The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Consejos sobre hidratación cuando te prepares para correr

Artículo | Junio de 2017

Consejos sobre hidratación cuando te prepares para correr

La hidratación es más que calmar la sed

Al prepararse para un maratón o medio maratón, beber la cantidad adecuada de agua antes, durante y después de hacer ejercicio es importante y tiene un efecto directo sobre el desempeño. Teniendo esto en cuenta, es posible que te preguntes cuánta agua hay que tomar y en qué momento.

Desafortunadamente, no es tan simple. No hay una única respuesta debido a que cada persona es diferente. No obstante, hay algunas medidas que se pueden poner en práctica para hidratarse como corresponde.

Establece metas

La meta general es minimizar la deshidratación sin tener que tomar demasiado. Algunos dicen que la cantidad adecuada es unas trece tazas diarias de líquido para los hombres y unas nueve para las mujeres. Otros se rigen por la regla de “ocho por ocho”: tomar ocho vasos diarios que contengan ocho onzas de líquido. La cantidad de líquido necesaria también puede depender de la actividad que uno haga, el clima en que viva y el estado de salud que tenga.

Rehidrátate mientras corres

La deshidratación se produce cuando no se reemplaza adecuadamente el líquido que se pierde a través de la sudoración. Beber agua es la única manera de rehidratarse y refrescar el cuerpo de adentro hacia afuera, así que asegúrate de tomar agua en lugar de mojarte la cabeza. Por último, para rehidratarse tras la actividad física, se debe tomar suficiente líquido como para reemplazar el que se ha perdido durante el ejercicio.

Otras maneras de hidratarse

  • Evita el consumo de sal: el mantenimiento de un nivel bajo de sodio contribuye a maximizar los fluidos corporales.
  • Disminuir el consumo de cafeína: el café regular, así como los refrescos, las bebidas energéticas y los geles cafeinados, pueden estimular la energía, pero es posible que afecten el rendimiento luego de un tiempo.
  • Beber en días calurosos y fríos: sudas en clima frío y en clima cálido, por lo que no hay que dejarse engañar si el pronóstico indica tiempo fresco. Es igual de importante hidratarse durante los maratones en días fríos que en los días sofocantes.

Presta atención a las señales

Prácticamente todos los tipos de actividad física tienen el potencial de producir deshidratación. Presta atención a las señales de deshidratación, entre ellas:

  • Sed intensa y piel ruborizada
  • Fatiga prematura y menor capacidad de ejercicio
  • Elevación de la temperatura corporal, frecuencia más alta del pulso y mayor ritmo de la respiración

En resumen, aunque no existe una única fórmula de hidratación que funcione para todo el mundo, mientras más conozcas sobre tu cuerpo y la cantidad de líquido que necesita, mejor capacitado estarás para mantenerte hidratado adecuadamente.

Woman with water bottle

La información ofrecida es solo para fines educativos. No constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu médico para obtener asesoramiento y orientación sobre salud apropiados, incluso antes de comenzar una nueva dieta o programa de ejercicios.