Trombosis venosa profunda

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la trombosis venosa profunda?

La trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés) es un coágulo de sangre (trombo) en una vena profunda, por lo general, en las piernas. Estos coágulos requieren atención médica de inmediato.

Estos coágulos son peligrosos porque pueden desprenderse, desplazarse por el torrente sanguíneo a los pulmones y obstruir la circulación de la sangre en los pulmones (embolia pulmonar). Una embolia pulmonar a menudo es potencialmente mortal. La DVT también puede conducir a problemas duraderos. Puede dañar la vena y causar dolor, hinchazón y cambio de color en la zona cerca del coágulo.

La mayoría de las veces los coágulos de sangre se forman en las venas de las pantorrillas y de los muslos y, con menor frecuencia, en las venas de los brazos o las venas pélvicas. El diagnóstico y el tratamiento de una DVT en otras partes del cuerpo son similares.

¿Cuál es la causa?

Las causas de un coágulo de sangre (trombo) en una vena profunda (DVT, por sus siglas en inglés) incluyen circulación lenta de la sangre, la cual puede ocurrir cuando usted no está activo por largos períodos de tiempo y problemas anormales de coagulación, los cuales hacen que la sangre se coagule muy fácil o muy rápidamente. Una cirugía o una lesión a los vasos sanguíneos también pueden causar la formación de un coágulo de sangre.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la trombosis venosa profunda incluyen hinchazón de la pierna o el brazo afectados. La pierna o el brazo pueden hincharse, sentirse calientes o verse enrojecidos. La pantorrilla o el muslo pueden doler o estar sensibles. Es posible que el dolor empeore y perdure más, o que se vuelva constante. Si un coágulo de sangre es pequeño, es posible que no cause síntomas.

¿Cómo se diagnostica?

Si su médico cree que usted tiene DVT, probablemente le hagan una ecografía para medir la circulación de la sangre por las venas y ayudar a detectar cualquier coágulo que pudiera estar obstruyendo la circulación. También le hará un examen físico, y el médico le hará preguntas sobre sus antecedentes de salud.

¿Cómo se trata la trombosis venosa profunda?

El tratamiento para la trombosis venosa profunda suele consistir en tomar anticoagulantes por al menos 3 meses. El tiempo que los tome se basará en su salud, dónde está el coágulo de sangre y su riesgo de una embolia pulmonar. En el hogar, usted puede salir a caminar y puede mantener elevados la pierna o el brazo.

¿Cómo se puede prevenir la trombosis venosa profunda?

Para ayudar a prevenir la trombosis venosa profunda, podría tomar un anticoagulante. Después de una enfermedad o cirugía, puede intentar levantarse de la cama con frecuencia. Podría usar medias de compresión. Puede probar ejercicios para las piernas que ayudan a que la sangre fluya.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Causa

Las causas de un coágulo de sangre en una vena profunda (DVT, por sus siglas en inglés) incluyen:

  • Circulación lenta de la sangre. Esto puede ocurrir cuando no está activo por períodos prolongados de tiempo. Por ejemplo, pueden formarse coágulos si está paralizado, está postrado o si debe estar sentado durante un largo viaje en avión o en auto.
  • Problemas anormales de coagulación que hacen que la sangre se coagule muy fácil o muy rápidamente. Esto puede estar causado por ciertos problemas de salud, como cáncer o un trastorno genético de coagulación. El embarazo, los métodos anticonceptivos hormonales y la terapia hormonal también aumentan las probabilidades de que la sangre forme coágulos.
  • Cirugía o una lesión a los vasos sanguíneos. La sangre tiene más probabilidad de coagularse en las venas poco después de ser lesionadas.

Qué aumenta su riesgo

Muchos factores aumentan su riesgo de trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés). Estos incluyen:

  • Tener más de 40 años.
  • Tener sobrepeso.
  • No tomar medicamentos anticoagulantes como le fueron recetados.
  • Tener que permanecer en cama por más de 3 días (como en un hospital).
  • Estar sentado por mucho tiempo, especialmente al viajar largas distancias.
  • Estar embarazada, usar anticonceptivos hormonales o usar terapia hormonal.
  • Haberse operado recientemente o tener una lesión que haya involucrado las piernas, las caderas, el abdomen o el cerebro.
  • Tener ciertos problemas de salud, como cáncer, enfermedad vascular o un trastorno hereditario de coagulación.
  • Fumar.

