use una mascarilla si usted mismo hace la limpieza. Si es posible, trate de hacer que alguien sin alergias se encargue de la limpieza.
    • Considere limpiar con aspiradora de líquidos cuando sea posible. Esto puede ayudar a eliminar alérgenos del alfombrado porque en realidad lava la alfombra. También, considere limpiar las alfombras con vapor cuando sea posible. Además de limpiar la alfombra, el calor del vapor destruye los ácaros del polvo.
  • Tome otras medidas para reducir los ácaros del polvo.
    • Mantenga la casa ventilada y seca. Los ácaros del polvo se reproducen mejor donde la humedad es superior al 50%, pero no sobreviven bien en ambientes secos. Esto puede ser difícil en algunas estaciones y algunos climas. Las plantas y las peceras añaden humedad, de modo que manténgalas fuera de la habitación.
    • Pasar la aspiradora en seco no recoge los ácaros del polvo. Considere limpiar las alfombras al vapor cuando sea posible. Además de limpiar la alfombra, el calor del vapor destruye los ácaros del polvo.
    • Usted puede comprar productos químicos (acaricidas) que destruyen los ácaros del polvo y que se pueden usar en las alfombras y los muebles. Pero muchos expertos no creen que sean lo suficientemente eficaces para justificar el esfuerzo y el costo de usarlos.
    • Lave la ropa de cama, incluso las fundas de las almohadas y los protectores de los colchones con agua caliente todas las semanas. También debería secar la ropa de cama a altas temperaturas.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.