Pruebas fecales para el cáncer colorrectal

Pruebas fecales para el cáncer colorrectal

Generalidades de la prueba

Una prueba fecal es una de muchas pruebas que se usan para detectar el cáncer colorrectal. El cáncer colorrectal afecta al intestino grueso (colon) y al recto. Las pruebas fecales buscan señales de sangre o cáncer en una muestra de heces.

Las pruebas fecales incluyen:

  • Prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés).
  • Prueba de sangre oculta en heces (gFOBT, por sus siglas en inglés).
  • Prueba inmunoquímica fecal con análisis de ADN, también llamada FIT-DNA, por sus siglas en inglés.

La sangre en las heces puede ser el único síntoma de cáncer colorrectal. Pero no toda la sangre en las heces es causada por cáncer. Otras afecciones que pueden hacer que haya sangre en las heces incluyen:

Una prueba fecal es una de las muchas pruebas que podrían realizarse para detectar el cáncer de colon. Otras pruebas incluyen la sigmoidoscopia, la colonoscopia y la colonografía por tomografía computarizada. La prueba de detección que elija depende de su riesgo, su preferencia y su médico. Hable con su médico acerca de qué le hace correr riesgo y qué prueba sería mejor para usted.

Por qué se hace

Las pruebas fecales se hacen para detectar sangre en las heces, dado que el cáncer y los pólipos en el colon tienen más probabilidad de sangrar que el tejido normal del colon. Un tipo de prueba fecal, la prueba inmunoquímica fecal con análisis de ADN (FIT-DNA, por sus siglas en inglés) revisa si hay sangre en las heces y mutaciones genéticas en el ADN que pudieran ser señales de cáncer. Si se detectan sangre o mutaciones de ADN, se harán más pruebas, como una colonoscopia, para encontrar la causa.

Cómo prepararse

Con la prueba de sangre oculta en heces (gFOBT, por sus siglas en inglés), se le darán instrucciones acerca de los alimentos que debe evitar los días anteriores a la prueba. Es posible que también tenga que detener el uso de algunos medicamentos por un tiempo breve antes de la prueba.

No se haga las pruebas fecales durante su período menstrual o si tiene hemorroides que estén sangrando. Además, no haga la prueba en una muestra de heces que haya estado en contacto con desinfectantes para inodoros que ponen el agua azul.

Cómo se hace

Hay diferentes tipos de pruebas caseras. Las empresas que fabrican los kits de prueba proporcionan instrucciones de uso. Para obtener resultados precisos, siga detenidamente las instrucciones que vienen con su equipo de prueba.

Prueba inmunoquímica fecal

El kit de prueba contiene las cosas que usted necesita para obtener muestras pequeñas de heces. Para algunos tipos de prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés), es posible que usted tenga que recolectar una muestra fecal durante 2 o más días.

La prueba FIT no requiere una dieta especial en los días antes de hacerse la prueba.

Una vez que haya terminado de hacerse la prueba, siga las instrucciones para devolver la prueba. Algunas pruebas proporcionan los resultados de inmediato. Si su prueba indica que se encontró sangre, llame a su médico lo antes que pueda.

Prueba de sangre oculta en heces

El kit de prueba contiene las cosas que necesita, como las tarjetas de prueba o una almohadilla de prueba especial. Es posible que tenga que recolectar muestras fecales de tres evacuaciones intestinales diferentes en tres días diferentes. Asegúrese de seguir las instrucciones acerca de los alimentos o medicamentos que debe evitar durante los días anteriores a la prueba.

Sus instrucciones pueden decir que haga lo siguiente:

  • Coloque muestras diminutas de materia fecal en las tarjetas de papel. Las tarjetas podrían enviarse a un laboratorio o bien usted las analiza en el hogar usando una solución de su kit de prueba. Un cambio de color significa que hay sangre en las heces.
  • Coloque una almohadilla de prueba especial en el inodoro después de una evacuación. La almohadilla cambiará de color si las heces tienen sangre.

Si hay sangre en las heces, llame a su médico lo antes posible.

Prueba inmunoquímica fecal con análisis de ADN

El kit de prueba contiene un recipiente para que usted pueda recolectar una muestra completa de heces para enviarla al laboratorio.

El kit incluye instrucciones que muestran cómo recolectar una muestra de heces. También se le puede pedir que tome una pequeña muestra de las heces que recolectó y la introduzca en un pequeño tubo de plástico. El kit contiene un frasco de líquido conservante que usted tiene que verter en el recipiente para cubrir las heces antes de sellar la tapa. Siga las instrucciones para enviar el kit al laboratorio.

Riesgos

No se conocen riesgos por realizarse esta prueba.

Resultados

Si envía la muestra de su prueba a un laboratorio o la devuelve al consultorio de su médico, es probable que sea su médico quien analice los resultados de la prueba. Algunos laboratorios podrían enviarle los resultados a usted. Y en función del tipo de prueba que usted elija, es posible que pueda ver los resultados después de haber completado el último paso.

Pruebas fecales

Normales:

Una prueba FIT o gFOBT normal significa que no había sangre en las heces al momento de la prueba. Una prueba FIT-DNA normal significa que no se encontró sangre ni ninguna mutación genética. El resultado normal de la prueba se llama negativo.

Anormales:

Una prueba FIT o gFOBT anormal significa que había algo de sangre en las heces al momento de la prueba. Una prueba de FIT-DNA anormal significa que se encontró sangre o alguna mutación genética. El resultado anormal de la prueba se llama positivo.

Resultados normales

Si una prueba fecal es normal, no siempre significa que no hay cáncer colorrectal ni pólipos de colon. La razón es que estas pruebas pueden pasar por alto pólipos y algunos cánceres.

Hable con su médico sobre la frecuencia con que usted debe hacerse una prueba, dependiendo de su edad y cualquier factor de riesgo de cáncer colorrectal que pueda tener.

Resultados anormales

Un pólipo benigno, un pólipo precanceroso o el cáncer pueden dar como resultado una prueba fecal positiva. Los resultados anormales pueden producirse incluso si no tiene cáncer. Pero con una prueba positiva, existe una probabilidad baja de que pudiera tener cáncer colorrectal.

Si su prueba es positiva, tendrá que hacerse una colonoscopia. Esta debería hacerse para ver si el resultado de la prueba fecal es a causa de un cáncer colorrectal.

Pero la presencia de sangre en las heces la mayoría de las veces está causada por otra cosa en vez de cáncer. Estas otras causas podrían incluir hemorroides, úlceras o tomar aspirina.

Los resultados de las pruebas fecales que son positivos cuando usted no tiene cáncer se llaman resultados de prueba positivos falsos.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.