Prevención

  • Ejercite las pantorrillas para ayudar a que la sangre fluya en las piernas. Apunte los dedos de los pies hacia la cabeza de modo que estire las pantorrillas; luego relájese y repita. Este ejercicio es bueno cuando usted permanece sentado durante mucho tiempo.
  • Después de haber tenido una enfermedad o una operación, levántese de la cama cuanto antes. Si necesita permanecer en cama, haga el ejercicio anterior cada hora mientras esté despierto.
  • Use medias especiales llamadas medias de compresión. Estas medias son más ajustadas en la zona del pie y son gradualmente más holgadas en la pierna. Muchos médicos recomiendan usar medias de compresión durante viajes de más de 8 horas.
  • Tome descansos cuando haga viajes largos. Detenga el automóvil y camine un poco. En viajes largos en avión, camine por el pasillo cada hora, y flexione y apunte los pies cada 20 minutos mientras esté sentado.
  • Tome medicamentos para prevenir los coágulos sanguíneos después de algunos tipos de cirugía, si su médico se lo recomienda. También puede usar estos medicamentos si hay una probabilidad de que se le formen coágulos de sangre.

Sepa más

Mire

Síntomas

La trombosis venosa profunda a menudo no causa síntomas. O podría causar solo síntomas muy leves. Cuando se presentan síntomas, estos incluyen:

  • Hinchazón en la zona afectada de la pierna o el brazo.
  • Enrojecimiento y calor en la zona afectada.
  • Dolor o sensibilidad. Tal vez tenga dolor solamente cuando se toca la zona afectada o cuando se para o camina.

A veces una embolia pulmonar es la primera señal de que tiene DVT.

Si su médico piensa que usted tiene DVT, probablemente le hará una ecografía. Tal vez necesite otras pruebas también.

Qué ocurre

Un coágulo de sangre (trombo) en una vena profunda (DVT, por sus siglas en inglés) puede desprenderse. Si lo hace, puede desplazarse a los pulmones y obstruir el flujo de sangre (embolia pulmonar). Esto es una emergencia.

El riesgo de una embolia pulmonar puede depender de la ubicación del coágulo de sangre. Es más probable que ocurra una embolia pulmonar si un coágulo de sangre se halla arriba o a la altura de la rodilla que si está en la pantorrilla. Pero si un coágulo de sangre está en la pantorrilla también hay posibilidades de que cause una embolia pulmonar.

Después de la primera vez que usted tiene DVT, hay riesgo de que tenga coágulos de sangre otra vez. Su riesgo puede depender de lo que causó la formación del coágulo y cómo se lo trató. Su médico lo tratará para intentar prevenir que se vuelvan a formar coágulos.

Si ha tenido DVT, usted tiene riesgo de una complicación dolorosa que se llama síndrome postrombótico. Los anticoagulantes pueden ayudar a reducir el riesgo de esta complicación.

Sepa más

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia si tiene síntomas de embolia pulmonar, entre ellos:

  • Falta de aire repentina.
  • Dolor agudo en el pecho que, a veces, empeora al respirar hondo o al toser.
  • Toser sangre.
  • Desmayos.
  • Pulso rápido o latidos cardíacos irregulares.
  • Ansiedad o sudoración.

Llame a su médico ahora mismo si tiene síntomas de DVT, entre ellos:

  • Hinchazón, sensación de calor o sensibilidad en los tejidos blandos de la pierna. La hinchazón también puede aparecer como una protuberancia a lo largo de un vaso sanguíneo que usted puede palpar.
  • Dolor en la pierna que empeora al estar de pie o al caminar. Esto es especialmente importante si también tiene hinchazón o enrojecimiento en la pierna.

Exámenes y pruebas

Si su médico cree que usted tiene trombosis venosa profunda, probablemente le hagan una ecografía para medir la circulación de la sangre por las venas y ayudar a detectar cualquier coágulo que pudiera estar obstruyendo la circulación.

Para ver si necesita una ecografía, el médico le hará un examen físico. Este incluirá una revisión del corazón y los pulmones, y una evaluación de las piernas en cuanto a calor, hinchazón, venas abultadas o cambios en el color de la piel.

