Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés) es un trastorno ocular en el que la parte coloreada del ojo (iris) y el cristalino obstruyen el movimiento de líquido entre las cámaras del ojo. El glaucoma de ángulo cerrado también se llama glaucoma por cierre angular.

La obstrucción de líquido hace que se acumule presión en el ojo. Esto hace que el iris presione en el sistema de drenaje (red trabecular) del ojo. El aumento de la presión puede causar daño al nervio óptico, lo que provoca pérdida de la visión y posible ceguera. El CAG puede suceder repentinamente o puede desarrollarse lentamente a lo largo del tiempo.

El glaucoma de ángulo cerrado agudo puede causar vista borrosa repentina con dolor y enrojecimiento, generalmente primero en uno de los ojos. Puede ser una situación de emergencia que necesita atención médica de inmediato para prevenir un daño duradero al ojo afectado. El tratamiento puede incluir medicamentos para reducir la presión en el ojo (presión intraocular o IOP, por sus siglas en inglés), observación del ángulo de drenaje y, posiblemente, cirugía. Generalmente también se examina el ojo opuesto, y en algún momento también se lo trata, debido a que es probable que el trastorno afecte a este ojo.

El CAG que se desarrolla lentamente se llama glaucoma de ángulo cerrado crónico. Ocurre cuando se forma tejido cicatricial entre el iris y el sistema de drenaje.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.