Tomografía computarizada del cuerpo

Generalidades de la prueba

Una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) utiliza rayos X para captar imágenes detalladas de estructuras del interior del cuerpo.

Durante la prueba, usted permanecerá recostado sobre una mesa conectada al tomógrafo, que es una máquina grande con forma de rosquilla. El tomógrafo envía rayos X por toda la zona del cuerpo que se está estudiando. Cada rotación del tomógrafo brinda una imagen de una rebanada delgada del órgano o zona. Todas las imágenes se guardan como grupo en una computadora. También pueden imprimirse.

En algunos casos, puede usarse un tinte llamado material de contraste. Puede colocarse en una vena (IV) en su brazo, o puede colocarse en otras partes del cuerpo (como en el recto o una articulación) para observar mejor esas zonas. Para algunos tipos de CT, el tinte tiene que beberse. El tinte facilita ver las estructuras y órganos en las imágenes de CT.

Una CT se puede usar para estudiar todas las partes del cuerpo, como el pecho, el abdomen, la pelvis o un brazo o una pierna. Puede tomar imágenes de los órganos del cuerpo, tales como el hígado, el páncreas, los intestinos, los riñones, la vejiga, las glándulas suprarrenales, los pulmones y el corazón. También puede estudiar los vasos sanguíneos, los huesos y la médula espinal.

Una CT por fluoroscopia es una prueba especial que no está ampliamente disponible. Usa un haz constante de rayos X para observar el movimiento en el cuerpo. Le permite al médico ver los órganos moverse o guiar una aguja de biopsia u otro instrumento al lugar adecuado dentro de su cuerpo.

Por qué se hace

Las tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) se usan para estudiar las zonas del cuerpo y los brazos o las piernas.

  • Pecho (tórax). Una CT del tórax puede detectar problemas en los pulmones, el corazón, el esófago, o el vaso sanguíneo principal (aorta) o los tejidos en el centro del pecho. Algunos problemas comunes en el pecho que puede encontrar una CT son una infección, cáncer de pulmón, una embolia pulmonar y un aneurisma. También se puede usar para ver si el cáncer se ha propagado al pecho desde otra zona del cuerpo.
  • Abdomen. Una CT del abdomen puede encontrar quistes, abscesos, infecciones, tumores, un aneurisma, ganglios linfáticos agrandados, objetos extraños, sangrado en el abdomen, diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal y apendicitis.
  • Vías urinarias. Una CT de los riñones, los uréteres y la vejiga se llama un CT KUB o CT por urografía. Este tipo de exploración puede detectar cálculos renales, cálculos en la vejiga u obstrucción de las vías urinarias. Un tipo especial de CT, que se llama pielograma intravenoso (IVP, por sus siglas en inglés), usa tinte (material de contraste) inyectable para detectar cálculos renales, obstrucción, crecimientos, infección u otras enfermedades de las vías urinarias.
  • Hígado. Una CT puede detectar tumores en el hígado, sangrado del hígado y enfermedades del hígado. Una CT del hígado puede ayudar a determinar la causa de la ictericia.
  • Páncreas. Una CT puede detectar un tumor en el páncreas o inflamación del páncreas (pancreatitis).
  • Vesícula biliar y vías biliares. Una CT puede usarse para determinar si están obstruidas las vías biliares. Los cálculos biliares de vez en cuando aparecen en una CT. Pero suelen usarse otros exámenes, como una ecografía, para detectar problemas en la vesícula biliar y en las vías biliares.
  • Glándulas suprarrenales. Una CT puede detectar tumores o agrandamiento de las glándulas suprarrenales.
  • Bazo. Se puede utilizar una CT para revisar si hay una lesión en el bazo o el tamaño del bazo.
  • Pelvis. Una CT puede detectar problemas en los órganos de la pelvis. Para una mujer, estos son el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Para un hombre, los órganos pélvicos incluyen la próstata y las vesículas seminales.
  • Brazo o pierna. Una CT puede detectar problemas en los brazos o en las piernas, incluidos el hombro, el codo, la muñeca, la mano, la cadera, la rodilla, el tobillo o el pie.

Otros usos de la tomografía computarizada

Una CT podría usarse para asegurar que un procedimiento se realice correctamente. Por ejemplo, el médico puede usar una CT para guiar una aguja durante una biopsia de tejido o para guiar la colocación adecuada de una aguja para drenar un absceso.

Para las personas con cáncer, una CT puede ayudar a determinar el grado de propagación del cáncer. Esto se llama determinar la etapa en que se encuentra el cáncer.

Cómo prepararse

Antes de hacerse una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés), informe a su médico si usted:

  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Es alérgico a algún medicamento, incluyendo los tintes de yodo.
  • Tiene una afección cardíaca, como la insuficiencia cardíaca.
  • Tiene diabetes.
  • Toma metformina. Es posible que deba ajustar su medicación un día antes y un día después de la prueba.
  • Ha tenido problemas en los riñones.
  • Tiene asma.
  • Ha tenido mieloma múltiple.
  • Ha tenido una prueba de rayos X utilizando material de contraste de bario (como un enema de bario) en los últimos 4 días. El bario aparece en las películas de rayos X y hace que sea difícil verlas con claridad.
  • Se pone muy nervioso en lugares pequeños y cerrados. Usted deberá permanecer quieto dentro del tomógrafo, de modo que podría necesitar un medicamento (sedante) que le ayude a relajarse.

Haga arreglos para que alguien lo lleve a su hogar en caso de que reciba un medicamento que le ayude a relajarse (sedante) para realizar la prueba.

