Cómo la lectura ayuda al desarrollo del lenguaje

Cómo la lectura ayuda al desarrollo del lenguaje

Generalidades

Recién nacidos y niños pequeños

La adquisición del habla y del lenguaje empieza en el útero, donde el bebé aún por nacer oye y responde a voces conocidas. Después del nacimiento, el recién nacido aprende el idioma escuchando los sonidos básicos y particulares (fonemas), como los sonidos "tr" y "cl" en el idioma español.

Leerle a su recién nacido le brinda un contacto reconfortante. Usted también estará estableciendo una rutina de lectura temprana, lo que ayuda a que la lectura en el futuro sea reconfortante y divertida.

A medida que su bebé se convierte en un niño pequeño y sigue creciendo, la lectura lo abre a nuevas ideas. Le ayuda a su hijo a familiarizarse más con los sonidos y ritmos del lenguaje.

Niños más mayores y adolescentes

La lectura es una actividad importante que puede ayudar a los niños a aprender a pensar y expresarse de nuevas maneras. Los hijos más mayores o adolescentes podrían descubrir un nuevo o mayor interés, que podría ayudarles con su autoestima. Continúe leyéndole a su hijo, incluso cuando crezca y parezca perder interés.

Razones para la lectura

Leer libros con los niños ayuda a desarrollar sus habilidades lingüísticas al:

  • Aumentar su exposición al lenguaje. Las historias que riman son muy útiles para enseñar habilidades del habla y del lenguaje y pueden ayudar a los niños a descubrir su amor por el lenguaje.
  • Involucrar la imaginación de los niños, estimular el juego imaginativo (una de las principales formas en que los niños aprenden sobre el mundo) y presentar a los niños cosas y lugares sobre los que tal vez no tendrían la oportunidad de aprender de otra manera, como océanos o dinosaurios.
  • Ayudar a los niños a entender sus sentimientos sobre el mundo. Muchos libros infantiles tratan sobre temas que pueden facilitar valiosas conversaciones entre un padre o madre y un hijo. Algunos ejemplos son libros sobre rivalidad fraternal, pesadillas o lidiar con emociones difíciles.

Consejos para ayudar a los niños a leer

Léale a su hijo todos los días. Estos son algunos consejos que pueden resultarle útiles. Tenga en cuenta la edad de su hijo cuando los ponga en práctica.

  • Elija libros con dibujos de colores vivos.

    Señale los dibujos mientras lee.

  • Lea libros hechos de tela o cartulina.

    Esto sirve para que su hijo pueda sostenerlos y pasar las páginas.

  • Elija libros que muestren mucha acción.

    Pídale a su hijo que señale artículos familiares y haga los sonidos que les corresponden. Diga: "Señala el camión de los bomberos" y "¿Qué sonido hace el camión de los bomberos?"

  • Acompañe a su hijo en la lectura.

    Dedique un momento especial que usted y su hijo esperen con ganas para hablar de historias, palabras e ideas.

  • Visite la biblioteca con regularidad.

    Trate de encontrar libros con nuevos temas que piense que podrían interesarle a su hijo.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.