Alergia a la penicilina

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la alergia a la penicilina?

La alergia a la penicilina es una reacción alérgica que ocurre cuando el sistema inmunitario del organismo reacciona excesivamente a estos antibióticos. Muchas personas que creen que tienen una alergia a la penicilina no la tienen. Pueden haber tenido un efecto secundario en lugar de una reacción alérgica. Las pruebas pueden mostrar si tiene una alergia a la penicilina.

¿Qué le hace correr riesgo?

Las reacciones alérgicas graves a la penicilina pueden ser peligrosas y mortales. Usted puede tener más probabilidades de sufrir este tipo de reacción si ha tenido:

  • Un resultado positivo de una prueba cutánea de alergia a la penicilina.
  • Urticaria (ronchas) que apareció rápidamente después de haber tomado la penicilina.
  • Una reacción adversa a la penicilina en el pasado.

Si alguna de estas cosas se le aplican a usted, debería recibir otro antibiótico o someterse a terapia de desensibilización. En este tipo de terapia, usted comenzará a tomar pequeñas cantidades de la penicilina y lentamente aumentará la cantidad que toma. Se hace bajo la supervisión de un médico. Esto permite que el sistema inmunitario "se acostumbre" al medicamento, y usted tal vez ya no tenga una reacción alérgica. Es posible que tenga que repetir este proceso si tiene que volver a usar el antibiótico en el futuro. Esto se debe a que la desensibilización no dura mucho tiempo.

No es probable que tenga una reacción anafiláctica a la penicilina si ha tenido un salpullido con manchas rojas que aparecieron unas horas o días después de haber tomado penicilina.

¿Cuáles son los síntomas?

Una reacción leve puede causar:

  • Salpullido leve.
  • Urticaria (ronchas).
  • Hinchazón en los labios, la lengua o la cara.
  • Comezón.

En casos poco comunes, una alergia a la penicilina puede causar una reacción alérgica grave. Esto se llama anafilaxia. Puede ser mortal. Las reacciones graves suelen producirse en el plazo de una hora después de tomar el medicamento. Si tuvo un salpullido con manchas rojas que aparecieron unas horas o días después de haber tomado penicilina en el pasado, probablemente no tenga una reacción grave si toma penicilina de nuevo.

Una reacción grave puede incluir todos los síntomas de una reacción leve, además de:

  • Mareos intensos.
  • Dificultad para respirar.
  • Un pulso rápido o débil.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Diarrea, náuseas o vómitos.

Si usa penicilina y luego le salen bultos elevados en la piel, tiene problemas para respirar o tiene otros síntomas de anafilaxia, llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato.

¿Cómo se diagnostica?

Para saber si tiene una alergia a la penicilina, el médico le hará preguntas sobre sus síntomas, por ejemplo:

  • Cuáles fueron y cuál fue su gravedad.
  • Lo pronto que sucedieron después de tomar el medicamento.
  • Hace cuánto que sucedieron.
  • Cómo se trataron.

Es posible que le hagan una prueba cutánea para verificar su reacción a la penicilina. El médico puede administrarle pequeñas dosis por vía oral. Una reacción alérgica suele producirse rápidamente. Lo vigilarán atentamente mientras se le hace la prueba.

Si el resultado de la prueba es negativo, entonces no tiene alergia al medicamento. Puede que nunca haya tenido alergia. Es posible que haya tenido efectos secundarios en lugar de una reacción alérgica. O puede haber perdido la alergia con el tiempo.

¿Cómo se trata la alergia a la penicilina?

Lo primero que debe hacer para tratar una alergia a la penicilina es dejar de tomar el medicamento.

Una reacción leve a menudo se puede tratar con antihistamínicos de venta libre. Estos medicamentos detienen la hinchazón y la comezón.

Algunas personas pueden necesitar medicamentos recetados.

Para tratar una reacción leve, usted también puede:

  • Tomar una ducha fría o aplicarse una compresa fría.
  • Usar ropa liviana que no le moleste la piel.
  • Evitar el uso de jabones y detergentes fuertes. Estos pueden empeorar la comezón.

Para una reacción grave, es posible que necesite una inyección de epinefrina. Algunas personas también reciben antihistamínicos y otros medicamentos por vía intravenosa.

Si tiene cualquier reacción a la penicilina, informe al médico de inmediato. Hay pruebas que confirmarán si tiene alergia a la penicilina. Si la prueba da positivo, dígales a las personas que lo cuidan que tiene alergia a la penicilina.

También es una buena idea llevar puesto un brazalete o collar de alerta médica que contenga una lista de sus alergias. Estos se pueden comprar en la mayoría de las farmacias.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.