Radiografías dentales

Generalidades de la prueba

Las radiografías dentales son imágenes de los dientes, de los huesos y de los tejidos blandos alrededor de ellos para ayudar a encontrar problemas en los dientes, la boca y la mandíbula. Las radiografías pueden mostrar caries, estructuras dentales ocultas (como las muelas del juicio) y pérdida de masa ósea que no se pueden ver durante un examen visual. Las radiografías dentales también pueden hacerse como seguimiento después de los tratamientos dentales.

Los siguientes tipos de radiografías dentales se usan con frecuencia. Las radiografías utilizan pequeñas cantidades de radiación.

Radiografías de mordida.

Estas radiografías muestran, en una sola vista, los dientes posteriores superiores e inferiores. Estas radiografías se utilizan para comprobar si hay caries entre los dientes y para mostrar lo bien que se alinean los dientes superiores e inferiores. También muestran la pérdida ósea cuando hay una enfermedad grave de las encías o una infección dental.

Radiografías periapicales.

Las radiografías periapicales muestran todo el diente, desde la corona expuesta hasta el extremo de la raíz y los huesos que sostienen el diente. Estas radiografías se utilizan para detectar problemas dentales por debajo de la línea de las encías o en la mandíbula, como dientes retenidos, abscesos, quistes, tumores y alteraciones óseas relacionadas con algunas enfermedades.

Radiografías oclusales.

Estas radiografías muestran el paladar (techo) o el piso de la boca. Se utilizan para encontrar dientes adicionales, dientes que aún no han abierto paso por las encías, fracturas mandibulares, una hendidura en el techo de la boca (paladar hendido), quistes, abscesos o crecimientos. Las radiografías oclusales también pueden usarse para encontrar un cuerpo extraño.

Radiografías panorámicas.

Estas radiografías muestran una visión amplia de la mandíbula, los dientes, los senos paranasales, la zona nasal y las articulaciones temporomandibulares (de la mandíbula). Muestran problemas como dientes retenidos, anormalidades óseas, quistes, crecimientos sólidos (tumores), infecciones y fracturas.

Radiografías digitales.

Estas radiografías pueden enviarse a una computadora para grabarlas y guardarlas.

Durante la primera visita de una persona al dentista, se suele tomar una serie de radiografías periapicales de toda la boca (alrededor de 14 a 21 radiografías). Las radiografías de mordida se utilizan durante los chequeos para detectar caries dentales. Las radiografías panorámicas se pueden utilizar de vez en cuando. Las radiografías dentales se programan cuando sean necesarias, en base a la edad, el riesgo de enfermedades y las señales de enfermedad.

Por qué se hace

Los dentistas usan radiografías para:

  • Detectar problemas en la boca, como caries, lesiones dentales y daño a los huesos que sostienen las piezas dentarias.
  • Mostrar dientes y muelas que no están creciendo en el lugar correcto o que están demasiado apiñados como para salir de las encías correctamente (retenidos).
  • Detectar quistes, tumores o sacos de infección (abscesos) en la boca.
  • Revisar la ubicación de los dientes permanentes en niños que todavía tienen los dientes de leche.
  • Ayudar a planear tratamientos como hacer un tratamiento de conducto radicular, empastar caries, extraer una pieza dentaria o enderezar los dientes con aparatos de ortodoncia. Las radiografías también se usan para planificar prótesis y dentaduras postizas.

Cómo prepararse

En general, no hay nada que tenga que hacer antes de esta prueba, a menos que su médico le diga lo contrario.

Cómo se hace

Las radiografías dentales se toman en el consultorio del dentista.

  • Su dentista le dirá si usted necesita quitarse cualquier pieza de joyería o piercings que pudieran interferir en la radiografía.
  • Un técnico dental lo cubrirá con un delantal de plomo pesado mientras se sienta erguido en una silla. Este delantal protege su cuerpo de los rayos X. El técnico puede cubrirle el cuello con el collar del delantal (llamado protector tiroideo) para proteger la glándula tiroidea de la radiación.
  • Todas las demás personas en la sala usan un delantal de protección o permanecen detrás de un panel protector.
  • El técnico dental lo hará morder una pequeña pieza de cartón o de plástico. El cartón o el plástico contienen la película radiográfica. Puede hacer esto varias veces para obtener imágenes de todos sus dientes. Algunos equipos de rayos X tienen una cámara que gira alrededor de la cabeza y toma imágenes de sus dientes mientras está sentado o de pie.
  • Quizás desee enjuagarse la boca antes y después de las radiografías.

Algunos dentistas utilizan radiografía digital. Este método usa un sensor electrónico en lugar de la película de rayos X. Se toma una imagen electrónica y se almacena en una computadora. Esta imagen puede verse en una pantalla de computadora. Se necesita menos radiación para generar una imagen con radiografía digital que con los rayos X estándar.

Cuánto tiempo dura la prueba

La radiografía suele durar aproximadamente un minuto por imagen. Tal vez le tomen más de una imagen durante una visita.

Cómo se siente

Las radiografías solo llevan unos minutos y no son dolorosas.

Algunas personas pueden sentir náuseas por el plástico o el cartón que sostiene la película radiográfica. La gente suele encontrar más fácil relajarse si se centra en otra cosa (como un objeto en la pared) y respira lenta y profundamente por la nariz mientras le toman las radiografías.

Riesgos

Siempre hay una ligera probabilidad de daño a células o tejido debido a la radiación, incluso con los bajos niveles de radiación que se usan para esta prueba. Pero la probabilidad de daño a causa de las radiografías es extremadamente bajo. No es una razón para evitar la prueba.

Las radiografías dentales son seguras durante el embarazo. Por lo tanto, la mayoría de los procedimientos dentales pueden hacerse mientras está embarazada. Postergar la atención dental puede empeorar un problema. Su dentista le hará usar un delantal de plomo sobre el abdomen para proteger al bebé de los rayos X.

Resultados

Su dentista puede hablar con usted acerca de sus radiografías inmediatamente después de que se tomen.

Radiografías dentales

Normales:

No se ven caries.

No se ve daño a los huesos que sostienen los dientes.

No se ven lesiones dentales, como fracturas dentales o de la mandíbula.

No se ven quistes, masas sólidas (tumores) ni abscesos.

No se ven piezas dentales adicionales ni dientes retenidos ni se ven dientes fuera de su lugar normal.

Anormales:

Se ven caries.

Se ve daño a los huesos que sostienen los dientes.

Se ven lesiones dentales, como fracturas dentales o de la mandíbula.

Se ven quistes, masas sólidas (tumores) o abscesos.

Se ven dientes en lugares fuera de lo normal, adicionales o retenidos.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.