Pruebas de alergia

Generalidades de la prueba

Las pruebas para la detección de alergias implican hacerse una prueba cutánea o un análisis de sangre para determinar qué sustancia, o alérgeno, puede desencadenar una respuesta alérgica en una persona. Las pruebas cutáneas suelen realizarse debido a que son rápidas, confiables y, generalmente, menos costosas que los análisis de sangre, pero podría usarse cualquiera de los dos tipos de pruebas.

Pruebas cutáneas

Se coloca una pequeña cantidad de un alérgeno sospechado sobre la piel o debajo de esta para ver si se produce una reacción. Hay tres tipos de pruebas cutáneas:

  • Prueba de punción cutánea. Esta prueba se hace colocando sobre la piel una gota de una solución que contiene un posible alérgeno, y una serie de raspaduras o punciones con aguja permiten que la solución ingrese en la piel. Si se produce una zona roja, elevada y con comezón (llamada roncha) en la piel, esto suele significar que la persona tiene alergia a ese alérgeno. Esto se llama reacción positiva.
  • Prueba de intradermorreacción. Durante esta prueba, se inyecta una pequeña cantidad de la solución alérgena en la piel. Una prueba de intradermorreacción alérgica podría hacerse cuando una sustancia no causa una reacción en la prueba de punción cutánea, pero aún se sospecha que esa sustancia es un alérgeno para esa persona. La intradermorreacción es más sensible que la prueba de punción cutánea, pero es positiva con más frecuencia en personas que no tienen síntomas a ese alérgeno (resultados positivos falsos).
  • Prueba del parche. Para una prueba del parche, la solución alérgena se coloca en una almohadilla que se adhiere a la piel durante 24 a 72 horas. Esta prueba se usa para detectar una alergia cutánea llamada dermatitis de contacto.

Análisis de sangre

Los análisis de sangre para la detección de alergias detectan sustancias en la sangre que se llaman anticuerpos. Los análisis de sangre no son tan sensibles como las pruebas cutáneas, pero suelen usarse para las personas que no pueden hacerse pruebas cutáneas.

El tipo más común de análisis de sangre utilizado es el enzimoinmunoanálisis de adsorción (ELISA, EIA, por sus siglas en inglés). Mide el nivel de un tipo de anticuerpo (que se llama inmunoglobulina E, o IgE) en la sangre que el organismo puede producir en respuesta a ciertos alérgenos. Los niveles de IgE suelen ser más altos en las personas que tienen alergias o asma.

Es posible que se usen otras pruebas analíticas, como la prueba de radioalergoadsorción (RAST, por sus siglas en inglés) o la prueba de inmunoensayo de captura (ImmunoCAP, UniCAP o Pharmacia CAP), para brindar más información.

Los resultados de sus pruebas de alergias podrían mostrar que el tratamiento para la alergia es una opción para usted.

Por qué se hace

Las pruebas de alergia se hacen para averiguar qué sustancias (alérgenos) pueden causar una reacción alérgica.

Prueba cutánea

La prueba cutánea puede hacerse para:

  • Identificar los alérgenos inhalados (respiratorios), como el polen de árboles, arbustos y malezas, el moho, el polvo, las plumas y la caspa de los animales.
  • Identificar probables alérgenos presentes en los alimentos (como los huevos, la leche, los cacahuates, las nueces, el pescado, la soya, el trigo o los mariscos).
  • Averiguar si una persona puede tener alergia a un medicamento o tener alergia al veneno de los insectos.

Análisis de sangre

Puede hacerse un análisis de sangre en lugar de una prueba cutánea si una persona:

  • Tiene urticaria u otra afección de la piel, como eccema, que hace que sea difícil ver los resultados de una prueba cutánea.
  • No puede dejar de tomar un medicamento, como un antihistamínico o un antidepresivo tricíclico, que puede prevenir o reducir una reacción a una sustancia incluso cuando una persona es alérgica a la sustancia.
  • Ha tenido una reacción alérgica grave (anafilaxia).
  • Ha tenido resultados positivos en pruebas cutáneas con respecto a muchos alimentos. Los análisis de sangre pueden ayudar a determinar a qué alimentos es más probable que sea alérgica la persona.

Cómo prepararse

Asegúrese de decirle a su médico sobre todos los medicamentos que toma. Tal vez tenga que dejar de tomar algunos medicamentos como antihistamínicos por algunos días antes de que le hagan una prueba cutánea de detección de alergias.

