Exámenes de detección del cáncer de pulmón (PDQ®) : Pruebas de detección - información para los pacientes [NCI]

Exámenes de detección del cáncer de pulmón (PDQ®) : Pruebas de detección - información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

¿Qué son los exámenes de detección?

Los exámenes de detección verifican la presencia del cáncer antes de que la persona tenga síntomas. Es posible que esto ayude a encontrar el cáncer en un estadio temprano. Si se descubre temprano el tejido anormal o el cáncer, es más fácil de tratar. Cuando aparecen los síntomas, quizás el cáncer se haya empezado a diseminar.

Los científicos tratan de entender mejor quiénes tienen más probabilidades de enfermarse de ciertos tipos de cáncer. También estudian las cosas que las personas hacen y las cosas que las rodean para ver si causan cáncer. Esta información ayuda a los médicos a recomendar quién se debe someter a los exámenes de detección del cáncer, qué pruebas se deben utilizar y con qué frecuencia se deben realizar.

Es importante recordar que si el médico solicita un examen de detección no siempre es porque piensa que usted tiene cáncer. Los exámenes de detección se realizan cuando todavía no hay síntomas y se pueden repetir en forma periódica.

Si el resultado de un examen de detección es anormal, tal vez se necesiten más pruebas para determinar si tiene cáncer. Estas se llaman pruebas diagnósticas.

Información general sobre el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del pulmón.

Los pulmones son un par de órganos ubicados dentro del pecho (tórax). Los pulmones incorporan oxígeno en el cuerpo cuando se inhala y eliminan dióxido de carbono cuando se exhala. Cada pulmón tiene secciones que se llaman lóbulos. El pulmón izquierdo tiene dos lóbulos. El pulmón derecho, que es un poco más grande, tiene tres lóbulos. Alrededor de los pulmones hay una membrana delgada que se llama pleura. Dos conductos que se llaman bronquios comunican la tráquea con los pulmones derecho e izquierdo. A veces, los bronquios también se ven afectados por el cáncer de pulmón. El interior de los pulmones está compuesto por tubos pequeños que se llaman bronquiolos y unos sacos diminutos de aire que se llaman alvéolos.Anatomía respiratoria; en la imagen se observan el pulmón derecho con los lóbulos superiores, medios e inferiores; el pulmón izquierdo con los lóbulos superiores e inferiores; y la tráquea, los bronquios, los ganglios linfáticos y el diafragma. En el recuadro se muestran los bronquiolos, los alvéolos, una arteria y una vena.

Hay dos tipos de cáncer de pulmón: cáncer de pulmón de células pequeñas y cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Para obtener más información sobre el cáncer de pulmón, consulte los siguientes sumarios del PDQ:

  • Prevención del cáncer de pulmón
  • Tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas
  • Tratamiento del cáncer de pulmón de células pequeñas

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos.

El cáncer de pulmón es el tercer tipo más común de cáncer, aparte del cáncer de piel, en los Estados Unidos. El cáncer de pulmón es la causa de muerte principal en hombres y mujeres.

Los factores que aumentan o disminuyen el riesgo de cáncer de pulmón son diversos.

Cualquier cosa que aumenta su riesgo de enfermarse se llama factor de riesgo; cualquier cosa que disminuye su riesgo de enfermarse se llama factor de protección.

Fumar tabaco es el factor de riesgo más importante para el cáncer de pulmón. El consumo de cigarrillos, habanos o cigarros y pipas aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. El tabaquismo provoca 9 de cada 10 casos de cáncer de pulmón en hombres y 8 de cada 10 casos de cáncer de pulmón en mujeres. La mejor manera de prevenir el cáncer de pulmón es no fumar.

Para obtener información sobre los factores de riesgo y los factores de protección para cáncer de pulmón, consulte el sumario del PDQ Prevención del cáncer de pulmón.

Exámenes de detección del cáncer de pulmón

Hay exámenes para detectar los diferentes tipos de cáncer cuando una persona no tiene síntomas.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos perjuicios y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también se realizan para averiguar si la detección temprana (identificar el cáncer antes de que cause síntomas) ayuda a una persona a vivir más tiempo o disminuye la probabilidad de una persona de morir por la enfermedad. Para algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mayor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio temprano.

Se han estudiado tres exámenes de detección para determinar si disminuyen el riesgo de muerte por cáncer de pulmón.

Se han estudiado los siguientes exámenes de detección para ver si estos disminuyen el riesgo de muerte por cáncer de pulmón:

  • Tomografía computarizada (TC) de dosis baja: procedimiento para el que se usan dosis bajas de radiación para crear una serie de imágenes muy detalladas de áreas del interior del cuerpo mediante una máquina de rayos X que explora el cuerpo siguiendo un recorrido en espiral. Este procedimiento también se llama TC en espiral o TC helicoidal.
  • Radiografía del tórax: radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.
  • Estudio citológico del esputo: procedimiento en el que una muestra de esputo (moco que se expulsa de los pulmones al toser) se observa al microscopio para determinar la presencia de células cancerosas.

El examen de detección con TC de dosis baja ha mostrado disminuir el riesgo de muerte por cáncer de pulmón en los fumadores empedernidos.

En el estudio nacional de exámenes de detección de pulmón (National Lung Screening Trial) se estudió a personas entre los 55 y los 74 años que habían fumado por lo menos un paquete de cigarrillos por día durante 30 años o más. Los fumadores empedernidos que dejaron de fumar durante los últimos 15 años también se sometieron a estudio. En el ensayo se usaron radiografías del tórax o TC de dosis baja para detectar cualquier signo de cáncer.

