Síndrome premenstrual

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) es un grupo de síntomas físicos o relacionados con el estado de ánimo que se presentan antes de su período menstrual todos los meses. Los síntomas comienzan aproximadamente entre 1 y 2 semanas antes del comienzo de su período y desaparecen los primeros días de su período. Es común tener sensibilidad mamaria, abotagamiento y dolores musculares algunos días antes de su período. Estos son síntomas premenstruales normales. Pero cuando los síntomas interfieren en su vida diaria, se llaman síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés).

¿Cuál es la causa?

El síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) está vinculado con los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual. Los médicos no están seguros de por qué los síntomas premenstruales son peores en algunas personas que en otras. El PMS puede ser hereditario.

¿Cuáles son los síntomas?

Las señales físicas comunes del síndrome premenstrual incluyen abotagamiento, hinchazón y sensibilidad en los senos (mamas), falta de energía, dolores de cabeza, cólicos y dolor en la parte baja de la espalda. También es común sentir tristeza, enojo, irritabilidad o ansiedad. Los síntomas pueden ocurrir aproximadamente entre 1 y 2 semanas antes del comienzo de su período. Estos síntomas desaparecen en los primeros pocos días de su período.

¿Cómo se diagnostica?

No hay una prueba única que pueda diagnosticar el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés). Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le hará un examen físico. Es posible que su médico quiera que usted lleve un registro por escrito de sus síntomas por 2 o 3 meses. Este se llama diario menstrual. Su médico puede usarlo como ayuda para diagnosticar el síndrome premenstrual.

¿Cómo se trata el síndrome premenstrual?

No hay un único tratamiento que funcione para todo el mundo. Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar. Estos cambios podrían incluir alimentarse de manera saludable, hacer ejercicio en forma regular y limitar el alcohol y la cafeína. Si estos cambios no ayudan para aliviar sus síntomas después de algunos ciclos menstruales, su médico puede recetar medicamentos para problemas como el abotagamiento o para síntomas más significativos del síndrome premenstrual.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Síntomas

Los síntomas premenstruales ocurren aproximadamente entre 1 y 2 semanas antes del comienzo de su período. Estos síntomas desaparecen en los primeros pocos días de su período. Muchos síntomas han sido vinculados con el síndrome premenstrual. Pueden variar mucho de ciclo a ciclo y ser peores en épocas de más estrés.

Los síntomas físicos comunes incluyen:

  • Abotagamiento, aumento de peso.
  • Fatiga, falta de energía.
  • Dolores de cabeza.
  • Cólicos, dolores musculares y articulares, dolor en la parte baja de la espalda.
  • Hinchazón y sensibilidad en los senos (mamas).
  • Antojos de alimentos, especialmente alimentos dulces o salados.
  • Dormir demasiado o muy poco.
  • Bajo deseo sexual.
  • Estreñimiento o diarrea.

Otros síntomas afectan el estado de ánimo y la conducta. Incluyen los siguientes:

  • Estado de ánimo triste o deprimido.
  • Ira, irritabilidad, agresión.
  • Ansiedad.
  • Inestabilidad emocional.
  • Estado de alerta disminuido, problemas para concentrarse.
  • Aislamiento de la familia y los amigos.

Qué ocurre

La mayoría de las personas tienen PMS por primera vez cuando tienen alrededor de 25 años. Pero puede comenzar con su primer período y puede continuar hasta la menopausia. Después de la menopausia, el PMS desaparece porque las hormonas están bajas y no se elevan y bajan cada mes.

Sepa más

Cuándo llamar a un médico

Llame a su médico si:

  • Los síntomas de PMS trastornan su vida en forma regular.
  • Se siente fuera de control debido a los síntomas de PMS.
  • Los tratamientos en el hogar no ayudan.
  • Los síntomas graves de PMS (como la depresión, la ansiedad, la irritabilidad, el llanto o los cambios en el estado de ánimo) no desaparecen un par de días después de que comienza su período menstrual.

Exámenes y pruebas

No hay una prueba única que pueda diagnosticar el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés). Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y le hará un examen físico. Es importante asegurarse de que sus síntomas no estén causados por alguna otra cosa. Por lo tanto podría necesitarse más de una visita para diagnosticar sus síntomas.

Es posible que su médico quiera que usted lleve un registro por escrito de sus síntomas por 2 o 3 meses. Este se llama diario menstrual. Puede ayudarle a observar cuándo comienzan sus síntomas, lo intensos que son y cuánto tiempo duran. Su médico puede usar este diario como ayuda para diagnosticar el síndrome premenstrual.

