Ecocardiografía de esfuerzo

Generalidades de la prueba

Una ecocardiografía (conocida también como eco) utiliza ondas sonoras para crear una imagen del corazón. Se pasa sobre el pecho un dispositivo llamado transductor. Es parecido a un micrófono. El transductor envía ondas sonoras que rebotan en su corazón y regresan al transductor. Estos ecos se convierten en imágenes en movimiento de su corazón que se pueden ver en una pantalla.

En una ecocardiografía de esfuerzo, se hace un eco mientras su corazón está en reposo y después de que se lo ha sometido a un gran esfuerzo. Usted hace ejercicio para hacer que su corazón trabaje más duro.

A veces, en lugar del ejercicio, se utiliza un medicamento que hace que su corazón responda como si usted hubiera estado haciendo ejercicio.

Por qué se hace

Una ecocardiografía de esfuerzo puede hacerse para detectar problemas cardíacos que se pueden observar mientras el corazón se está esforzando (está sobrecargado). Se puede hacer para diagnosticar y supervisar muchas enfermedades cardíacas diferentes.

Por ejemplo, esta prueba puede hacerse para:

  • Verificar si hay arteriopatía coronaria, la cual puede reducir el flujo sanguíneo al músculo cardíaco durante el esfuerzo.
  • Observar las válvulas cardíacas y verificar su funcionamiento.
  • Comprobar el flujo de la sangre a través del corazón, las válvulas cardíacas y los vasos sanguíneos.

Cómo prepararse

  • No fume ni ingiera una comida pesada antes de la prueba.
  • Use zapatos planos cómodos (no pantuflas) y pantalones cortos o deportivos sueltos y ligeros. Los zapatos para caminar o para correr son los mejores.
  • Entienda exactamente qué prueba se ha planeado, junto con los riesgos, los beneficios y otras opciones.
  • Informe a su médico de TODOS los medicamentos, vitaminas, suplementos y remedios herbarios que toma. Algunos pueden aumentar el riesgo de problemas durante la prueba. El médico le dirá si debe dejar de tomar alguno de ellos antes de la prueba y con cuánta antelación debe hacerlo.

Cómo se hace

Una ecocardiografía se realiza mientras el corazón está en reposo. A esto se le llama valor de referencia. Luego hará ejercicio o se le administrará un medicamento que hará que su corazón se esfuerce. A continuación le harán otra ecocardiografía.

Para hacer la ecocardiografía de referencia:

  • Podría tener que quitarse la ropa por encima de la cintura y ponerse una bata.
  • Se acostará boca arriba o sobre su costado izquierdo en una cama o en una mesa de exploración.
  • Tal vez reciba medicamentos a través de una vena (por vía intravenosa, o IV). La vía intravenosa se puede usar para administrarle un material de contraste. Esto ayuda al médico a obtener buenas proyecciones del corazón.
  • Le colocarán almohadillas o parches (electrodos) pequeños en la piel del pecho para registrarle la frecuencia cardíaca durante la prueba.
  • Le pondrán una pequeña cantidad de gel en la parte izquierda del pecho para ayudar a captar las ondas sonoras.
  • Se presionará el transductor firmemente contra su pecho y se moverá lentamente hacia adelante y hacia atrás. Por lo general, se lo mueve a diferentes zonas del pecho para obtener imágenes específicas del corazón.
  • Se le pedirá que haga varias cosas, como permanecer inmóvil, inhalar y exhalar muy lentamente, contener la respiración o acostarse sobre su lado izquierdo.

Si va a hacer ejercicio durante la prueba, comenzará después de que finalice la ecocardiografía de referencia. Puede caminar en una cinta de correr o pedalear en una bicicleta estática. Durante la prueba:

  • Es posible que se le solicite que use números para indicar la dificultad del ejercicio que está haciendo. Cuanto mayor sea el número, mayor es el esfuerzo que piensa que está haciendo durante el ejercicio.
  • Hará ejercicio hasta que usted o el médico crean que debe dejar de hacerlo.
  • Luego se acostará en una cama o mesa de exploración, y se realizará otra ecocardiografía.

