ravulizumab

Marca: Ultomiris

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre ravulizumab?

Es posible que tenga infecciones con más facilidad, incluso infecciones serias o fatales. Llame a su médico si tiene fiebre, síntomas parecidos a la gripe, dolor muscular, dolor de cabeza, confusión, rigidez del cuello o espalda, vómito, sarpullido, o si sus ojos están más sensibles a la luz.

Deberá recibir ciertas vacunas antes de comenzar a usar ravulizumab.

Lea la Tarjeta de Seguridad del Paciente sobre los efectos secundarios graves y aprenda los síntomas que debe observar. Mantenga esta tarjeta con usted todo el tiempo mientras usa ravulizumab y por al menos 8 meses después de su ultima dosis.

¿Qué es ravulizumab?

Ravulizumab se usa para tratar la hemoglobinuria paroxística nocturna (PNH, por sus siglas en inglés) en adultos y niños de al menos 1 mes de edad.

Ravulizumab también se usa para tratar una enfermedad sanguínea crónica rara llamada el síndrome urémico hemolítico atípico (aHUS, por sus siglas en inglés) en adultos y niños de al menos 1 mes de edad. Esta medicina no es para uso en el tratamiento de HUS que está relacionado con la toxina Shiga E. coli.

Ravulizumab está disponible solamente bajo un programa especial. Usted debe estar registrado en el programa y entender los riesgos y beneficios de esta medicina.

Ravulizumab puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de recibir ravulizumab?

Usted no debe ser tratado con ravulizumab si es alérgico a éste, si tiene una infección meningocócica (como meningitis o sepsis), o si actualmente no está vacunado contra la meningitis (a menos que los riesgos de retrasar el tratamiento superen los riesgos de desarrollar meningitis).

Usted debe recibir una vacuna para protegerse contra las infecciones meningocócicas al menos 2 semanas antes de comenzar a usar ravulizumab. Si su niño es tratado con ravulizumab, asegúrese de que esté vacunado contra la neumonía y la influenza tipo B (Hib).

Si necesita comenzar a recibir esta medicina antes de recibir la vacuna, usted podría recibir un antibiótico durante las primeras 2 semanas de tratamiento con ravulizumab.

Dígale a su médico si recientemente ha tenido algún síntoma de infección (fiebre, escalofríos o síntomas similares a los de la gripe).

Dígale a su médico si está embarazada. No se conoce si ravulizumab causará daño al bebé nonato. Sin embargo, tener PNH durante el embarazo puede causar complicaciones en el bebé o la madre, como coágulos de sangre, infecciones, sangrado, aborto espontáneo, parto prematuro o la muerte. El beneficio de tratar la PNH puede superar cualquier riesgo para el bebé o la madre.

No amamante mientras está usando ravulizumab, y por al menos 8 meses después de su última dosis.

No está aprobada para usarse en personas menores de 1 mes de edad.

¿Cómo se administra ravulizumab?

Siga todas las instrucciones en la etiqueta de su prescripción y lea todas las guías del medicamento o las hojas de instrucción. Use la medicina exactamente como indicado.

Si ha estado usando otra droga llamada eculizumab (Soliris), deberá esperar 2 semanas después de su última dosis de eculizumab antes de comenzar el tratamiento con ravulizumab.

Ravulizumab se inyecta en una vena por un proveedor del cuidado de la salud. Las dos primeras infusiones generalmente se administran con 2 semanas de diferencia, seguidas de una infusión una vez cada 4-8 semanas.

Después de cada infusión, será observado de cerca por lo menos 1 hora para asegurarse de que no tenga una reacción alérgica.

Las dosis son basadas en el peso. Su dosis puede cambiar si aumenta o pierde peso.

Es posible que tenga infecciones con más facilidad, incluso infecciones serias o fatales. Usted va a necesitar pruebas médicas frecuentes.

Lea la Tarjeta de Seguridad del Paciente sobre los efectos secundarios graves y aprenda los síntomas que debe observar. Mantenga esta tarjeta con usted todo el tiempo mientras usa ravulizumab y por al menos 8 meses después de su ultima dosis. Su riesgo de infección podría durar varios meses después de dejar de usar ravulizumab.

Algunas personas pueden tener un mayor riesgo de gonorrea (una enfermedad de transmisión sexual). Hable con su médico sobre formas seguras de evitar una infección durante las relaciones sexuales.

Ravulizumab puede tener efectos duraderos en su cuerpo, incluso después de que deje de usar este medicamento. Si tiene PNH y deja de usar ravulizumab, es posible que su médico deba controlar su progreso durante al menos 16 semanas después de su última dosis. Si tiene aHUS y deja de usar ravulizumab, su médico puede necesitar chequearlo por lo menos durante 12 meses después de su última dosis.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Llame a su médico para recibir instrucciones si pierde una cita para su inyección de ravulizumab.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

En un ambiente médico una sobredosis sería tratada rápidamente.

¿Qué debo evitar mientras recibo ravulizumab?

Siga las instrucciones de su médico acerca de cualquier restricción de comidas, bebidas, o actividades.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de ravulizumab?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene signos de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Algunos efectos secundarios pueden ocurrir durante la inyección. Dígale a las personas que le prestan atención médica si se siente mareado o si tiene dolor de pecho, dificultad para respirar, o hinchazón en su cara.

Llame de inmediato a su médico si tiene signos de infección, como:

  • dolor muscular con síntomas parecidos a la gripe;
  • fiebre y sarpullido;
  • fiebre y dolor de cabeza;
  • dolor de cabeza y rigidez en su cuello o espalda;
  • dolor de cabeza y náusea o vómito;
  • confusión; o
  • sus ojos pueden estar más sensibles a la luz.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene síntomas de gonorrea, como:

  • dolor o quemazón al orinar;
  • dolor o hinchazón en el área genital o rectal;
  • sangrado vaginal inusual; o
  • secreción maloliente del pene o la vagina.

Si deja de usar el ravulizumab, dígale a su médico si tiene algún síntoma nuevo o que empeora, como: cansancio, confusión, dolor de estómago, dolor de pecho, problemas para respirar o tragar, (en los hombres) problemas para tener una erección, sangre en la orina, convulsiones o pérdida del conocimiento.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • fiebre;
  • presión arterial alta;
  • diarrea, náusea, vomito;
  • dolor de cabeza; o
  • síntomas de resfrío como nariz congestionada, estornudo, dolor de garganta.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a ravulizumab?

Otras drogas pueden afectar a ravulizumab, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dígale a su médico acerca de todas las otras medicinas que usa.

¿Dónde puedo obtener más información?

Su farmacéutico le puede dar más información acerca de ravulizumab.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.