Podrían usarse pruebas adicionales cuando los resultados de la ecografía no son claros. Estas pueden incluir la prueba de dímero D, una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Estas pruebas pueden ayudar a diagnosticar o excluir un coágulo de sangre.

Si su médico cree que usted pudiera tener una embolia pulmonar, podría hacerle una prueba de los pulmones.

Sepa más

Mire

Generalidades del tratamiento

Las metas principales del tratamiento de la trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés) son:

  • Prevenir que el coágulo de sangre aumente de tamaño.
  • Evitar que el coágulo de sangre se desplace a los pulmones (embolia pulmonar).
  • Prevenir el síndrome postrombótico. Esta es una afección que causa dolor, llagas e hinchazón de la pierna afectada.
  • Prevenir que reaparezcan los coágulos de sangre.

El tratamiento incluye medicamentos y cuidado personal.

Anticoagulantes

La DVT suele tratarse con medicamentos anticoagulantes. Estos medicamentos a menudo se llaman diluyentes de la sangre, pero en realidad no diluyen la sangre. Previenen los coágulos de sangre al aumentar el tiempo que tarda en formarse un coágulo de sangre. También ayudan a prevenir que los coágulos de sangre existentes sigan creciendo.

Usted podría tomar anticoagulantes por al menos 3 meses. El tiempo variará en función de su salud y su riesgo de embolia pulmonar.

Otros tratamientos

Para algunas personas pueden usarse otros tratamientos en el hospital. Estos tratamientos incluyen medicamentos trombolíticos, un procedimiento para extraer el coágulo de sangre (trombectomía) y filtros en la vena cava. Pero estos tratamientos no son comunes. Podrían usarse para personas que corren riesgo de tener graves problemas a causa de la DVT.

Cuidado personal

Su médico también puede recomendar cuidado personal para aliviar los síntomas. Este cuidado incluye:

  • Caminar varias veces al día.
  • Mantener elevados la pierna o el brazo.
  • Usar medias de compresión.

Sepa más

Cuidado personal

El tratamiento en el hogar para la trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés) se centra en:

  • Tomar anticoagulantes en forma segura.
  • Alivio de los síntomas.

Usted puede hacer algunas cosas para tratar su DVT en el hogar.

  • Tome anticoagulantes en forma segura.

    Si usted toma un medicamento anticoagulante, necesita tomar medidas adicionales para evitar problemas de sangrado.

    • Evite caídas y lesiones.
    • Dígales a sus médicos acerca de todos los demás medicamentos, suplementos y vitaminas que tome.
    • Hágase análisis de sangre con regularidad, si el médico se lo indica.
  • Camine varias veces al día, si es posible.

    Caminar puede ayudar a aliviar los síntomas como el dolor y la hinchazón.

  • Eleve la pierna o el brazo.

    Esto también ayuda con el dolor y la hinchazón.

  • Use medias de compresión si el médico las recomienda.

    Las medias de compresión son calcetines hechos especialmente a medida. Son más ajustados en el pie. Son menos ajustados a medida que suben por la pierna.

Su médico podría sugerirle que tome un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE), como ibuprofeno, para aliviar el dolor. No tome un AINE, a menos que su médico le diga que es seguro para usted.

Sepa más

Mire

Medicamentos

Los medicamentos anticoagulantes se usan para prevenir y tratar la trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés).

Estos medicamentos impiden que se formen nuevos coágulos (trombos). También impiden que los coágulos existentes sigan creciendo. No eliminan los coágulos ya existentes.

Se usan diferentes tipos de anticoagulantes. Hable con su médico acerca de qué medicamento es adecuado para usted.

Si está en el hospital, podrían administrarle un anticoagulante como pastilla, inyección o por vena mediante una vía intravenosa (IV). Después de volver a casa, tal vez tenga que aplicarse inyecciones por algunos días. Para el tratamiento a largo plazo, probablemente tome una pastilla.

Usted podría tomar anticoagulantes por al menos 3 meses. Podría tomarlos durante mucho más tiempo, tal vez incluso por el resto de su vida. El tiempo dependerá de su salud y su riesgo de embolia pulmonar.

Sepa más

Mire

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2021 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.