Dermatitis atópica (eccema)

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica (también llamada eccema) es un problema de la piel que causa comezón intensa y un salpullido rojo y abultado. En casos graves, el salpullido tiene ampollas claras llenas de líquido. El salpullido no es contagioso. Usted no puede contagiárselo de otras personas. Las personas con esta afección parecen tener un sistema inmunitario muy sensible que probablemente reacciona a cosas que causan alergias. El sistema inmunitario es la manera que tiene el organismo de combatir las infecciones.

No existe cura para la dermatitis atópica. Pero es posible que pueda controlarla con atención en el hogar.

¿Cuál es la causa?

La causa de la dermatitis atópica no está clara. La mayoría de las personas que la padecen tienen antecedentes personales o familiares de alergias. La inflamación de la piel que causa el salpullido de la dermatitis atópica se considera un tipo de reacción alérgica. Puede ser provocada por alérgenos, jabones fuertes, cambios de temperatura, estrés y lavado excesivo.

¿Cuáles son los síntomas?

La dermatitis atópica comienza con piel muy seca que pica mucho. La piel se enrojece e irrita por rascarse. Pueden aparecer pequeñas ampollas y puede salir líquido o formarse una costra. Un salpullido persistente puede volverse duro y grueso por rascarse continuamente. Las zonas afectadas con más frecuencia son la cara, el cuero cabelludo, el cuello, los brazos y las piernas.

¿Cómo se diagnostica?

Un médico generalmente puede decirle si usted tiene dermatitis atópica haciéndole un examen y preguntas sobre su salud. El médico puede recomendarle pruebas de alergia. Si un alérgeno específico es el desencadenante de su dermatitis atópica, usted y su médico hablarán sobre cómo eliminarlo de su alimentación o su entorno.

¿Cómo se trata la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica suele tratarse con medicamentos que se aplican sobre la piel (medicamentos tópicos). El cuidado suave de la piel, incluido el uso de abundante crema hidratante, también es importante. El tratamiento médico temprano podría evitar que sus síntomas empeoren. Si los medicamentos tópicos no ayudan, el médico podría recetarle otros tratamientos, como pastillas, fototerapia o inyecciones.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Causa

Cosas que desencadenan un brote de dermatitis atópica

La comezón y el salpullido de la dermatitis atópica pueden desencadenarse por:

  • Alérgenos, como ácaros del polvo, polen, moho o caspa de animales.
  • Jabones o detergentes fuertes, frotarse la piel y usar lana.
  • Irritantes en el lugar de trabajo, como emanaciones y sustancias químicas.
  • Cambios de condiciones climáticas, especialmente frías y secas.
  • Cambios de temperatura, como pasar a altas temperaturas en forma repentina. Esto puede provocar transpiración, lo que a su vez puede causar comezón.
  • Estrés. Las emociones como frustración o vergüenza pueden conducir a más comezón y a rascarse.
  • Determinados alimentos. Estos pueden incluir huevos, cacahuates (maní), leche, soya o productos de trigo, si usted es alérgico a ellos. Pero los expertos no se ponen de acuerdo sobre si esto es una causa.
  • Lavarse excesivamente. Esto puede provocar piel más seca y más comezón.

Qué aumenta su riesgo

El principal factor de riesgo para la dermatitis atópica es tener antecedentes familiares de la afección. También está en riesgo si algún miembro de su familia tiene asma, rinitis alérgica u otras alergias.

Prevención

Si su bebé corre el riesgo de tener dermatitis atópica porque usted u otros familiares la tienen o tienen otras alergias, estas medidas pueden ayudarle a prevenir un salpullido o a reducir su gravedad.

  • Amamante a su bebé durante al menos 6 meses, si es posible.

    La lactancia puede fortalecer el sistema inmunitario de su bebé.

  • Hable con su médico cuando esté lista para darle alimentos sólidos a su hijo.

    Pregunte si su hijo debe evitar los alimentos que a menudo causan alergias alimentarias, como los huevos, los cacahuates (maní), la leche, la soya y el trigo.

