Cómo romper el ciclo de comer por motivos emocionales

Cómo romper el ciclo de comer por motivos emocionales

Cómo comenzar

Si a veces lucha con el impulso de comer por motivos emocionales, usted no está solo. Mucha gente come por motivos diferentes del hambre, como, por ejemplo, por aburrimiento o por estrés. Pero hay maneras de poder romper ese ciclo.

  • Encuentre su propio motivo.

    ¿Por qué es importante para usted estar más sano? Para muchas personas, bajar de peso es una motivación para alimentarse de manera saludable. Pero adelgazar es un proceso; no es algo que se consigue de forma inmediata. Por lo tanto, puede resultarle difícil mantenerse motivado porque no obtiene resultados instantáneos. Puede ser útil concentrarse en los beneficios inmediatos de una alimentación más saludable. Por ejemplo: tal vez desee tener más energía para hacer las cosas que disfruta. O tal vez quiera dar ejemplo a otras personas llevando un estilo de vida saludable.

    A medida que se esfuerza por cambiar sus hábitos alimentarios, recuerde por qué es importante para usted. Si le resulta útil, anote su motivo y coloque esa nota en un lugar donde pueda verla con frecuencia.

  • Déjese inspirar por su futuro.

    Imagínese a sí mismo en el futuro. Imagínese que ha hecho algunos cambios pequeños en sus hábitos alimentarios, como tener a mano refrigerios saludables.

    Imagínese que ha encontrado nuevas maneras saludables de afrontar el estrés o los pensamientos negativos, maneras que no impliquen comer. Por ejemplo, tal vez haya empezado a llamar a un amigo con más frecuencia, o está saliendo a caminar o disfrutando de un pasatiempo favorito. ¿Cómo se sentiría diferente sobre sí mismo y su vida? Tal vez tendría más energía o algo más de confianza. O quizá empezaría a hacer más actividades junto con amigos. Incluso podría sentir que tiene un poco más de control sobre su vida.

  • Haga cambios pequeños y graduales.

    ¿Cuáles son algunos cambios pequeños y sencillos que le parecen factibles? ¿Qué nuevos enfoques podría usted probar? Con el tiempo, las pequeñas cosas pueden acumularse hasta convertirse en cambios sobre los que se puede sentir bien. Aquí tiene algunas ideas:

    • Trate de ser más consciente de cuándo siente hambre de verdad.
    • Elija un alimento saludable que le guste mucho. Trate de saborear cada bocado.
    • Opte por añadir nuevos alimentos saludables a sus comidas en lugar de evitar ciertos alimentos.
    • Encuentre una nueva actividad para ayudarle a afrontar el estrés, como andar en bicicleta o empezar un nuevo pasatiempo. Cuando se sienta estresado y quiera comer, trate de hacer la actividad durante al menos 15 minutos. Podría sentir menos ganas de comer.
  • Empiece con confianza.

    Piense en un pequeño cambio saludable que le gustaría hacer. Pregúntese cuánta confianza tiene en poder hacer este cambio. Anote sus pensamientos.

    Comience con algo pequeño que le parezca que puede hacer y siga a partir de ahí. Ese futuro que imaginó podría no estar tan lejos al fin y al cabo.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.