Problemas sexuales femeninos

Conceptos básicos de la afección

¿Qué son los problemas sexuales?

Un problema sexual es algo que impide que las relaciones sexuales sean satisfactorias o positivas. La mayoría de las personas tienen síntomas de un problema sexual en algún momento u otro. Para algunas, los síntomas son constantes. Pero sus síntomas solo son un problema sexual si le molestan o le provocan problemas con su pareja.

No hay un nivel "normal" de respuesta sexual. Es diferente para todo el mundo. Es posible que también observe que lo que es normal en una etapa de su vida cambia en otra etapa. Por ejemplo, es común que un progenitor exhausto de un bebé tenga poco interés en las relaciones sexuales. Y es común que las personas tengan una reducción en la libido a medida que envejecen.

¿Cuál es la causa?

Cuando surge un problema en la parte emocional o física de la vida, usted puede tener problemas sexuales. Cosas como el estrés, la ansiedad y la depresión pueden ser una causa. También pueden serlo los problemas de pareja. Otras causas incluyen una lesión o enfermedad, el envejecimiento y tomar ciertos medicamentos. Pero, a veces, no se puede encontrar la causa.

¿Cuáles son los síntomas de los problemas sexuales femeninos?

Los síntomas de los problemas sexuales pueden incluir no tener interés por el sexo o tener problemas para excitarse sexualmente o alcanzar el orgasmo. El sexo también puede ser doloroso. Pero estos síntomas son problemas solamente si le molestan o provocan problemas en su relación con una pareja.

¿Cómo se diagnostican?

Su médico hará preguntas sobre problemas de salud que haya tenido en el pasado y los medicamentos que toma. Se le preguntará sobre sus antecedentes sexuales y detalles sobre su problema sexual. Su médico también podría hacerle un examen físico y solicitar pruebas.

¿Cómo se tratan los problemas sexuales femeninos?

El tratamiento para un problema sexual depende de la causa. Puede incluir tratar un problema de salud. Por ejemplo, usted podría tomar hormonas o cambiar los medicamentos que le causan problemas sexuales. También puede recibir un tipo de terapia basada en el asesoramiento. Entre estas se incluyen el asesoramiento para usted y su pareja, la terapia psicológica y la terapia sexual.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.

Causa

Su sexualidad es una combinación de señales mentales, emocionales y físicas. Un problema en un área puede extenderse y afectar a otras áreas. A veces, no se puede encontrar la causa.

Algunas causas comunes incluyen:

  • Causas mentales y emocionales.

    Estas incluyen estrés, ansiedad y depresión. Otras causas incluyen problemas en las relaciones, miedo y antecedentes de abuso sexual o violación. Sentirse infeliz con su cuerpo también puede ser una causa.

  • Causas físicas.

    Estas incluyen problemas hormonales, dolor por una lesión y otros problemas. Ciertas afecciones, como la diabetes o la artritis, también pueden causar problemas sexuales.

    Durante la excitación sexual, la sangre normalmente hincha zonas de la vulva. Si estas zonas no se estimulan lo suficiente, es posible que no sienta tanto placer sexual.

  • El envejecimiento.

    Esto puede provocar cambios en la vagina, como sequedad.

    A medida que envejece, la libido puede disminuir.

  • Medicamentos.

    Algunos medicamentos pueden reducir el deseo y la excitación sexuales. Estos incluyen ciertos medicamentos para la depresión, la ansiedad y las convulsiones.

Sepa más

Prevención

Mantenerse sexualmente activa (sola o en pareja) ayuda a mantener saludable la vagina. Usted puede adoptar las siguientes medidas para ayudar a prevenir los problemas sexuales.

  • Cuide su salud en general. Esto incluye tanto su salud física como su salud emocional.
  • Hable regularmente con su pareja acerca de sus necesidades y deseos.
  • Familiarícese con sus propios patrones y métodos de excitación sexual. Una manera de hacerlo es mediante la masturbación.
  • Comprenda que muchas personas no siempre tienen orgasmos durante el coito. Darse placer mutuo puede ser una manera satisfactoria de tener intimidad sexual.
  • Use mucha lubricación. Esto puede ayudarla a evitar la sequedad vaginal. Esta es la causa más común de las relaciones sexuales dolorosas.
  • Disfrute la ternura y la cercanía con su pareja. Y no siempre espere un gran desempeño sexual.

Sepa más

Síntomas

Los síntomas de los problemas sexuales pueden incluir:

  • Menos deseo. Es posible que tenga menos fantasías o pensamientos sexuales. Puede que no quiera tener relaciones sexuales.
  • Menos excitación sexual. Tal vez note que no está interesada cuando una pareja hace sugerencias sexuales. Quizás no pueda sentir ni mantener la excitación sexual.
  • Ser incapaz de llegar al orgasmo.
  • Dolor durante el coito.

Estos síntomas son problemas solamente si le molestan o provocan problemas en su relación con una pareja.

Qué ocurre

La mayoría de las personas tienen síntomas de un problema sexual en algún momento. Pero la respuesta sexual es diferente para cada persona. Y lo que es normal en una etapa de su vida puede cambiar en otra etapa. Es común tener una disminución de la libido a medida que se envejece. Sin embargo, muchas de las causas de los problemas sexuales pueden tratarse.

Sepa más

Cuándo llamar a un médico

Llame a un médico ahora mismo si tiene dolor pélvico intenso y repentino.

Llame para pedir una cita con su médico si:

Conducta expectante

La conducta expectante es una estrategia que consiste en esperar y ver. Si usted mejora por sí sola, no necesitará tratamiento. Si no mejora, usted y su médico decidirán qué es lo que harán.