Síntomas

La dermatitis atópica comienza con piel seca que a menudo pica mucho. Al rascarse, la piel seca se enrojece y se irrita (inflama). Pueden aparecer pequeñas protuberancias que parecen pequeñas ampollas y puede salir líquido o formarse una costra. Esto puede ocurrir si la piel roza con algo o se la rasca o si hay una infección de la piel.

Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer. Con el tiempo, un salpullido persistente puede volverse duro y grueso por rascarse continuamente.

La dermatitis atópica puede ser leve, moderada o grave. La gravedad de sus síntomas depende de la extensión de la zona de piel que esté afectada, cuánto se rasca el salpullido y si el salpullido se infecta.

Las zonas afectadas con más frecuencia son la cara, el cuero cabelludo, el cuello, los brazos y las piernas. El salpullido también es frecuente en zonas que se flexionan, como la parte de atrás de las rodillas o el interior de los codos.

Qué ocurre

La dermatitis atópica ocurre con mayor frecuencia en bebés y niños. La afección puede tener un impacto en el modo en que los niños se sienten acerca de sí mismos. Si otras personas pueden ver el salpullido, el niño puede sentirse cohibido. La mayoría de los niños lo superan al crecer. Pero algunos adolescentes y adultos siguen teniendo problemas, aunque no suelen ser tan graves como cuando eran niños.

Problemas de salud causados por la dermatitis atópica

Hay otros problemas de salud que pueden presentarse cuando tiene dermatitis atópica.

La dermatitis atópica puede causar problemas para dormir. La comezón que causa, especialmente durante los brotes, puede hacer que sea difícil conciliar el sueño o dormir bien.

Pueden producirse infecciones cutáneas con más frecuencia en personas que la padecen. La piel puede volverse roja y cálida, y puede producirse fiebre. Las infecciones de la piel se tratan con antibióticos.

Un tipo de infección de la piel es el eccema herpético. Se produce cuando la dermatitis atópica se infecta por el virus del herpes simple (herpes vulgar). Es probable que salgan ampollas en el salpullido y que comience a sangrar y a formar costra. También puede tener fiebre alta. Esta es una infección grave, de modo que contacte a su médico inmediatamente.

Cuándo llamar a un médico

Llame a su médico si usted o su hijo tienen dermatitis atópica y:

  • La comezón hace que usted o su hijo estén irritables.
  • La comezón interfiere en sus actividades diarias o en el sueño.
  • Tiene llagas costrosas o exudativas, marcas extensas por rascarse, salpullido muy extendido, fuerte pigmentación en la piel o fiebre que está acompañada por un salpullido.
  • Se forman grietas dolorosas en las manos o los dedos.
  • La dermatitis atópica en las manos interfiere en los estudios, el trabajo o las actividades del hogar de todos los días.
  • Aparecen señales de una infección. Estas pueden incluir:
    • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento.
    • Vetas rojizas que salen de la zona.
    • Pus que sale de la zona.
    • Fiebre.

Exámenes y pruebas

Por lo general, un médico puede decirle si tiene dermatitis atópica. Para esto, le hará un examen físico y le preguntará sobre su salud pasada.

El médico podría recomendarle que se haga una prueba de alergia para averiguar qué podría estar causando la afección. La prueba de alergia es muy útil para personas con dermatitis atópica que además tienen alergias respiratorias o asma.

La prueba también puede ayudar a determinar si ciertos alimentos, como huevos o nueces, están empeorando la afección. Hable con su médico acerca de hacerse pruebas de alergia antes de hacer cambios en su alimentación.

Si se piensa que un alérgeno es el desencadenante de la dermatitis atópica, usted y su médico hablarán sobre ello. Hablarán sobre cómo eliminarlo de su alimentación o de su entorno mientras usted observa de cerca y anota sus síntomas.

Un alergólogo (inmunólogo) o un dermatólogo puede hacer las pruebas de alergia.