Los exámenes de detección mediante las TC de dosis baja, tomados tres veces al año, detectaron mejor el cáncer de pulmón en estadio temprano que las radiografías del tórax y disminuyeron el riesgo de muerte por cáncer de pulmón de los fumadores actuales y de los exfumadores empedernidos.

Es más probable que los fumadores actuales dejen de fumar cuando las TC de dosis baja muestran signos posibles de cáncer.

Es posible que las pruebas de detección con TC de dosis baja causen los siguientes perjuicios:

  • Resultados positivos falsos de una prueba que conduzcan a procedimientos invasivos innecesarios.
  • Sobrediagnóstico de algunos cánceres de pulmón, aunque la frecuencia con que esto sucede no está clara.

Para obtener más información sobre estos posibles perjuicios, consulte la sección de Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de pulmón que aparece más abajo.

Para obtener más información sobre los beneficios y los perjuicios de los exámenes de detección del cáncer de pulmón, consulte la guía en inglés para pacientes y médicos.

Los exámenes de detección mediante radiografía o estudio citológico del esputo no disminuyen el riesgo de muerte por cáncer de pulmón.

La radiografía y el estudio citológico del esputo son dos exámenes de detección que se han usado para identificar signos de cáncer. La radiografía del tórax, el estudio citológico del esputo o ambos exámenes a la vez no disminuyen el riesgo de muerte por cáncer de pulmón.

Hay otros exámenes de detección del cáncer de pulmón que están en estudio en ensayos clínicos.

La información en inglés sobre los ensayos clínicos patrocinados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) se encuentra en la página de Internet clinical trials search. Para obtener información en inglés sobre ensayos clínicos patrocinados por otras organizaciones, consulte el portal de Internet ClinicalTrials.gov.

Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de pulmón

Los exámenes de detección tienen riesgos.

Las decisiones sobre los exámenes de detección pueden ser difíciles. No todos estos exámenes son útiles y la mayoría tienen riesgos. Debe consultar con su médico antes de someterse a un examen de detección, ya que es importante conocer sus riesgos y si está comprobado que reduce el riesgo de morir por cáncer.

Entre los riesgos de los exámenes de detección, se incluyen los siguientes:

Es posible que encontrar un cáncer de pulmón no ayude a mejorar su salud o vivir por más tiempo.

Es posible que detectar un cáncer de pulmón no ayude a mejorar su salud o vivir por más tiempo si tiene cáncer de pulmón que se diseminó a otras partes del cuerpo.

Cuando los resultados de una prueba llevan a un diagnóstico y al tratamiento de una enfermedad que nunca causó síntomas ni fue potencialmente mortal, se le llama sobrediagnóstico. No se sabe si tratar o no estos cánceres permitirá que viva por más tiempo; además, el tratamiento puede tener efectos secundarios graves. Los perjuicios del tratamiento pueden presentarse con mayor frecuencia en las personas con problemas médicos por haber fumado demasiado o durante mucho tiempo.

Los exámenes pueden tener resultados negativos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer normales aunque haya cáncer de pulmón. Una persona que recibe un resultado negativo falso de una prueba (que muestra que no hay cáncer cuando en realidad lo hay) puede demorarse en buscar atención médica aunque tenga síntomas.

Los exámenes pueden tener resultados positivos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer anormales aunque no haya cáncer. Un resultado positivo falso de una prueba (que muestra que hay un cáncer cuando en realidad no lo hay) puede causar ansiedad y, por lo habitual, se realizan más pruebas y procedimientos (como una biopsia), que también puede tener riesgos. Una biopsia para diagnosticar un cáncer de pulmón puede hacer que una parte del pulmón se desinfle. A veces, es necesario realizar una cirugía para volver a inflar el pulmón. Los perjuicios de las pruebas de diagnóstico pueden ser más frecuentes en pacientes con problemas médicos por haber fumado demasiado o durante mucho tiempo.

Las radiografías del tórax y las TC exponen el tórax a la radiación.

La exposición a la radiación al tomar radiografías del tórax o las TC de dosis bajas en ocasiones aumenta el riesgo de cáncer. Las personas más jóvenes y las personas con riesgo bajo de cáncer de pulmón tienen más probabilidades de presentar cáncer de pulmón por la exposición a la radiación de las pruebas de detección que de salvarse.

Consulte con su médico sobre su riesgo de cáncer de pulmón y la necesidad de realizarse exámenes de detección.

Hable con el médico o con otro proveedor de atención de la salud acerca de su riesgo de cáncer de pulmón, pregunte si un examen de detección es apropiado para usted, y sobre los beneficios y daños de los mismos. Usted debe participar en la decisión acerca de si un examen de detección es apropiado en su caso. (Para obtener más información, consulte el sumario del PDQ Aspectos generales de los exámenes de detección del cáncer).

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También es posible consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre exámenes de detección del cáncer de pulmón. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge información nueva. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los exámenes de detección y la prevención revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes podrían considerar la participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos está disponible en el portal de Internet del NCI. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información de Cáncer (CIS), centro de contacto del NCI, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como "En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]".

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los exámenes de detección y la prevención. PDQ Exámenes de detección del cáncer de pulmón. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/pulmon/paciente/deteccion-pulmon-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 3000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

Última revisión: 2020-11-25


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.