Cromo

Generalidades del tratamiento

El cromo es un mineral que el cuerpo usa en cantidades pequeñas para realizar funciones corporales normales, como la digestión de alimentos. El cromo existe en muchos alimentos naturales que incluyen la levadura de cerveza, carnes, papas (especialmente las pieles), quesos, melaza, especias, panes y cereales integrales y frutas y verduras frescas. Beber agua dura del grifo suministra cromo al cuerpo y cocinar en utensilios de cocina de acero inoxidable aumenta el contenido de cromo en los alimentos.

Puede comprar suplementos de cromo por separado en tabletas o cápsulas o como parte de un multivitamínico. Pero como el cuerpo humano necesita muy poco cromo, la mayoría de las personas obtienen suficiente cantidad en su dieta regular y no necesitan suplementos dietéticos. Aquellos en riesgo de deficiencia de cromo incluyen personas con diabetes y personas mayores.

Por qué se usa

El cromo ayuda a mover el azúcar en la sangre (glucosa) del torrente sanguíneo a las células para usarlo como energía y transformar las grasas, los carbohidratos y las proteínas en energía.

  • Es posible que el cromo ayude a personas con diabetes tipo 2. Puede ayudarlas a controlar el azúcar en la sangre y puede desempeñar un papel en la gestión de la diabetes tipo 2. Pero se necesitan más estudios para saber cuál es realmente su eficacia.
  • Los suplementos de cromo se promocionan como útiles para desarrollar músculo y quemar grasa y para ayudar al cuerpo a utilizar los carbohidratos. Pero esto no ha sido demostrado.
  • El cromo puede afectar los ojos. Existe un vínculo entre niveles bajos de cromo y un aumento del riesgo de glaucoma.
  • El cromo ralentiza la pérdida de calcio, por lo que podría ayudar a prevenir la pérdida ósea en mujeres durante la menopausia.

Riesgos

El cromo que se encuentra en los alimentos no le hará daño. Pero la ingesta excesiva de suplementos de cromo puede resultar en problemas estomacales y niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Demasiado cromo de los suplementos también puede dañar el hígado, los riñones y los nervios, y puede provocar un ritmo cardíaco irregular. Pero los efectos secundarios de la toma de suplementos de cromo son raros.

Los antiácidos (incluyendo el carbonato de calcio) interfieren en la absorción de cromo.

La exposición a altos niveles de cromo en el trabajo (como en metalurgia y galvanoplastia) se ha relacionado no solo con daño renal sino también con cáncer de pulmón y otros cánceres, así como con afecciones cutáneas como eccema y otras inflamaciones de la piel.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA) no regula los suplementos dietéticos de la misma manera que regula los medicamentos. Un suplemento puede ser vendido con poca o ninguna investigación sobre su eficacia o su seguridad.

Siempre dígale al médico si está usando un suplemento dietético o si está pensando en combinar uno con su tratamiento médico tradicional. Es posible que no sea seguro renunciar al tratamiento médico tradicional y depender solo de un suplemento dietético. Esto es especialmente importante para las mujeres que están embarazadas o amamantando.

Cuando use suplementos dietéticos, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Al igual que los medicamentos convencionales, los suplementos dietéticos pueden causar efectos secundarios, provocar reacciones alérgicas o interactuar con medicamentos recetados y de venta libre o con otros suplementos que esté tomando. Un efecto secundario o una interacción con otro medicamento o suplemento puede empeorar otras afecciones de salud.
  • Es posible que la forma en que se fabrican los suplementos dietéticos no esté estandarizada. Debido a esto, su eficacia o cualquier efecto secundario que causen podría diferir entre marcas o incluso entre diferentes lotes de la misma marca. El tipo de suplemento que usted compra en las tiendas de alimentos naturales o en los supermercados podría no ser el mismo que el que se usa en investigación.
  • Aparte de las vitaminas y los minerales, no se conocen los efectos a largo plazo de la mayoría de los suplementos dietéticos.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.