Sepa más

Generalidades del tratamiento

El tratamiento de la dermatitis atópica depende de la gravedad del salpullido. Suele tratarse con medicamentos que se aplican sobre la piel (medicamentos tópicos) y con cremas hidratantes.

Conseguir tratamiento médico temprano podría impedir que sus síntomas empeoren.

  • Los medicamentos tópicos suelen ser cremas, geles o pomadas. Incluyen los siguientes:
    • Esteroides. Estos reducen la comezón y ayudan a curar el salpullido.
    • Una pomada llamada crisaborole (Eucrisa). Esta puede ayudar a curar el salpullido y puede reducir la comezón y el enrojecimiento.
    • Inhibidores de la calcineurina. Estos también reducen la comezón y ayudan a curar el salpullido. Se usan para tratar la dermatitis atópica moderada y grave.
  • Las cremas hidratantes, especialmente las cremas hidratantes reparadoras de la barrera cutánea, pueden ser útiles. Pueden reducir la comezón, evitar que el salpullido empeore y ayudar a que este sane.

Si los medicamentos tópicos no ayudan, el médico podría recetarle otros tratamientos. Estos pueden incluir pastillas, fototerapia o inyecciones. Es posible que el médico también le hable sobre los baños de lejía y las envolturas húmedas.

Sepa más

Cuidado personal

  • Use un humectante al menos dos veces al día.
  • Si su médico le receta una crema, úsela según las indicaciones. Si su médico le receta otros medicamentos, tómelos exactamente según las indicaciones.
  • Lave la zona afectada únicamente con agua tibia (no caliente). El jabón puede empeorar la sequedad y la comezón. Seque con toques suaves de toalla.
  • Aplíquese una crema hidratante después del baño. Use una crema como Cetaphil, Lubriderm o Moisturel que no irrite la piel ni cause salpullido. Aplíquese la crema mientras la piel aún esté húmeda después de secarla ligeramente con una toalla.
  • Use paños fríos y húmedos para reducir la comezón.
  • Manténgase fresco y evite el sol.
  • Si la comezón afecta sus actividades normales, un antihistamínico de venta libre, como difenhidramina (Benadryl) o loratadina (Claritin) podría ayudar. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Trate de no rascarse. Mantenga las uñas recortadas y suaves para evitar dañar la piel si se rasca. Usar manoplas o guantes de algodón puede ayudarle a dejar de rascarse.
  • Trate de evitar las cosas que le provoquen salpullido. Estas pueden incluir cosas como alérgenos, por ejemplo, el polen o la caspa de animales. Los jabones fuertes, la ropa rasposa, el estrés y algunos alimentos son otros ejemplos.

Sepa más

Medicamentos

Los medicamentos se usan para ayudar a controlar la comezón y curar el salpullido causado por la dermatitis atópica. Se aplican medicamentos tópicos directamente sobre la piel. Las opciones incluyen:

  • Corticoesteroides. Son el tratamiento más común y eficaz. Pero estos pueden hacer que la piel se encoja o cambie de textura.
  • Crisaborole (Eucrisa). Esta pomada se utiliza para tratar la dermatitis atópica leve a moderada. Es eficaz para curar la piel y aliviar síntomas como la comezón y el enrojecimiento.
  • Inhibidores de la calcineurina. Estos medicamentos incluyen la crema de pimecrolimus (Elidel) y la pomada de tacrolimus (Protopic). Sirven para tratar la dermatitis atópica. Pero pueden debilitar el sistema inmunitario del organismo.

Los corticoesteroides y los inhibidores de la calcineurina son medicamentos potentes. No deben usarse durante períodos prolongados. Siga detalladamente las indicaciones de su médico.

Otros medicamentos que pueden recetarse incluyen:

  • Antibióticos, antivirales o antimicóticos, si el salpullido se infecta.
  • Antihistamínicos, para tratar la comezón.
  • Ciclosporina, dupilumab (Dupixent) o interferón. Se usan para los adultos si otro tratamiento no funciona.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.