Salmonelosis

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la salmonelosis?

La salmonelosis es un tipo de intoxicación alimentaria causada por la bacteria Salmonella enterica. Hay muchas clases diferentes de estas bacterias. El serotipo de Salmonella Typhimurium y el serotipo de Salmonella Enteritidis son los tipos más comunes en los Estados Unidos.

La salmonelosis es más común en el verano que en el invierno. Los niños tienen probabilidades más altas de contraer salmonelosis. Los niños pequeños, las personas mayores y las personas que tienen un sistema inmunitario deteriorado tienen mayores probabilidades de tener infecciones graves.

¿Cuál es la causa?

Usted puede contraer salmonelosis por comer alimentos contaminados con salmonela. Esto puede ocurrir de las siguientes formas:

  • El alimento puede contaminarse durante el procesamiento o su manipulación.
  • El alimento puede contaminarse por las manos sin lavar de un manipulador de alimentos infectado. Una causa frecuente es un manipulador de alimentos que no se lava las manos con jabón después de usar el baño.
  • La salmonela también puede encontrarse en las heces de algunas mascotas, especialmente aquellas con diarrea. Usted puede infectarse si no se lava las manos después de tener contacto con estas heces.
  • Los reptiles, las crías de pollos y patos, y los roedores pequeños como los hámsters tienen una tendencia particular a portar salmonela. Usted siempre debería lavarse las manos inmediatamente después de manipular uno de estos animales, aun si el animal está sano. Los adultos también deberían tener cuidado de que los niños se laven las manos después de manipular reptiles, tortugas domésticas, crías de pollos o patos, o pequeños roedores.

La carne de res, de ave, la leche y los huevos son los que se infectan con salmonela la mayoría de las veces. Pero las verduras también pueden contaminarse. Los alimentos contaminados suelen verse y oler normal.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la salmonelosis incluyen diarrea, fiebre y cólicos abdominales. Aparecen entre 6 horas y 6 días después de la infección, y la enfermedad suele durar de 4 a 7 días. La mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento. Pero la diarrea y la deshidratación pueden ser tan significativas que es necesario ir al hospital. Las personas mayores, los bebés y aquellos que tienen un sistema inmunitario deficiente corren el riesgo más alto.

Si usted solo tiene diarrea, generalmente se recuperará completamente, aunque podrían pasar varios meses antes de que sus evacuaciones sean totalmente normales. Un pequeño número de personas que se infectan con salmonelosis tienen artritis reactiva, una enfermedad que puede durar meses o años y puede convertirse en artritis crónica.

¿Cómo se diagnostica?

La salmonelosis se diagnostica en base a los antecedentes de salud y un examen físico. Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas, los alimentos que haya comido recientemente y su entorno de trabajo y de vivienda. Pueden hacerse un cultivo de heces y análisis de sangre para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se trata la salmonelosis?

La salmonelosis se trata manejando cualquier complicación hasta que pase. La deshidratación causada por la diarrea es la complicación más común. No suelen usarse antibióticos a menos que la infección se haya extendido.

Beba mucho líquido para prevenir la deshidratación. Opte por beber agua y otros líquidos claros hasta que se sienta mejor. Puede tomar sorbos frecuentes de una bebida rehidratante (como Pedialyte). Las bebidas gaseosas, los jugos de frutas y las bebidas deportivas contienen demasiada azúcar y no tienen la suficiente cantidad de los electrolitos importantes que se pierden durante la diarrea. Estas clases de bebidas no deberían usarse para rehidratar.

Cuando tenga ganas de volver a comer, comience con pequeñas cantidades de alimento. Esto le ayudará a obtener la nutrición adecuada.

¿Cómo se puede prevenir?

Para prevenir la salmonelosis:

  • No coma huevos crudos o mal cocidos. Los huevos crudos podrían usarse en algunos alimentos como la salsa holandesa casera, el aderezo para ensaladas César y otros aderezos, el tiramisú, el helado casero, la mayonesa casera, la masa para galletas y los glaseados.
  • Cocine los alimentos hasta que estén bien cocidos. Use un termómetro para carne para asegurarse de que los alimentos están cocidos a una temperatura segura. No use el color de la carne (como cuando ya no esté más "rosada") como indicación de que está hecha.
  • Evite la leche u otros productos lácteos crudos o sin pasteurizar.
  • Lave o pele las frutas y verduras antes de comerlas.
  • Evite la contaminación cruzada de alimentos. Mantenga las carnes que no están cocidas separadas de las frutas y las verduras, los alimentos cocidos y los alimentos listos para comer. Lávese bien las manos, y lave bien las tablas para cortar, las encimeras, los cuchillos y otros utensilios después de manipular alimentos sin cocinar.
  • Lávese las manos antes de manipular los alimentos y cada vez que vaya a manipular un alimento diferente.
  • No prepare alimentos para otros ni les sirva agua si usted tiene salmonelosis.
  • Lávese las manos después de estar en contacto con heces de animales. Dado que es particularmente probable que los reptiles porten la bacteria salmonela, lávese las manos inmediatamente después de manipularlos. Considere no tener reptiles (incluidas las tortugas) como mascotas, especialmente si tiene hijos pequeños o un bebé.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.