Cómo se hace

Pruebas de alergia en la piel

Pruebas cutáneas

El profesional de la salud a cargo de la punción cutánea o la prueba de intradermorreacción hará lo siguiente:

  • Limpiará el lugar donde se hará la prueba (generalmente, en la espalda o el brazo) con alcohol.
  • Le colocará gotas de los alérgenos en la piel con una separación de alrededor de 1 pulgada (2.5 cm) a 2 pulgadas (5 cm) entre sí. Esto permite que se realicen pruebas con muchas sustancias al mismo tiempo.
  • Le pinchará la piel con una aguja debajo de cada gota. La aguja pasa a través de la gota y permite que parte del alérgeno penetre la piel. Para la intradermorreacción, se usa una aguja para inyectar la solución de alérgeno a más profundidad en la piel.
  • Revisará la piel después de 12 a 15 minutos para detectar zonas rojas, elevadas y con comezón que se llaman ronchas. Si se forma una roncha, esto significa que usted podría tener alergia a ese alérgeno (esto se llama reacción positiva).

Otro método de punción cutánea usa un dispositivo con 5 a 10 puntos (cabezas), que se sumergen en frascos que contienen el extracto de alérgeno. Este dispositivo se presiona contra la piel del antebrazo o de la espalda, de modo que se presionan todas las cabezas en la piel al mismo tiempo.

Prueba de parche cutáneo

En una prueba de parche cutáneo, también se usan unas pequeñas dosis del alérgeno sospechado. Para esta prueba:

  • Se colocan dosis de alérgenos sobre parches que tienen un aspecto similar a las vendas adhesivas.
  • Luego, los parches se colocan sobre la piel (por lo general, en la espalda). Esto suele tardar alrededor de 40 minutos, según la cantidad de parches que se apliquen.
  • Usará los parches durante 24 a 72 horas. Mantenga la zona del parche seca cuando se bañe. Y no haga actividades que puedan hacerle sudar excesivamente mientras usa los parches. Esto podría aflojar los parches y hacer que se desprendan.
  • El profesional de la salud le quitará los parches y se le revisará la piel para detectar señales de una reacción alérgica.

Cuánto tiempo dura la prueba

Las pruebas de alergias en la piel suelen durar menos de una hora.

Pruebas de alergia mediante análisis de sangre

Un profesional de la salud usa una aguja para tomar una muestra de sangre, por lo general, del brazo.

La muestra de sangre se colocará en papel especialmente tratado. Luego se envía a un laboratorio para saber si hay anticuerpos contra alguno de los alérgenos que se están evaluando. La detección de anticuerpos específicos podría significar que usted tiene alergia a un determinado alérgeno.

Cómo se siente

Pruebas de alergia en la piel

Con la prueba de punción cutánea y la intradermorreacción, es posible que sienta una leve punzada cuando se le pinche la piel que se encuentra debajo de cada muestra o cuando la aguja penetre la piel.

Pruebas de alergia mediante análisis de sangre

Es posible que no sienta la aguja en absoluto o que sienta un pinchazo o pellizco rápido.

Riesgos

Pruebas de alergia en la piel

El principal riesgo de la prueba de punción cutánea o la prueba de intradermorreacción es una reacción alérgica grave llamada anafilaxia. Los síntomas de este tipo de reacción incluyen comezón, sibilancias, hinchazón de la cara o de todo el cuerpo, dificultad para respirar, náuseas, vómitos y presión arterial baja que puede provocar choque. Una reacción anafiláctica puede ser mortal y es una emergencia médica. Siempre se necesita atención de urgencia para este tipo de reacción. Pero la reacción alérgica grave es poco común, especialmente con la prueba de punción cutánea.

Pruebas de alergia mediante análisis de sangre

Las probabilidades de tener un problema debido a esta prueba son muy bajas. Puede formarse un pequeño moretón en el sitio.

Resultados

Pruebas de alergia en la piel

Pruebas cutáneas de alergia nota 1

Normal (negativa):

El alérgeno no crea zonas rojas elevadas (llamadas ronchas).

Anormal (positiva):

Una roncha creada por el alérgeno mide al menos 1/8 de pulgada (3 mm) más que la reacción al control negativo. Cuanto más grande sea la roncha, más seguro es que la persona es alérgica a ese alérgeno específico.

Pruebas de alergia mediante análisis de sangre

Análisis de sangre para la detección de alergias

Normal (negativo):

Los niveles de inmunoglobulina E (IgE), un tipo de anticuerpo, son los mismos que en una persona que no tiene alergias.

Anormal (positivo):

Los niveles de anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE) para un alérgeno en particular o un grupo de alérgenos están por encima del nivel normal.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.