Los problemas tiroideos a veces causan síntomas parecidos a los del síndrome premenstrual. De modo que es posible que le realicen un análisis de sangre de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) para asegurarse de que la tiroides esté funcionando en forma adecuada.

Sepa más

Generalidades del tratamiento

Existen maneras para reducir sus síntomas de síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) y su impacto en su vida. No hay un único tratamiento que funcione para todo el mundo. Es posible que tenga que probar varios para encontrar las opciones adecuadas para usted.

El primer paso es hacer cambios en el estilo de vida. Esto consiste en alimentarse de manera saludable, limitar las cosas que empeoran sus síntomas (como la cafeína o el alcohol) o hacer ejercicio en forma regular.

Si todavía tiene síntomas de moderados a intensos después de probar tratamiento en el hogar por dos o tres ciclos, hable con su médico. Usted puede probar otras opciones de tratamiento. Estas pueden incluir tomar antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés) o anticonceptivos hormonales.

Sepa más

Cuidado personal

El cuidado personal para el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) significa practicar hábitos saludables, controlar el dolor y reducir el estrés. Cuando siga estos consejos, es mejor probar uno o dos a la vez. Esto la ayudará a determinar qué consejos son los más útiles.

  • Lleve un diario menstrual.

    Apunte sus síntomas, su intensidad, cuándo tiene su período y cuándo ovula. Esto puede ayudarla a identificar tendencias en su ciclo y a planificar por adelantado para enfrentar mejor sus síntomas.

  • Practique hábitos saludables.
    • Haga al menos 2½ horas de ejercicio moderado a la semana. El ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor y los síntomas del PMS relacionados con el estado de ánimo.
    • Coma una variedad de alimentos saludables. Esto puede incluir verduras, frutas, productos lácteos, cereales integrales y proteínas.
    • Limite los alimentos y bebidas que empeoran sus síntomas. Estos pueden incluir cosas como la cafeína, el alcohol o la sal.
    • Deje de fumar, si lo hace.
  • Controle el dolor.
    • Pregúntele a su médico si puede tomar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) como naproxeno o ibuprofeno para aliviar el dolor y reducir el sangrado menstrual. Trate de comenzar a tomar un AINE 1 o 2 días antes de cuando espera que comience el dolor. Los AINE actúan mejor cuando se toman antes y a intervalos regulares durante los días que tiene dolor.
    • Use un sostén con más soporte, como un sostén deportivo cuando tenga sensibilidad en los senos (mamas).
  • Reduzca el estrés.
    • Pruebe algunas técnicas de relajación, como ejercicios de respiración, yoga o masoterapia.
    • Practique una mejor administración del tiempo.
    • Duerma lo suficiente.
    • Forme un sistema de apoyo. Únase a un grupo de apoyo de personas que manejen el PMS. Con sus seres queridos, planee maneras de reducir las demandas que le hacen cuando tiene PMS.

Sepa más

Mire

Medicamentos

Si usted tiene síntomas premenstruales de moderados a intensos aun después de haber probado tratamiento en el hogar y cambios de estilo de vida, hable con su médico acerca del uso de medicamentos.

Los medicamentos que se usan con más frecuencia incluyen:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los AINE como ibuprofeno y naproxeno alivian el dolor y los cólicos premenstruales. También reducen el sangrado menstrual. Funcionan mejor cuando se toman antes del período de dolor premenstrual y durante este.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés). Los SSRI como citalopram, fluoxetina y paroxetina pueden ayudar a aliviar los síntomas físicos y emocionales del síndrome premenstrual. Puede tomarlos durante las semanas premenstruales solamente. O bien, puede tomarlos en forma continua.
  • Anticonceptivos hormonales. Pueden ayudar a aliviar los síntomas físicos y emocionales del síndrome premenstrual o del trastorno disfórico premenstrual (PMDD, por sus siglas en inglés).
  • Diuréticos. Pueden ayudar a reducir el abotagamiento y la sensibilidad mamaria si se toman durante las semanas premenstruales.

Sepa más

Otros tratamientos

La mayoría de las terapias complementarias no se consideran tratamiento estándar para el síndrome premenstrual. Pero podría hallar que una o más de ellas ayuda a aliviar algunos de sus síntomas. Antes de probar cualquiera de estas terapias, hable primero con su médico.

Algunas terapias complementarias que pueden ayudar con los síntomas del síndrome premenstrual incluyen:

  • Acupuntura o digitopresión.
  • Terapia con luz brillante.
  • Aceite de onagra.
  • Vitex.
  • Suplementos de calcio.

Sepa más

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.