Si le van a realizar una CT abdominal, tal vez le pidan que no coma alimentos sólidos desde la noche anterior a la tomografía. Para una CT abdominal, es posible que deba beber el material de contraste. Para algunas CT, puede que necesite tomar un laxante o hacerse un enema antes de la prueba.

Hable con su médico de cualquier preocupación que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas .

Cómo se hace

Generalmente, una CT la hace un técnico en radiología. Las imágenes suele leerlas un radiólogo, quien escribe el informe. Otros médicos también pueden revisar una CT.

Es posible que deba quitarse cualquier joya que use. Deberá quitarse toda o casi toda la ropa, según la zona que se estudie. Es posible que pueda usar ropa interior para algunas tomografías. Se le proporcionará una bata para que use durante la prueba.

Durante la prueba, usted permanecerá recostado sobre una mesa conectada al tomógrafo.

La mesa se desliza dentro de la abertura redonda del tomógrafo, y el tomógrafo se mueve alrededor del cuerpo. La mesa se mueve mientras el tomógrafo toma las imágenes. Es posible que oiga un clic o un zumbido a medida que la mesa y el tomógrafo se mueven. Es muy importante permanecer quieto durante la prueba.

Durante la prueba, es posible que se encuentre solo en la sala de tomografía. Sin embargo, el técnico lo observará a través de una ventana. Usted podrá hablarle al técnico a través de un intercomunicador de dos vías.

La prueba durará de 30 a 60 minutos. La mayor parte de este tiempo se está preparando para el examen. La toma de imágenes en sí solo tarda unos segundos.

Qué se siente

La prueba no causa dolor. Es posible que sienta que la mesa donde está recostado es dura, y la sala podría estar fría. Podría resultarle difícil permanecer quieto durante la prueba.

Algunas personas se sienten nerviosas dentro del tomógrafo.

Si se utiliza un medicamento para ayudarle a relajarse (sedante) o un tinte (material de contraste), suele inyectarse en una vena (por vía intravenosa o IV) de la mano o del brazo. Podría sentir un pinchazo o pellizco rápido cuando se inicia la vía IV. El tinte podría hacerle sentir una sensación de calor y bochorno, y podría provocarle un sabor metálico en la boca. Algunas personas sienten malestar estomacal o tienen dolor de cabeza. Infórmeles al técnico o a su médico cómo se siente.

Riesgos

Las probabilidades de que una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) cause un problema son bajas.

  • Existe la posibilidad de que se produzca una reacción alérgica al tinte (material de contraste).
  • Si usted amamanta y le inquieta si es seguro el tinte que se usa en esta prueba, hable con su médico. La mayoría de los especialistas creen que pasa muy poca cantidad de tinte a la leche materna y todavía menos pasa al bebé. Pero si lo prefiere, usted puede almacenar parte de su leche con antelación y usarla por un día o dos después de la prueba.
  • Si tiene diabetes o toma metformina (Glucophage), el tinte podría causar problemas. Su médico le informará cuándo dejar de tomar la metformina y cuándo comenzar a tomarla otra vez luego de la prueba, para que usted no tenga problemas.
  • Hay una pequeña probabilidad de tener cáncer en el futuro a causa de algunos tipos de tomografías computarizadas.nota 1 El riesgo es mayor en niños, adultos jóvenes y personas a las que se les realizan muchas pruebas de radiación. Si le preocupa este riesgo, hable con su médico acerca de los beneficios y los riesgos de una CT y confirme con él que la prueba es necesaria.

Resultados

Una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) utiliza rayos X para captar imágenes detalladas de estructuras del interior del cuerpo.

Por lo general, los resultados completos están listos para su médico en el término de 1 a 2 días.

Tomografía computarizada

Normal:


Los órganos y los vasos sanguíneos son normales en cuanto a su forma, tamaño y ubicación. No hay vasos sanguíneos obstruidos.


No se observan objetos extraños (como fragmentos de metal o de vidrio), crecimientos (como cáncer), inflamación o infección.


No se observa ningún sangrado ni acumulación de líquido.

Anormal:


Hay un órgano demasiado grande o demasiado pequeño, dañado o infectado. Hay abscesos presentes.


Se observan objetos extraños (como fragmentos de metal o de vidrio).


Hay cálculos renales o cálculos biliares presentes.


Se ven crecimientos (como tumores) en el colon, los pulmones, los ovarios, el hígado, la vejiga, los riñones, las glándulas suprarrenales o el páncreas.


Una CT del tórax muestra una embolia pulmonar, líquido en los pulmones o infección.


Hay un aneurisma.


Se observa obstrucción en los intestinos o en las vías biliares.


Una CT del abdomen muestra enfermedad inflamatoria intestinal o diverticulitis.


Los ganglios linfáticos están agrandados.


Uno o más vasos sanguíneos están obstruidos.


Se observa un crecimiento, una fractura, una infección u otro problema en un brazo o en una pierna.

Qué afecta esta prueba

Las siguientes situaciones podrían impedir que se realice la prueba o podrían modificar los resultados de la prueba:

  • Embarazo. Por lo general, no se realizan tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) durante el embarazo.
  • Uso de bario para otra prueba. El bario aparece en una CT. Si se necesita una CT del abdomen, debe realizarse antes de cualquier prueba que use bario, como un enema de bario.
  • Objetos metálicos en el cuerpo. Estos objetos, como grapas quirúrgicas o metal en prótesis articulares, podrían impedir que se obtenga una vista nítida de la zona del cuerpo.
  • Usted no puede permanecer quieto durante la prueba.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Einstein AJ, et al. (2007). Estimating risk of cancer associated with radiation exposure from 64-slice computed tomography coronary angiography. JAMA, 298(3): 317–323.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.