Diálisis peritoneal

Generalidades del tratamiento

La diálisis peritoneal usa una membrana dentro del organismo (membrana peritoneal) como un filtro. Elimina desechos y el exceso de líquido del organismo y restablece el equilibrio normal de electrolitos. A diferencia de la hemodiálisis, que se realiza en un centro, usted no necesita trasladarse a un centro de diálisis para este tratamiento. En cambio, una vez que reciba capacitación en un centro de diálisis, usted puede realizarse el tratamiento en casa según su propio horario. La diálisis peritoneal a menudo puede hacerse por la noche mientras duerme.

Usted necesita tener un catéter colocado en el abdomen (acceso de diálisis) antes de comenzar la diálisis. La colocación suele hacerse entre 10 y 14 días antes del inicio de la diálisis.

El proceso de hacer la diálisis peritoneal se llama intercambio. Por lo general, completará de 4 a 6 intercambios todos los días siguiendo estos pasos:

  • Llenado: El líquido de diálisis entra en la cavidad peritoneal.
  • Permanencia: Mientras el líquido permanece en su cavidad peritoneal, el líquido adicional y los desechos se trasladan a través de la membrana peritoneal hasta el líquido de diálisis.
  • Drenaje: Después de unas horas, se drena el líquido de diálisis y se lo reemplaza con líquido nuevo.

Existen diferentes tipos de diálisis peritoneal:

  • Diálisis peritoneal ambulatoria continua (CAPD, por sus siglas en inglés).
    • Usted cambia la solución dializadora varias veces al día.
  • Diálisis peritoneal cíclica continua (CCPD, por sus siglas en inglés).
    • Tarda de 8 a 12 horas y puede hacerse mientras duerme.

Hable con su médico acerca de estos métodos de tratamiento para decidir cuál podría funcionarle mejor a usted.

Cosas a considerar

  • La diálisis peritoneal puede hacerse en el hogar y en cualquier lugar limpio. Puede hacerla mientras duerme.
  • Puede hacerla por sí mismo. No tiene que depender de la ayuda de otros.
  • Puede hacerla en los momentos que usted elige siempre y cuando haga la cantidad correcta de tratamientos.
  • Tiene que hacerla todos los días de la semana.
  • Algunas personas tienen dificultades para hacer todos los pasos requeridos.
  • Aumenta su probabilidad de tener una infección grave del revestimiento del abdomen (peritoneo).

Qué esperar

Es posible que la espalda le duela levemente durante la diálisis peritoneal. O podría sentir que tiene lleno el abdomen.

Por qué se hace

La diálisis peritoneal sustituye el trabajo de los riñones después de que se presentan complicaciones de insuficiencia renal.

Cuál es su eficacia

La diálisis peritoneal no sustituye completamente la función renal normal. No revierte la enfermedad renal crónica ni la insuficiencia renal. La diálisis peritoneal solo proporciona hasta un 10% de la función renal normal. Por esta razón, es importante que tome sus medicamentos según las indicaciones y que siga su plan de alimentación.

Riesgos

Las complicaciones más comunes de la diálisis peritoneal incluyen infección alrededor del sitio del catéter e infección del revestimiento de la pared abdominal (peritonitis). Con menor frecuencia, podrían presentarse problemas relacionados con el catéter. Pero la mayoría de las complicaciones pueden controlarse o prevenirse.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.