Si se va a usar un medicamento para sobrecargar el corazón, recibirá el medicamento después de la ecocardiografía de referencia. Durante la prueba:

  • El medicamento se administrará por vía intravenosa.
  • El medicamento hará que su corazón lata más fuerte y más rápido, como si estuviera haciendo ejercicio.
  • Se tomarán imágenes ecocardiográficas mientras recibe el medicamento.
  • Se detendrá la administración del medicamento, y su frecuencia cardíaca volverá a la normalidad. Luego se tomarán más imágenes ecocardiográficas.

Cuánto tiempo dura la prueba

Una ecocardiografía de esfuerzo dura entre 30 y 60 minutos.

Cómo se siente

Es posible que sienta un dolor breve y agudo cuando se introduce la aguja intravenosa (IV) en una vena del brazo.

La ecocardiografía no le causará dolor. Se extiende un gel sobre el pecho para la ecografía. Puede sentirse fresco. El dispositivo ecográfico móvil se presiona firmemente contra el pecho, pero no causa dolor. No oirá ni sentirá las ondas sonoras.

Si hace ejercicio durante la prueba, es posible que sude, se sienta cansado y le falte el aire. Es posible que tenga síntomas de angina de pecho, como dolor o presión en el pecho.

Si se utiliza un medicamento para esforzar el corazón, es posible que tenga síntomas de náuseas leves, dolor de cabeza, mareos, sofocos o angina de pecho (como dolor o presión en el pecho). Estos síntomas duran solo unos minutos.

Riesgos

Una ecocardiografía es segura porque la prueba solo usa ondas sonoras para evaluar el corazón. No se ha demostrado que estas ondas sonoras de alta frecuencia tengan efectos nocivos.

La parte de ejercicio o medicamento de la prueba puede causar presión arterial baja, náuseas, latidos cardíacos irregulares o un ataque al corazón.

Existe un ligero riesgo de tener una reacción alérgica si se usa material de contraste. La mayoría de las reacciones pueden controlarse por medio de medicamentos.

Resultados

Los resultados suelen estar disponibles en un día. Si la prueba la hace un cardiólogo, los resultados podrían estar disponibles inmediatamente después de la prueba.

Ecocardiografía

Normal:

Las cavidades cardíacas y las paredes del corazón son de tamaño y grosor normales, y se mueven normalmente.

Las válvulas cardíacas funcionan normalmente, sin fugas ni estrechamiento. No hay señal de infección.

La cantidad de sangre bombeada desde el ventrículo izquierdo con cada latido cardíaco (fracción de eyección) es normal.

No hay líquido en exceso en el saco que rodea al corazón, y la membrana alrededor del corazón no está engrosada.

No hay tumores ni coágulos de sangre en las cavidades del corazón.

Anormal:

Las cavidades cardíacas son demasiado grandes. Las paredes del corazón son más gruesas o delgadas de lo normal. Una pared cardíaca delgada puede significar una deficiente irrigación de sangre al músculo cardíaco o un ataque cardíaco antiguo. Una zona delgada y abultada de la pared cardíaca puede indicar un abultamiento en el ventrículo (aneurisma ventricular). Las paredes del músculo cardíaco no se mueven normalmente porque hay una reducción en el suministro de sangre debido a un estrechamiento de las arterias coronarias.

Una o más válvulas cardíacas no se abren ni cierran correctamente (tienen fugas) o no tienen un aspecto normal. Se presentan señales de infección.

La cantidad de sangre bombeada desde el ventrículo izquierdo con cada latido cardíaco (fracción de eyección) es inferior a la normal.

Hay líquido alrededor del corazón (derrame pericárdico). La membrana alrededor del corazón es demasiado gruesa.

Podría encontrarse un tumor o coágulo de sangre en el corazón.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.