Fotocoagulación con láser y criopexia para desgarros de retina

Fotocoagulación con láser y criopexia para desgarros de retina

Generalidades de la cirugía

La fotocoagulación con láser y la criopexia se utilizan para corregir los desgarros de retina y prevenir el desprendimiento de retina. Estos métodos son eficaces para tratar ciertos desgarros de retina. Pero algunas personas necesitarán tratamiento en el futuro para un desgarro en otra parte de la retina.

Por lo general, usted puede recibir estos tratamientos en el consultorio de un médico o en un centro de cirugía ambulatoria. No requieren hospitalización ni anestesia general. Tal vez deba limitar su actividad durante un par de semanas después del tratamiento.

En la fotocoagulación con láser, un intenso rayo de luz viaja a través del ojo y produce pequeñas quemaduras alrededor del desgarro de retina. A lo largo de varias semanas, las quemaduras forman cicatrices que evitan que el líquido entre por debajo de la retina.

La criopexia logra el mismo resultado usando una sonda para congelar y sellar la retina alrededor del desgarro.

Ambos métodos evitan que el líquido en el centro del ojo pase a través del desgarro en la retina. Si entra líquido por debajo de la retina, esta puede desprenderse de la pared del ojo.

Si necesita operarse para el desprendimiento de retina y tiene la retina desgarrada, estos mismos métodos se utilizan para sellar el desgarro en la retina.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.