Colonoscopia

Generalidades de la prueba

La colonoscopia es una prueba que le permite a su médico observar el revestimiento interno del intestino grueso (recto y colon). Su médico utiliza un tubo delgado y flexible que se llama colonoscopio para observar el colon. Una colonoscopia ayuda a detectar úlceras, pólipos en el colon, tumores y zonas de inflamación o de sangrado. Durante la colonoscopia, pueden recolectarse muestras de tejido (biopsia) y pueden extraerse bultos anormales. La colonoscopia también puede utilizarse como prueba de detección para determinar la presencia de cáncer o de formaciones precancerosas en el colon o en el recto (pólipos).

En una colonoscopia se observa todo el colon y la parte inferior del intestino delgado. Una prueba que se llama sigmoidoscopia muestra solo el recto y la parte inferior del colon.

Antes de esta prueba, tendrá que limpiar el colon (preparación del colon). La preparación del colon lleva de 1 a 2 días, según el tipo de preparación que el médico recomiende. Algunas preparaciones podrían realizarse durante la noche anterior a la prueba. Si el médico le indicó una preparación en dosis partida, usted hará parte de la preparación la noche anterior y la otra parte el día de la prueba. Planifique quedarse en el hogar durante el tiempo de preparación, dado que necesitará utilizar el baño con frecuencia. La preparación del colon provoca la evacuación de heces flojas con frecuencia y diarrea, de manera tal que su colon esté vacío para la prueba.

La colonoscopia es una de las muchas pruebas que pueden realizarse para detectar cáncer de colon. Otras pruebas incluyen las pruebas fecales, la sigmoidoscopia y la colonografía por tomografía computarizada. La prueba de detección que elija depende de lo que usted prefiera. Hable con su médico acerca de qué le hace correr riesgo y qué prueba sería mejor para usted.

Por qué se hace

La colonoscopia puede hacerse para lo siguiente:

  • Revisar si hay pólipos como prueba de detección para el cáncer colorrectal.
  • Detectar la causa de sangre en las heces o de sangrado rectal.
  • Detectar la causa de diarrea crónica.
  • Detectar la causa de anemia por deficiencia de hierro.
  • Revisar el colon después de haber obtenido resultados anormales en una prueba, como una prueba fecal o una tomografía computarizada.
  • Observar o tratar problemas del colon como la enfermedad intestinal inflamatoria (IBD, por sus siglas en inglés).
  • Detectar la causa de dolor abdominal o rectal crónico y de origen desconocido.

Cómo prepararse

Los procedimientos pueden ser estresantes. Esta información le ayudará a entender qué puede esperar. Y le ayudará a prepararse en forma segura para su procedimiento.

Cómo prepararse para el procedimiento

  • Asegúrese de que alguien le brinde transporte a su hogar. La anestesia y los analgésicos harán que no sea seguro conducir o regresar a su casa por sus propios medios.
  • Entienda exactamente qué procedimiento está planificado, junto con los riesgos, los beneficios y otras alternativas.
  • Informe a su médico sobre TODOS los medicamentos, vitaminas, suplementos y remedios herbarios que toma. Algunos pueden aumentar el riesgo de problemas durante su procedimiento. Su médico le dirá si debería dejar de tomar cualquiera de ellos antes del procedimiento y cuándo debe hacerlo.
  • Si toma aspirina o cualquier otro medicamento que previene los coágulos de sangre, pregúntele a su médico si debería dejar de tomarlo antes de su procedimiento. Asegúrese de entender exactamente lo que su médico quiere que haga. Estos medicamentos aumentan el riesgo de sangrado.
  • Asegúrese de que su médico y el hospital tengan una copia de sus instrucciones anticipadas. Si no las tiene, tal vez desee prepararlas. Estas informan a otros de sus deseos sobre la atención médica. Es algo bueno para tener antes de cualquier tipo de cirugía o procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Siga las indicaciones de su médico acerca de cuándo dejar de comer alimentos sólidos y beber solamente líquidos claros. Usted puede beber agua, jugos claros, caldos claros, paletas de agua saborizadas y gelatina (como Jell-O). No coma ni beba nada rojo o morado. Esto incluye jugo de uva o paletas de agua con sabor a uva. También incluye refresco de frutas ("fruit punch") y gelatina de cereza.
  • Beba el líquido de preparación del colon según las indicaciones de su médico. Es posible que desee quedarse en casa, porque el líquido le hará ir muchas veces al baño. Tendrá las heces flojas y acuosas. Es muy importante que beba todo el líquido. Si tiene problemas para beberlo, llame a su médico.
  • No coma ningún alimento sólido después de beber la preparación para el colon.
  • Deje de beber líquidos claros algunas horas antes de la prueba. Su médico le dirá cuántas horas antes debe hacerlo.

