Síndrome nefrótico

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es el síndrome nefrótico?

El síndrome nefrótico es una señal de que sus riñones no funcionan correctamente. Como resultado, usted tiene:

  • Niveles altos de proteína en la orina.
  • Niveles bajos de proteína en la sangre.

También podría tener niveles altos de colesterol en la sangre.

El síndrome nefrótico no es una enfermedad. Es una señal de que algo está dañándole los riñones. Sin tratamiento, ese problema podría causar insuficiencia renal. Por lo tanto, es importante que obtenga tratamiento de inmediato.

¿Cuál es la causa?

Los riñones tienen vasos sanguíneos diminutos llamados glomérulos que filtran los desechos y el agua en exceso de la sangre. Los riñones sanos mantienen una cantidad adecuada de proteína en la sangre. La proteína ayuda a transportar el agua de los tejidos hasta la sangre. Cuando los filtros diminutos están dañados, pasa demasiada proteína de la sangre a la orina. Como resultado, se acumula líquido en los tejidos y causa hinchazón.

A menudo, el síndrome nefrótico es causado por:

  • Un tipo de enfermedad renal llamada nefropatía de cambios mínimos. Esta es la causa principal del síndrome nefrótico en niños. Los médicos no saben qué causa la nefropatía de cambios mínimos.
  • Diabetes. Esta es la causa más común del síndrome nefrótico en adultos.

Muchas otras cosas pueden causar daños en los vasos sanguíneos que dan lugar al síndrome nefrótico, incluyendo:

A veces, los médicos no saben cuál es la causa.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden incluir:

  • Hinchazón alrededor de los ojos o en los pies o los tobillos. Este es el síntoma más común.
  • Fatiga.
  • Aumento de peso (por la acumulación de líquido).
  • Espuma al orinar.
  • Pérdida del apetito.

¿Cómo se diagnostica?

Los médicos diagnostican el síndrome nefrótico utilizando:

  • Análisis de orina para medir la cantidad de proteína en la orina.
  • Análisis de sangre para medir la cantidad de proteína y colesterol en la sangre.
  • Una biopsia de riñón.

Es posible que también se le hagan otras pruebas para identificar la causa del síndrome nefrótico.

¿Cómo se trata el síndrome nefrótico?

El tratamiento tiene como objetivo revertir, desacelerar o prevenir un mayor daño renal. El tratamiento que usted necesite dependerá de su edad y del problema de salud que esté causando el síndrome nefrótico.

Algunas personas quizás no necesiten medicamentos si tienen un bajo riesgo de problemas o si están mejorando por sí solas. Otras podrían necesitar medicamentos para reducir la respuesta del sistema inmunitario del organismo. Estos incluyen:

  • Corticoesteroides, como prednisona.
  • Otros medicamentos inmunodepresores, como ciclosporina o ciclofosfamida.

El síndrome nefrótico puede dar lugar a otros problemas que pudieran necesitar tratamiento, incluyendo presión arterial alta, coágulos de sangre, y colesterol o triglicéridos altos. Usted podría necesitar medicamentos para tratar estos problemas, tales como:

  • Medicamentos para bajar la presión arterial y ayudar a proteger los riñones.
  • Diuréticos. Estos ayudan a reducir la acumulación de líquido en el cuerpo y a bajar la presión arterial.
  • Anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos de sangre (trombos).
  • Estatinas para bajar el colesterol alto.

Los niños pequeños que reciben tratamiento suelen mejorar y no tener problemas duraderos. Con frecuencia, el tratamiento no tiene tanto éxito en niños mayores o en adultos. Si sus síntomas son graves o regresan, es posible que usted necesite tratamiento durante meses o años, o incluso durante el resto de su vida.

Si el tratamiento no detiene el daño renal, usted podría llegar a tener enfermedad renal crónica.

¿Cómo puede cuidarse?

Colabore con su médico

  • Si su médico le recetó medicamentos, tómelos como se los recetaron, incluso después de que empiece a sentirse mejor. Llame a su médico si cree que está teniendo un problema con su medicamento.
  • Visite a su médico con regularidad para que le revise el funcionamiento renal.
  • Asegúrese de que su médico sepa acerca de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos herbarios que toma. Esto significa cualquier cosa que tome con o sin receta.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años. Y póngase cualquier otra vacuna que recomiende su médico.

Cómo cuidarse en el hogar

  • Reduzca su consumo de sal. Esto puede reducir la cantidad de agua que retiene su cuerpo.
  • Siga los consejos de su médico respecto a las cantidades de proteína y potasio que necesita en su dieta.
  • Tener síndrome nefrótico aumenta su riesgo de infecciones como peritonitis o infecciones respiratorias y cutáneas. Estos son algunos consejos para mantenerse saludable:
    • Lávese las manos a menudo, especialmente antes de comer y después de estar en lugares públicos.
    • Evite las personas que estén enfermas.
    • Use jabones suaves, como Dove o Cetaphil.
    • Use una loción hidratante después de bañarse. Puede usarla con más frecuencia si tiene la piel seca. Elija una loción sin alcohol.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.