Durante la conducta expectante, usted podría probar tratamiento en el hogar, como lubricación y ejercicios para estimular el deseo sexual.

Mantener una comunicación honesta y frecuente con su médico la ayudará a decidir si necesita tratamiento médico.

Exámenes y pruebas

Su médico trabajará con usted para identificar sus síntomas y:

  • Le hará preguntas sobre problemas de salud que haya tenido en el pasado y los medicamentos que toma.
  • Le hará preguntas sobre sus antecedentes sexuales.
  • Hará que conteste una serie de preguntas escritas que le proporcionarán más detalles sobre su problema sexual.
  • Le hará un examen físico, en algunos casos. Esto puede incluir un examen pélvico si tiene dolor durante las relaciones sexuales.
  • Solicitará pruebas, si se necesitan. Por ejemplo, se pueden verificar los niveles hormonales y la función tiroidea mediante análisis de sangre.

Algunas personas se avergüenzan de hablar sobre sus problemas sexuales. Puede ser útil recordar que un problema sexual no es diferente de otros problemas de salud. Por lo general, hay un tratamiento que será útil.

Sepa más

Generalidades del tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa y el tipo de problema sexual que tenga. El tratamiento podría incluir:

  • Tratar las causas físicas. Esto puede incluir:
    • Usar hormonas, como el estrógeno.
    • Tomar medidas para aliviar el dolor o la sequedad vaginal.
    • Tomar medicamentos.
    • Cambiar los medicamentos que podrían causar problemas sexuales.
  • Utilizar terapias basadas en el asesoramiento. Estas pueden ayudarla a aprender a hablar abiertamente con su pareja. También puede aprender más acerca de su cuerpo, sus señales y receptores sexuales, y cambios en la sexualidad a medida que envejece. Las terapias pueden incluir:
    • Recibir asesoramiento tanto para usted como para su pareja.
    • Recibir terapia psicológica. Esto suele incluir terapia cognitivo-conductual.
    • Usar terapia sexual.

Es importante que se sienta cómoda al hablar con su médico. Lo que le funciona a una persona podría no funcionarle a otra. Así que mientras más pueda comunicarle a su médico, mejor podrá este ayudarla.

Sepa más

Cuidado personal

Usted puede intentar una variedad de cosas que pueden ayudarla con sus problemas sexuales. Estas incluyen:

  • Estimulación erótica y relajación.

    Quizá pueda aumentar su deseo y excitación sexual mediante:

    • Masturbación. Esto se puede hacer con la ayuda de un vibrador, con su pareja o ambas cosas.
    • Masajes sensuales y otras actividades que generan placer sin coito.
    • Fantasías, música, o videos o libros eróticos.
    • Reducir la ansiedad antes del sexo. Por ejemplo, puede probar ejercicios de respiración.
  • Colaborar con su pareja.

    Por ejemplo:

    • Probar diferentes posiciones sexuales.
    • Cambiar el entorno y la rutina.
    • Hablar abiertamente sobre el sexo. Hablar sobre las necesidades de cada persona. ¿Qué quieren hacer juntos de manera diferente?
  • Lubricantes vaginales.

    La falta de lubricación en la vagina es la causa más común del dolor durante las relaciones sexuales. Los productos que pueden ayudar incluyen Astroglide y K-Y Jelly.

  • Ejercicios para los músculos pélvicos.

    Estos pueden ayudar a aumentar la excitación sexual y mejorar el orgasmo. Incluyen ejercicios de Kegel y pesas vaginales.

Sepa más

Mire

Medicamentos

Se pueden usar medicamentos para tratar determinadas afecciones que contribuyen a los problemas sexuales. Estos medicamentos incluyen:

  • Gel de lidocaína u ospemifeno (Osphena). Estos pueden usarse para el dolor que se produce durante las relaciones sexuales.
  • Estrógeno, si ha pasado la menopausia. Este puede ayudar con la sequedad, la irritación y la atrofia.
  • Flibanserina (Addyi). Esta puede ayudar a aumentar el deseo sexual (libido) antes de la menopausia. Se usa para aquellas personas que tienen una libido baja que no se debe a problemas médicos o psiquiátricos, otros medicamentos ni problemas en las relaciones.
  • Testosterona. Puede cumplir una función en la libido y la satisfacción sexual.

Sepa más

Terapias basadas en el asesoramiento

El tratamiento de los problemas sexuales puede incluir varios tipos de terapias. Las mejores para usted dependen de la causa de su problema sexual. Los terapeutas y consejeros sexuales están capacitados para ayudar a las personas con problemas sexuales. Las terapias pueden incluir:

  • Métodos de resolución de problemas.

    Estos pueden ayudarla a comunicarse con su pareja.

  • Maneras de mejorar su experiencia sexual.

    Por ejemplo:

    • Si tiene contracciones involuntarias de la vagina, puede aprender a dilatar la abertura vaginal.
    • Si es incapaz de alcanzar un orgasmo, puede aprender maneras de estimular sus genitales.
  • Terapia sexual dual.

    Este tratamiento les ayuda a usted y a su pareja a resolver los problemas en equipo.

  • Terapia cognitivo-conductual o hipnosis.

    Esto puede ayudarla a controlar los síntomas que le producen ansiedad, como el miedo o la baja autoestima.

  • Instrucción conductual.

    Esta puede incluir técnicas para ayudarla a expresar sus necesidades sexuales con confianza.

La Asociación estadounidense de educadores, consejeros y terapeutas sexuales (AASECT, por sus siglas en inglés) certifica a los profesionales de la salud sexual. Vaya al sitio web de AASECT en www.aasect.org para obtener información.

Sepa más

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.