Cómo se hace

Una colonoscopia puede hacerse en el consultorio de un médico, una clínica o un hospital.

Durante la prueba, tal vez le administren un analgésico y un sedante en una vena del brazo (IV). Estos medicamentos le ayudan a relajarse y a sentirse somnoliento durante la prueba. Tal vez no recuerde mucho sobre la prueba.

Antes de la prueba

Usted deberá quitarse casi toda la ropa. Se le dará una bata para usar durante la prueba.

Es posible que se recueste sobre su lado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el abdomen. Debido al medicamento que le den durante la colonoscopia, probablemente no recuerde sobre la prueba cuando se despierte.

A continuación, el médico le introducirá un colonoscopio delgado y flexible en el ano y lo moverá lentamente por el recto hasta el colon. Se usará aire para inflarle el colon, de modo que el médico pueda observar el revestimiento del colon en un monitor.

Durante la prueba

Su médico observará toda la extensión del colon, a medida que el colonoscopio se mueve suavemente hacia adentro y luego hacia afuera del colon. Es posible que le pidan que cambie de posición durante la prueba.

El médico también puede recolectar muestras de tejido (biopsia) o extraer bultos. Por lo general, las personas no sienten nada si se realiza una biopsia o si se extraen pólipos.

Se le retirará lentamente el colonoscopio del ano y habrá salida de aire. Le asearán la zona anal con pañuelos de papel. Si siente retortijones, pasar gas podría ayudarle a aliviarlos.

Después de la prueba

Después de la prueba, permanecerá en la clínica hasta que se despierte y luego recibirá una breve visita de su médico. Luego se le permitirá irse con la persona que lo conducirá a su casa.

Cuánto tiempo dura la prueba

La prueba generalmente dura de 30 a 45 minutos. Pero puede durar más tiempo, dependiendo de lo que se encuentre y se haga durante la prueba.

Cómo se siente

La preparación del colon causará diarrea. Algunas personas también tienen cólicos.

Durante la prueba, tal vez se sienta muy somnoliento y relajado a causa del sedante y los analgésicos. Muchas personas dicen que no recuerdan mucho sobre la prueba debido al sedante.

Usted se sentirá somnoliento después de la prueba por algunas horas.

Riesgos

Hay una baja probabilidad de problemas por hacerse una colonoscopia. El colonoscopio podría desgarrar el colon o causar sangrado.

Resultados

Si se tomó una muestra de tejido (biopsia) durante la colonoscopia, se enviará a un laboratorio para hacer pruebas analíticas.

  • Las muestras de tejido del colon suelen enviarse a un laboratorio de patología, donde se examinan bajo un microscopio para ver si hay enfermedades.
  • Otras muestras de tejido del colon pueden enviarse a un laboratorio de microbiología para ver si hay una infección.

Su médico podría comunicarle los resultados inmediatamente después del procedimiento. Otros resultados de la prueba estarán listos al cabo de 2 a 4 días. Los resultados de la prueba para ciertas infecciones pueden tardar varias semanas.

Colonoscopia

Normales:

El revestimiento del colon tiene una apariencia lisa y rosada, con muchos pliegues normales. No se observan bultos, sacos, sangrado ni inflamación.

Anormales:

Algunas anomalías detectadas por una colonoscopia incluyen hemorroides (la causa más común de sangre en las heces), pólipos, cáncer, una o más llagas (úlceras), sacos en la pared del colon (diverticulosis) e inflamación. Un enrojecimiento e hinchazón del revestimiento del colon (colitis) podrían ser causados por una infección o por la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, por sus siglas en inglés).

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.