Lesión renal aguda

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la lesión renal aguda?

La lesión renal aguda (que solía llamarse insuficiencia renal aguda) significa que los riñones de repente han dejado de funcionar con normalidad. Los riñones eliminan los productos de desecho y ayudan a equilibrar el agua y la sal y otros minerales (electrolitos) en la sangre. Cuando los riñones dejan de funcionar, los productos de desecho, los líquidos y los electrolitos se acumulan en el cuerpo. Esto puede causar problemas potencialmente mortales.

¿Cuál es la causa?

La lesión renal aguda tiene tres causas principales:

  • Una disminución repentina y drástica de la irrigación sanguínea a los riñones. Una gran pérdida de sangre, una lesión o una infección grave llamada septicemia pueden reducir la irrigación de la sangre a los riñones. Una cantidad insuficiente de líquidos en el cuerpo (deshidratación) también puede dañar los riñones.
  • Daño a causa de sustancias tóxicas, infecciones y medicamentos como ibuprofeno. Las personas que tienen problemas de salud crónicos graves, como enfermedad renal crónica, tienen mayores probabilidades de tener un problema renal a causa de medicamentos. La lesión también puede estar causada por muchas enfermedades diferentes, entre ellas lupus y esclerodermia.
  • Una obstrucción repentina que impide que la orina salga de los riñones. Los cálculos renales, un tumor, una lesión o una próstata agrandada pueden causar una obstrucción.

Factores de riesgo

Usted tiene una probabilidad mayor de tener una lesión renal aguda si:

  • Usted es un adulto mayor.
  • Tiene un problema de salud crónico como una enfermedad renal o hepática, diabetes, presión arterial alta, insuficiencia cardíaca u obesidad.
  • Ya está muy enfermo y se encuentra en el hospital o en cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés). Una cirugía cardíaca o abdominal o un trasplante de médula ósea pueden aumentar su probabilidad de tener problemas renales.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la lesión renal aguda pueden incluir:

  • Poca cantidad o nada de orina cuando trata de orinar.
  • Hinchazón, especialmente en las piernas y los pies.
  • No tener ganas de comer.
  • Náuseas y vómito.
  • Sentirse confuso, ansioso e inquieto, o somnoliento.
  • Dolor en la espalda justo debajo de la caja torácica. Esto se llama dolor en el flanco.

Algunas personas tal vez no presenten ningún síntoma. Y en el caso de las personas que ya están bastante enfermas, el problema que está causando la lesión renal podría estar causando otros síntomas.

¿Cómo se diagnostica?

La lesión renal aguda se diagnostica la mayoría de las veces durante una hospitalización por otra causa. Si usted ya está en el hospital, las pruebas que se hacen por otros problemas pueden detectar su afección renal.

Si no está en el hospital pero tiene síntomas de lesión renal, su médico le preguntará sobre sus síntomas, los medicamentos que toma y las pruebas que se ha hecho. Sus síntomas pueden ayudar a indicar la causa de su problema renal.

Los análisis de sangre y de orina pueden detectar lo bien que le están funcionando los riñones. Un perfil metabólico completo puede indicar si usted tiene niveles normales de sodio (sal), potasio y calcio. También pueden hacerle una ecografía. Este estudio por imágenes le permite al médico ver una imagen de sus riñones.

¿Cómo se trata la lesión renal aguda?

Su médico o un especialista en riñones (nefrólogo) intentará tratar el problema que está causándole la lesión renal. El tratamiento puede variar mucho y depende de la causa. Por ejemplo, su médico podría tener que restablecer la irrigación de sangre a los riñones, interrumpir cualquier medicamento que pudiera estar causando el problema, o eliminar o esquivar una obstrucción en las vías urinarias.

Al mismo tiempo, el médico intentará:

  • Evitar que se le acumulen desechos en el cuerpo. Es posible que le hagan diálisis. Este tratamiento hace el trabajo de los riñones hasta que se recuperen. Le ayudará a sentirse mejor.
  • Prevenir otros problemas. Tal vez tome antibióticos para prevenir o tratar infecciones. Es posible que además tome otros medicamentos para eliminar el líquido en exceso y mantener en equilibrio los minerales en el organismo.

Usted puede colaborar con su sanación tomando sus medicamentos tal como se lo indique su médico. Es posible que tenga que seguir una dieta especial para prevenir que sus riñones se esfuercen demasiado. Tal vez tenga que restringir el sodio, el potasio y el fósforo. Un dietista puede ayudarle a planear las comidas.

¿Provoca problemas duraderos?

A veces, los médicos pueden solucionar los problemas que causan la lesión renal. El tratamiento lleva unos pocos días o semanas. Los riñones de estas personas funcionarán lo suficientemente bien como para que lleven una vida normal.

Pero otras personas pueden tener daño renal permanente que conduce a una enfermedad renal crónica. Una pequeña cantidad de ellas tendrá que hacerse diálisis en forma regular o un trasplante de riñón. Las personas mayores y aquellas que están muy enfermas con otros problemas de salud tal vez no se recuperen. Generalmente, las personas que mueren lo hacen como resultado del problema de salud que les provocó la insuficiencia renal.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.